martes, 30 de julio de 2013

Crítica: Guerra Mundial Z - World War Z


Título: Guerra Mundial Z - World War Z
Año: 2013
Genero: Terror
Duración: 116 min
Director: Marc Forster
Guión: Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard y Damon Lindelof según la novela de Max Brooks
Música: Marco Beltrami
Interpretes: Brad Pitt, Mireille Enos, David Morse, James Badge Dale,  Peter Capaldi, Moritz Bleibtreu
Nota: 4
Sinopsis: Garry Lane, trabajador de Naciones Unidas viajará por el mundo intentando encontrar el origen de la pandemia zombie. Encontrando al paciente cero será posible encontrar una vacuna.






Crítica:
Max Brooks hijo de Mel Brooks y Anne Bancroft publicó en septiembre del 2003 en Estados Unidos su "Guía de supervivencia zombie", un simpático manual para luchar y protegernos ante una pandemia zombie. En la actualidad vivimos todo un resurgimiento del género zombie, haciendo que por desgracia mucha gente que se declara fanática del género casi no sepa quien es George A. Romero o no conozca la figura de Lucio Fulci por citar solo dos ejemplos (Recomiendo la lectura de "Cine Zombi" de Ángel Gómez Rivero con prólogo de Jorge Grau, un gran resumen sobre el cine de terror zombie). Y es que además del trabajo de Danny Boyle con "28 días después" (Aunque aqui no hay zombies si no infectados, la irregular cinta de Boyle es bastante entretenida a pesar de esas dos partes tan diferenciadas y desiguales que restan calidad al producto final, y es que tras un arranque que volveremos a ver en los comics de "The Walking Dead", el  encuentro de los protagonistas con un grupo de militares marca un antes y un después en la cinta resultando mas interesante lo que ocurre antes de dicho encuentro ya que a Boyle parece que la película se le acaba yendo de las manos),  de Zack Snyder y su "Amanecer de los muertos" (La mejor película de Snyder, eclipsada injustamente por "300" o "Watchmen" y  de la que "Guerra Mundial Z" es deudora en su arranque, solo hay que ver lo que se parecen las escenas de ambas películas con el matrimonio durmiendo en la cama y la aparición de una niña en el pasillo aunque dichas escenas tengan un desarrollo completamente diferente. Como curiosidad Romero, director de la cinta original, al ser preguntado por el remake comentó que le parece una entretenida película de acción pero que no aporta nada nuevo al mensaje que nos ofrecía la original), y de los comics de "The Walking Dead" de Robert Kirkman así como la serie de televisión basada en ellos, hay que sumar los libros escritos por Max Brooks, el ya mencionado "Guía de supervivencia Zombie" y "Guerra mundial Z" que han servido para el resurgimiento del cine y de la literatura zombie, haciendo de este género algo accesible a casi todo tipo de públicos. Ahora nos llega la adaptación a la pantalla grande de la novela de Brooks "Guerra Mundial Z" de la mano de Marc Forster como director y de Brad Pitt como productor y estrella absoluta de una película prefabricada para su exclusivo lucimiento


Hay que distinguir entre "Guerra mundial Z" de Max Brooks y la película basada en la novela. No estamos ante la típica una discusión acerca de si es mejor el libro o la novela. Personalmente no me gusta la adaptación que han hecho de la novela de Brooks, en el original diversos personajes nos cuentan usando entrevistas personales la guerra que se libró contra la pandemia zombie. Estas entrevistas realizadas por un miembro de Naciones Unidas usadas de manera cronológica daban una visión global de la lucha de la gente contra los zombies y mostraban como la pandemia afectó a nivel personal, político o religioso. Toda esta riqueza de personajes y situaciones se han perdido en su adaptación a la gran pantalla. Brad Pitt interpreta a Garry Lane un trabajador de Naciones Unidas que viaja por el mundo intentando encontrar al paciente cero y asi dar con una vacuna. De una historia coral hemos pasado a una historia que se centra única y exclusivamente en la figura de Garry Lane. Si Brad Pitt quería rodar una película aprovechándose de la moda zombie podía haber comprado los derechos de la novela "Paciente Cero" de Jonathen Maberry. A la vista del resultado su personaje en "Guerra Mundial Z" esta mas cercano al protagonismo de Joe Ledger en la novela de Maberry que de cualquiera de los personajes de la novela de Brooks.


Marc Forster, ampliamente criticado por su muy floja "Quantum of Solace", no parece que sea el director adecuado para poner en imágenes la novela de Brooks. Pero el mayor problema de "Guerra mundial Z" no es el exclusivo protagonismo de Pitt o la fallida elección de Forster como director o todos los problemas de producción que sufrió la película, el mayor problema es el zombie que Forster nos muestra en la película. A medio camino entre el zombie mostrado por Snyder en "Amanecer de los muertos" (Aquí los muertos no se mueven lentamente como cabria esperar de un cuerpo en estado de descomposición si no que corren incluso mas rápido que muchos de nosotros) y el infectado de "28 días después" (la reacción de estos al ruido es propia de un estado de rabia e ira como la que mostraban los infectados de la película de Boyle) estos no producen en nosotros ninguna sensación de miedo o angustia, vital para poder "disfrutar" de una película de estas características, si no un extraño sentimiento acerca de que se le ha pasado al director por la cabeza para rodar escenas tan ridículas como esa montaña de zombies escalando un muro o cayendo cual tsunami por las calles de Jerusalén. En toda película de zombies queremos dos cosas: pasar miedo, cuanto mas mejor y ver gore, en "Guerra mundial Z" no hay ninguna de las dos cosas. Estamos ante una película de zombies demasiado blanca, demasiado preparada para gustar a todo tipo de públicos que resultará harto decepcionante para todos aquellos a los que nos gusta este género. Si al menos estuviéramos ante una película entretenida que funcionara como película de acción o aventuras nos olvidaríamos de lo flojo que resulta el conjunto. Es una lastima que una gran novela como la de Brooks haya sido adaptada de manera tan floja a la gran pantalla.


Lo mejor: El primer encuentro de Pitt y su familia con los zombies
Lo peor: Decepcionara a los fanáticos del género

domingo, 28 de julio de 2013

Crítica: Colonia V- The Colony


Título: Colonia V - The Colony
Año: 2013
Genero: Acción - Ciencia Ficción - Thriller
Duración: 95 min
Director: Jeff Renfroe
Guión: Jeff Renfroe, Patrick Tarr, Pascal Trottier y Svet Rouskov
Música: Jeff Danna
Interpretes: Kevin Zeges, Laurence Fishburne, Bill Paxton, Charlotte Sullivan, Dru Viergever, John Tench, Atticus Dean Mitchel
Nota: 4,5
Sinopsis: En hielo y la nieve han cubierto la superficie terrestre. Los pocos supervivientes malviven en colonias intentando sobrevivir casi sin alimentos y con el constante miedo de sufrir enfermedades entre los habitantes de la colonia.



Crítica:
Jim Mickle rodó la agradable "Stake land" una pseudo-versión de la película "The Road" que adaptaba la novela homónima de Cormac McCarthy. Pero si el autor de la novela presentaba un mundo asolado donde la falta de comida y la lucha por la supervivencia llevaba a mas de uno al canibalismo, en "Stake Land" Mickle cambió la amenaza de los canibales y el hambre por la de los vampiros. Tan parecidas eran ambas películas que muchos de los temas de la banda sonora de "Stake Land" parecían compuestos por Nick Cave y Warren Ellis autores de la banda sonora de "The Road" o de otras grandes bandas sonoras como la de "The propositon" o "El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford". Ahora en este intento de versionar "The Road" nos llega esta película donde el director Jeff Renfroe parece que ha querido llevar la idea un poco mas allá juntando "The Thing" y "The Road".


En un mundo donde la nieve ha cubierto la superficie terrestre, los pocos humanos que sobreviven lo hacen en pequeñas colonias. La falta de alimentos, de medicinas y la amenaza de enfermedades entre los miembros de la colonia hacen que la convivencia resulte cada día mas difícil. Igual que ocurría en "The Thing" un grupo de personas se encuentran aisladas en medio de la nieve y el hielo, e igual que en esta un hecho desencadenará que los protagonistas viajen a la colonia/base cercana para investigar los extraños sucesos allá acaecidos. Pero mientras en "The Thing" la amenaza que proviene de la base noruega era un alienigena desenterrado del hielo, en "The colony" la amenaza es un grupo de caníbales dispuestos a todo con tal de alimentarse. Las influencias de otras películas no acaban aquí, es inevitable pensar en el vampiro interpretado por Danny Huston en "30 días de oscuridad" al ver al jefe de los caníbales, pero por desgracia Renfroe no ha conseguido un personaje a la altura del de Huston en la película de David Slade.


Es una lastima que la película transcurra de manera tan impersonal y vacía, resultando un tanto aburrida como película de acción, fallida como película de ciencia ficción y del todo decepcionante como película que intenta analizar el comportamiento humano en situaciones extremas. Esta indefinición y la falta de carisma de su protagonista hacen de "The Colony" un producto fácilmente olvidable. Su visionado no requiere gran esfuerzo, de hecho la mayoría de nosotros lo veremos con el piloto automático puesto, y no vamos a encontrar ninguna escena memorable o que nos vaya a impactar (Por lo menos en el buen sentido porque el único momento un poco gore de la película resulta tan cutre que produce vergüenza ajena). Los apuntes que hace Renfroe acerca del aislamiento de las personas quedan como un vacuo intento de analizar las reacciones en situaciones extremas. No vamos a encontrar ninguna novedad en la presentación y desarrollo del conflicto, como siempre una persona desacreditará al jefe de la colonia con la idea de ocupar su puesto. La degeneración de este personaje complicará aún mas la situación de la colonia en su intento por hacer frente a la horda de caníbales.


Tema aparte merece la música de Jeff Danna. Como suele ser habitual la música compuesta por este autor se escucha fácilmente pero ya sea por sus composiciones o por la torpeza de los directores, su música no acaba de encajar del modo deseable en alguna de las escenas y esta película no va a ser una excepción. "The Colony" es un producto que hay que ver casi con inocencia, sin exigirle demasiado sino puede resultar del todo decepcionante. Estamos ante una película que olvidaremos en cuanto aparezcan los títulos de crédito finales.



Lo mejor: La escena del puente
Lo peor: La falta de carisma del protagonista.

jueves, 25 de julio de 2013

Crítica: Frontière(s)


Título: Frontière(s)
Año: 2007
Genero: Thriller - Terror
Duración: 108 min
Director: Xavier Gens
Guión: Xavier Gens
Música: Jean-Pierre Taieb
Interpretes: Karina Testa, Samuel Le Bihan, Estelle Lefébure, Aurêlien Wiik, Maud Forget, David Saracino, Chems Dahmani
Nota: 5,5
Sinopsis: Huyendo de la policía  un grupo de jóvenes delincuentes se hospedaran en un hostal regentado por un grupo de neo-nazis.






Crítica:
Xavier Gens tiene el honor de ser uno de los directores de cine más mal rolleros de la actualidad. Si Pascal Laugier dejó el listón muy alto con "Martyrs" para acabar dirigiendo una muy comercial pero apreciable cinta de intriga en Estados Unidos "El hombre de las sombras" que rompía radicalmente con las sensaciones que manejó en su anterior cinta o si el dúo Bustillo y Maury hacían lo propio impactándonos con "À l'intérieur" para después dirigir la infravalorada "Livide", película lastrada por un largo arranque que resultó decepcionante para muchos de los seguidores de la opera prima de la pareja, Xavier Gens y a pesar de su lamentable "Hitman" se mantiene fiel a su exploración de la violencia y de la degradación humana por motivos tanto propios como ajenos. En "The Divide", el director explora los efectos del aislamiento y la carencia de alimentos en un grupo de personas haciendo de su visionado una experiencia no precisamente agradable. El mayor problema de esta cinta no solo radica en la dureza de lo que nos cuenta (que se apoya en una soberbia banda sonora que remarca una gran gama de sentimientos), sino también en ciertos momentos en los que la historia no parece avanzar de manera fluida unido además con una excesiva duración que hace que la sensación de agobio y angustia durante tanto tiempo resulte difícilmente digerible para mucha gente.


Su corto "X is for XXL" para "The abc's of the death" aplaudido por su toque gore haciendo que muchos dejaran de lado la dramática historia que Gens contaba: un personaje torturado por el mundo que le rodea, la desesperación llevada al extremo nos dejaba una de las mejores historias de la película, una pequeña obra maestra que merece la pena ver. La opera prima del director francés "Frontière(s)" no posee la carga emocional de "The Divide" o de "X is for XXL" y en ella Gens nos presenta una historia hiperviolenta que no deja de ser una nueva versión de películas como "La matanza de Texas": Huyendo de la policía un grupo de jóvenes se refugiará en un hostal regentado por una familia de neo-nazis que no tienen otro entretenimiento que torturar a todo aquel que llega a su acogedor hostal. "Frontière(s)" a pesar de no aprovechar todos los recursos que se nos presentan (los hijos que malviven en la mina, la piara de cerdos que parece que nos va a regalar una escena a lo "Hannibal" de Ridley Scott) o ciertas incoherencias del guión que no acabamos de entender (un nazi que quiere mantener la pureza de la raza pero que parece que no le acaba de incomodarle que la chica tenga raíces árabes o ¿Por que cortarle los tendones a alguien para que no pueda correr y escaparse si lo vas a matar acto seguido?... Parece que por momentos Gens esta más interesando en impactar que en mostrar cierta lógica) Pero al igual que ocurría con "Livide" de Bustillo y Maury, en "Frontière(s)" nos encontramos con un inicio excesivamente largo... siempre en este tipo de películas (véase el claro ejemplo de "Hostel") la presentación de los personajes cuya vida nos da absolutamente igual se hace un tanto pesada. Cuando vamos a ver este tipo de películas queremos ver acción, violencia y sangre y no que el director se pierda intentando presentarnos a unos personajes que salvo excepciones resultan excesivamente planos.


Pero donde Xavier Gens muestra una gran torpeza es a la hora de intentar dar contenido social a su película. Si en "X is for XXL" el director mostraba de manera brillante el drama de una mujer obesa en una sociedad obsesionada con la belleza y la delgadez, en "Frontière(s)" el intento de mezclar crítica social con violencia mostrando los conflictos sociales en Francia debido al avance de la extrema derecha junto con el grupo de neo-nazis que torturan a los protagonistas se queda excesivamente vacío y cojo, dando la sensación que la buena intención de Gens de dotar a su película de un mensaje y así diferenciarla de otras películas parecidas no acaba de cuajar... Igual hubiera sido mas correcto que Gens se hubiera centrado en la acción y la violencia pura y dura dejando de lado todo intento de dar un mensaje a su película. Con todo "Frontière(s)" es una película de terror que hará las delicias de todos aquellos aficionados a las películas con grandes dosis de violencia que nos deja grandes escenas (ese chico colgado boca abajo por los tobillos) y que se apoya en el gran trabajo de su actriz protagonista, una Karina Testa en estado de gracia. Gens no traiciona a su cine por lo que se alguien se ha acercado al particular universo del director de cine francés y no lo ha soportado hará bien en dejar de lado este "Frontière(s)" y centrarse en otro tipo de película.



Lo mejor: Una gran Karina Testa
Lo peor:  El intento de dar un mensaje a lo que estamos viendo.

domingo, 21 de julio de 2013

Crítica: Expediente Warren: The Conjuring


Título: Expediente Warren: The Conjuring
Año: 2013
Genero: Thriller - Terror
Duración: 112 min
Director: James Wan
Guión: Chad Hayes y Carey Hayes
Música: Joseph Bishara
Interpretes: Vera Farmiga, Patrick Wilson, Lili Taylor, Ron Livingston, Shanley Caswell, Joey King, Hayley McFarland, Mackenzie Foy
Nota: 6,5
Sinopsis: La familia Perron se ha trasladado a vivir a una casa en el campo. Lo que parece un maravilloso lugar para vivir se transformará en una pesadilla cuando un malvado espíritu los acose. Ed y Lorraine Warren, investigadores de temas paranormales,  acudirán en su ayuda.






Crítica: 
James Wan ha madurado como director. En el 2012, Wan dirigió una película de terror titulada "Insidious" en la que con un gran arranque conseguía introducirnos poco a poco en una atmósfera malsana reflejo de la situación en la que se encontraba la familia protagonista. Pero "Insidious" estaba lastrada por una más que lamentable caracterización de los espíritus y, especialmente, por una parte final del todo decepcionante (ese viaje al mas allá resulta de todo menos terrorífico) dejando una extraña sensación acerca de lo que pudo haber sido la película y no lo es debido a los excesos propios del director. Ahora y a la espera de ver lo que ha hecho con "Insidious: Chapter 2" (Personalmente me sorprende que haya una segunda parte de esta película y más viendo como acabó la primera, ¿tendrá Nick Cave algo que ver con el guión de esta segunda parte?.. Wan ha conseguido que mi interés por esta secuela aumente día a día...) y de la mano del mismo protagonista de esta, Patrick Wilson (Recomiendo recuperar "Hard Candy"), nos llega ahora "Expediente Warren: The Conjuring". Como en "Exorcismo en Georgia" ("The haunting in Connecticut 2: Ghost in Georgia") Wan nos presenta a una familia que se traslada a vivir a una casa en medio del campo, pero todo aquello que hacia del entorno algo bucólico se transformará en una horrible pesadilla cuando una malvada presencia acose a la familia protagonista.


Pero aquello que hemos visto una y mil veces esta dirigido de manera sobria y sensata por parte de Wan, dejándonos grandes planos y secuencias (Ese magistral plano secuencia donde se nos muestra a toda la familia y se nos enseña la casa al principio de la película o esa escalofriante primera aparición del espíritu...). Wan se muestra conciso en su empleo del tiempo y de los sustos, no debemos olvidar que estamos ante una película de terror del subgénero casa encantada y posesiones y por tanto llena de los clichés de este género por lo que el director nos deleita con un gran número de puertas que chirrían, constantes efectos sonoros que suben de volumen conforme se acerca el momento del susto... pero es de agradecer que aquí no hay ningún gato que sale de la oscuridad para asustarnos. Wan se guarda estos recursos para ir utilizándolos poco a poco y como suele ser habitual en este tipo de cine acabar con una gran traca final. El director como ya hizo en "Insidious" ha intentado dotar de entidad a la familia protagonista y a la pareja formada por Wilson y Farmiga, haciendo de los personajes algo cercano y accesible para lo que ha dedicado un gran tiempo del metraje y asi presentarnos a los protagonistas e introducirnos poco a poco en el terror que sufren al morar en esa casa. Y esa es la palabra clave en "Expediente Warren: The conjuring" poco a poco, y este hecho puede llevar a mas de uno a sentirse un tanto decepcionado ante "Expediente Warren: The conjuring", no estamos ante una película que nos vaya a hacer saltar de la butaca desde el comienzo, Wan se toma su tiempo para contarnos la historia, lo bueno se hace esperar. Pero a diferencia de "Exorcismo en Georgia", "The Conjuring" consigue que el tiempo necesario para que la historia evolucione resulte muy interesante, apoyado por esos breves apuntes en la vida de los Warren (El director no se centra exclusivamente en la vida del matrimonio y sus hijas en la casa...) y sobre todo porque Wan ha conseguido que actores de la talla de Patrick Wilson, Vera Farmina y Lili Taylor den vida al matrimonio Warren y a la madre de la familia acosada por los espíritus (Es de agradecer que una actriz como Lili Taylor se congratule con el cine de terror y consiga que olvidemos que fue una de las protagonistas de la muy lamentable "La guarida" de Jan de Bont)


El mayor problema de "Expediente Warren: The conjuring" es que esta historia no deja de ser una variante de la misma película una y mil veces vista por lo que vamos a tener cierta sensación de déjà-vu durante gran parte del metraje. Imposible no pensar en "The Awakening" ("La maldición de Rookford") cuando el personaje de Vera Farmiga se acerca al borde del lago, en la ambientación de "Insidious" (Volvemos a ver otra vez una imagen parecida, Patrick Wilson con presencia maligna al fondo), en "Terror en Amityville" (aquí el reloj se para a las 3:07 y no a las 3:15), en la sobriedad de "Al final de la escalera" o en tono mas jocoso en "Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario", tenemos armario y bruja solo falta el león. El hecho de estar basada en hechos reales ya no es algo que nos transmita ningún tipo de emoción y/o terror, de hecho lo que ahora realmente seria sorprendente seria ver una película de este tipo sin dicha coletilla. Es de agradecer que al final de "Expediente Warren: The conjuring" se muestren imágenes del matrimonio Warren y de la familia que vivió esos espeluznantes hechos, y es digno de mención que los nombres de los actores se muestren encima de las imágenes reales de aquellos a los que interpretan. Un gran detalle.


"Expediente Warren: The Conjuring" es una sobria película, dirigida con pulso, con un ritmo que va creciendo con forme avanza la misma y donde Wan ha conseguido mantener a raya sus tics y los excesos que ya mostró en "Insidious". Por mucho que James Wan vaya a dirigir la próxima película de la saga "Fast and Furious" este corre el riesgo de encasillarse en este tipo de cine. Junto con las dos partes de "Insidious" y "Dead Silence" esta ya es la cuarta película de su carrera sobre el mismo tema. Esperemos que aunque la taquilla responda, Wan no acabe rodando una y mil veces la misma película, si se controla tiene talento suficiente, ahí esta "Sentencia de muerte" gran película con un no menos grande Kevin Bacon..



Lo mejor:  El ataque del espíritu a una de las chicas...da miedo..
Lo peor:  No dejamos de estar ante algo que ya hemos visto una y mil veces.

jueves, 18 de julio de 2013

Crítica: The East


Título: The East
Año: 2013
Genero: Thriller
Duración: 116 min
Director: Zal Batmanglij
Guión: Zal Batmanglij y Brit Marling
Música: Halli Cauthery y Harry Gregson-Williams
Interpretes: Brit Marling, Alexander Skarsgard, Ellen Page, Toby Kebbell, Patricia Clarkson, Shiloh Fernandez, Hillary Baack, Aldis Hodge
Nota: 7
Sinopsis: Una empresa privada de investigación infiltrará a una de sus agentes en un grupo anarquista que ha amenazado con llevar a cabo tres actos terroristas contra multinacionales que amenazan al medio ambiente con sus malas practicas.




Crítica:
Brit Marling y Zal Batmanglij vuelven a juntarse para escribir el guión de "The East" tras el buen sabor de boca que dejó "Sound of my voice" su anterior colaboración y que en España se pudo ver en el pasado festival de Sitges. "The East" es una buena película pero que argumentalmente hablando es excesivamente deudora del anterior proyecto del tándem Marling-Batmanglij. En ambas películas nos encontramos ante dos grupos y un mismo conflicto: Una secta en "Sound of my voice" y un grupo anarquista que defiende el ecoterrorismo en "The East" en los cuales se infiltrarán bien unos periodistas para intentar descubrir que hay de cierto en el mensaje que transmite la secta, bien una joven investigadora salida del FBI con la idea de fichar a los miembros del grupo anarquista y descubrir cuales van a ser sus siguientes actos terroristas. Es claro el nexo común de las dos películas escritas por Marling y Batmanglij, en ambas una o varias personas se infiltrarán en grupos con los cuales, en principio, no comparten absolutamente nada, y en ambas historias dichos grupos están dirigidos por personas con un gran poder de seducción, capaces de compartir sus planteamientos con el resto de los miembros del grupo y conseguir que nosotros como espectadores nos planteemos hasta que punto sus seguidores comparten sus ideales o se han dejado llevar por personalidades tan arrolladoras. Desde este punto de vista, la historia que nos presentan es del todo decepcionante, no estamos mas que ante otra vuelta de tuerca de todos los conflictos presentados por Marling y Batmanglij en su anterior película, el conflicto que siente el protagonista ante los miembros de la secta o del grupo anarquista y sus sentimientos ante esa extraña mujer que dice que ha viajado en el tiempo o ante el líder del grupo anarquista. Por momentos parece que estemos ante una extensión de "Sound of my voice". "The East" producida por los hermanos Scott ha dado mas medios a la pareja para poder desarrollar todos aquellos temas que quedaron apuntados en su primera película juntos. Tan parecidas resultan ambas películas que tanto en "Sound of my voice" como en "The East" se explora el conflicto de pareja producido por la influencia de la secta o del grupo anarquista.


Dejando de lado estas más que llamativas coincidencias que hay entre ambas películas, no podemos olvidarnos de que el guión esta coescrito por Brit Marling, una de las actrices y guionistas jóvenes más prometedoras que hay actualmente y que nos ha dejado pequeñas maravillas como "Another Earth" y la ya mencionada "Sound of my voice", por lo que nos vamos a encontrar ante una historia que, aunque tenga ciertas escenas no desarrolladas correctamente o personajes sobre los que nos gustaría que se profundizara más, posee una calidad muy por encima de la media. Si a eso sumamos un gran reparto donde destaca una magnifica Ellen Page, que consigue robar el casi exclusivo protagonismo de Brit Marling en esa escena que explora su conflicto paterno-filial y ante un gran Alexander Skarsgard, nos encontramos ante una gran película por la que merece pagar el precio de una entrada. Estamos ante una propuesta realmente interesante.


Tema aparte son las críticas que ha recibido la película. En muchas de ellas se ha criticado el hecho de defender el medioambiente atacando a grandes multinacionales. Personalmente creo que no se ha profundizado correctamente en la película con esa crítica y por lo tanto nos hemos quedado en la superficie. No hemos de analizar si los hechos son justificables o no. Recordemos que sus ataques consisten en suministrar un medicamento a los directivos de una empresa farmacéutica y obligar a bañarse a los directivos de otra empresa en un lago contaminado, eso si con secuestro de por medio. Es difícil no pensar en que el medicamento suministrado provocó el suicidio  de una persona y graves problemas de salud en al menos otra mas. También es difícil no pensar en que el agua contaminada provocó la muerte de un niño de cinco años. Desde este punto de vista Marling y Batmanglij nos manipulan para que, independientemente de nuestra forma de pensar, veamos justificados los actos que llevan acabo los miembros del grupo. Pero lo que hay que analizar no son los hechos en si, si no las motivaciones que les hace hacer lo que hacen: la excusa de defender la naturaleza para justificar una venganza personal contra aquellos que dañaron a los tuyos, la lucha contra la farmacéutica se basa en que dicho medicamento provocó el suicidio de la hermana de uno de los miembros del grupo y el ataque contra la siguiente multinacional deja ver que existe un conflicto paterno-filial que va mas allá de la defensa de la naturaleza. Al finalizar el visionado de "The East" tendríamos que dejar de lado si los actos cometidos por el grupo están justificados para defender el medioambiente, si no plantearnos si dichos actos no son más que una mera excusa para llevar a cabo una venganza personal. Este es el quid de la película y aquello que nos puede llevar a una ambigüedad moral que nos puede hacer replantearnos aquello que hemos visto. Creo que esta ambigüedad hace de "The East" una película todavía mas estimulante, de la que se puede disfrutar durante todo su metraje en una sala de cine y una vez acabada la proyección delante de un café hablando sobre lo que acabamos de ver. Si una película  independientemente de lo que cuente consigue que hablemos largo y tendido sobre ella es por algo y este "The East" tiene ese algo que la hace diferente a las demás.




Lo mejor: Ellen Page en el borde del río.
Lo peor: Sus mas que evidentes paralelismos con "Sound of my voice"

miércoles, 10 de julio de 2013

Crítica: Antes del anochecer


Título: Antes del Anochecer - Before Midnight
Año: 2013
Genero: Drama
Duración: 108 min
Director: Richard Linklater
Guión: Richard Linklater, Ethan Hawke y Julie Delpy
Música: Graham Reynolds
Interpretes: Ethan Hawke, Julie Delpy, Seamus Davey-Fritzpatrick, Jennifer Prior, Xenia Kalogeropoulou, Walter Lassally, Charlotte Prior
Nota: 9
Sinopsis: Hace casi dos décadas que Jesse y Celine se conocieron en un tren en Austria. Hoy nos volvemos a encontrar con la pareja en Grecia donde nos seguirán haciendo participes de sus ilusiones y sus miedos.





Crítica:
"Antes del anochecer" no va a sorprender a todos aquellos que seamos seguidores de las películas de Linklater, Hawke y Delpy. Diálogos en los que muchos nos podemos ver reflejados, verborrea sincera y directa y una excelente química entre los dos protagonistas que comparten con nosotros su visión de la vida, de la madurez y de lo que supone compartir tu vida con otra persona, tanto en lo bueno como en lo malo.  Y si al comienzo de "Una pistola en cada mano", Eduard Fernandez y Leonardo Sbaraglia comentan que nunca nadie nos avisó de que todo iba a ser tan difícil, que las decisiones tomadas tuvieran tantas consecuencias y que solo a posteriori íbamos a ser totalmente consciente de ellas. Y estas decisiones al asimilarlas y tomarlas como propias pueden afectar tanto al que las ha tomado como a la persona con la que compartes tu vida. Esta misma frase, esa misma sensación acerca de lo  difícil que es tomar la decisión correcta o la equivocada y asumirlo sin echártelo en cara o echárselo en cara a la otra persona impregna a la nueva película de Linklater.. nadie nos dijo que todo iba a ser tan difícil y nadie se lo dijo tampoco ni a Jesse y a Celine.


Hawke y Delpy casi monopolizan la película, como en las dos partes anteriores todo gira entorno a ellos dos, protagonistas casi únicos pero acompañados de unos secundarios que nos regalan una escena que parece sacada directamente de "Las invasiones bárbaras" de Denis Arcand. Un grupo de amigos reunidos entorno a una copiosa comida hablaran sobre el amor, sobre el sexo, las diferencias en el sentir de hombres y mujeres y todo ello salpicado con citas culturales que sin llegar a lo que podría ser la pedantería de la soberbia película de Arcand hacen de esta conversación un placer muy agradable. Tampoco llegamos a la emoción mostrada por Arcand en su película pero un magistral monólogo de una de las comensales llega a tocarnos muy hondo en un momento que parece unir ambas películas.


Es difícil no dejarse atrapar por cualquiera de las películas que componen la trilogía. Su proximidad y su sinceridad pocas veces vista hacen de la película algo cercano y cualquiera de nosotros podemos vernos reflejados en ella. Solo un momento en el cine reciente llega a la sinceridad mostrada por los personajes de Jesse y Celine, en la escena final de "Olvídate de mi" Barrish y Kruczynki (Carrey y Winslet) descubren todas sus cartas, mostrando lo que para ellos es el amor y lo que significa dar el paso hacia el compromiso. Pero si algo puede frenar a mas de uno ante esta o cualquiera de las películas de la saga es el hecho de que los personajes no dejen de hablar durante casi todo el metraje de la misma, haciendo que mas de uno pueda sentirse cansado al finalizar la película, pero ante la profundidad de los diálogos y el interés de todo lo que cuentan los dos protagonistas merece la pena que aquellos a los que les pueda dar pereza enfrentarse a una película donde los personajes hablan tanto, venzan ese sentimiento y se dejen atrapar por Jesse y Celine


Resulta increíble la traducción del titulo al español, de "Before Midnight" a "Antes del anochecer". Suponemos que se ha querido seguir la linea de los títulos en castellano "Antes del amanecer", "antes del atardecer" pero se ha traicionado aquello que implica el titulo, lo importante, el conflicto entre los personajes sucede antes de la medianoche pero después del anochecer. Igual que en el resto de la saga el momento del día era fiel reflejo de la situación en la que se encontraba la pareja, esa oscuridad propia de la noche es una metafora de la oscuridad que se cierne sobre la pareja. Pero dejando de lado este pequeño apunte, nos encontramos ante una de las mejores cintas que podemos disfrutar en el cine este verano. Realmente recomendable.



Lo mejor: La química entre Hawke y Delpy
Lo peor: Que no haya una cuarta parte.

Crítica: V/H/S

Título: V/H/S
Año: 2012
Genero: Terror - Gore - Found Footage
Duración: 116 min
Director:  Adam Wingard, Ti West, David Bruckner, Glenn McQuaid, Joe Swanberg, Matt Belttinelli-Olpin, Tyler Gillett, Justin Martinez, Radio Silence, Chad Villella
Guión:  Simon Barrett, David Bruckner, Nicholas Tecosky, Ti West, Glenn McQuaid, Radio Silence, Matt Belttinelli-Olpin, Tyler Gillett, Justin Martinez y Chad Villella
Interpretes: Adam Wingard, Hannah Fierman, Joe Swanberg, Helen Rogers, Chad Villella, Matt Belttinelli-Olpin, Norma C. Quinones
Nota: 5,5
Sinopsis: Un grupo de jóvenes delincuentes reciben el encargo de robar una cinta de vídeo a un anciano. Lo que en principio parece una sencilla misión acabará por convertirse en su peor pesadilla..



Crítica:
Ahora que nos llega la segunda parte de esta película es un buen momento para recuperar esta cinta que se pudo ver en el festival de cine de Sitges del 2012 en una sesión dedicada al found footage junto con la notable "The bay" (que por desgracia no se va a estrenar en cines en España) y la muy lamentable "Tape 407". A pesar de encontrarnos ante un producto simpático y fácilmente disfrutable por los aficionados al cine de terror, especialmente por todos aquellos seguidores de películas como "Creepshow" o "En los límites de la realidad", no podemos dejar de lado que las historias que forman parte de "V/H/S" resultan fallidas, algunas de ellas demasiado largas y acabadas de una manera un tanto tosca. Superada ampliamente por su secuela, estamos ante una cinta de fácil visionado de la que hubiera sido esperable un poco mas de ambición.



Tape 56

Adam Wingard dirige la historia que sirve de nexo común para el resto de historias que vemos en la película. Las aventuras de unos jóvenes delincuentes que tienen que robar una cinta de vídeo a un anciano resulta un tanto pesada ya que el comienzo de la historia  se hace excesivamente lento y aburrido. Queremos ver una película compuesta de diversas historias de terror por lo que como espectadores no queremos ver una introducción que se hace tan larga, aunque mirando el reloj no haya pasado tanto tiempo como creemos, queremos ver algo breve, directo y sencillo donde  se nos adelante la atmósfera insana y enfermiza del resto de la película.


Amateur Night

Simpática aproximación al universo de los vampiros. David Bruckner nos presenta a unos jóvenes americanos borrachos y sedientos de sexo, solo así se entiende que lleven a su habitación a una chica tan extraña como la que han conocido en un bar. Una historia lastrada por la falta de gore y por el excesivo uso de  los fallos de grabación que nos impiden ver la historia como nos gustaría pero al fin y al cabo de esto se trata el found footage. Una agradable parte final hará las delicias de los seguidores del género.


Second HoneyMoon

Ti West dirige la historia mas floja de todas las que componen "V/H/S". A pesar de tener una de las escenas mas impactantes de toda la película no podemos dejar de lado la excesiva duración y el escaso interés de la historia. Una gran decepción.


Tuesday 17th

Historia a medio camino entre "Viernes 13" y "El proyecto de la bruja de Blair". La novedad, el asesino aparece en los errores de tracking de la cinta de vídeo, aporta un punto interesante a la historia pero en el fondo nos encontramos con algo mil veces visto. Y como se comentaba en "Scream" la historia sigue las pautas marcadas en muchas cintas de terror: si te drogas acabaras siendo asesinado..



The sick thing that happened to Emily when she was younger

Interesante historia que no toma las cintas vhs como base de la grabación de la misma sino la webcam del ordenador. Acabada de una manera un tanto brusca nos deja un gran momento cuando Emily intenta descubrir que hay en su brazo. Queda la sensación de que el director tuvo en sus manos una gran historia pero  no ha sabido exprimir su potencial al máximo.



10/31/98

Con diferencia la mejor historia de la película. Cuatro amigos celebrando Halloween entraran en una casa abandona. El uso más que correcto de los efectos especiales (esos brazos saliendo de las paredes) y ese grandismo final (que me recuerda a lo único bueno que tenia "El último exorcismo 2" esos últimos cinco minutos de la película) nos deja un gran sabor de boca. Aunque la gran historia de "V/H/S" se ha hecho esperar y es excesivamente deudora del cine asiático de terror, esta ha llegado y la hemos disfrutado enormemente.



Lo mejor: La última historia de la película
Lo peor: La historia de Ti West

sábado, 6 de julio de 2013

Crítica: Cinco metros cuadrados


Título: Cinco metros cuadrados
Año: 2011
Genero: Drama
Duración: 86 min
Director: Max Lemcke
Guión: Daniel Remón y Pablo Remón
Música: Fernando Velázquez
Interpretes: Fernando Tejero, Malena Alterio, Emilio Gutiérrez Caba, Manuel Morón, Jorge Bosch, Enric Benavent
Nota: 6
Sinopsis: Álex y Virginia han comprado un piso, lo que para ellos supone una gran ilusión y un enorme esfuerzo económico se convertirá en toda una pesadilla cuando descubran que los intereses del constructor y de los políticos están por encima de la legalidad.




Crítica:
Apreciable película de Max Lemcke sobre el fenómeno de la burbuja inmobiliaria, los intereses de ciertos constructores y políticos que estando por encima de la legalidad o directamente abusando de ella  acabaron con los sueños de muchas personas por ser propietarias de un piso. El ojo critico de Daniel y Pablo Remón junto con el buen hacer tras la cámara de Lemcke nos dejó en el 2007 una muy agradable y sorprendente película titulada "Casual day", en ella el director y los guionistas a través de un viaje de empresa al campo para realizar actividades juntos y reforzar los lazos entre los trabajadores, realizaban un gran análisis sobre las relaciones entre las personas  dentro y fuera de una empresa. Este mismo espíritu critico que se mostraba en "Casual day" se hiperboliza en "Cinco metros cuadrados" donde Lemcke nos cuenta la historia de Álex y Virginia una pareja cuyo gran deseo es casarse y vivir bajo el mismo techo. Su techo. Pero todo aquello que parece sacado de un cuento de hadas acabará tornándose en una cruel pesadilla cuando la construcción de su casa quede paralizada debido a que el constructor ha edificado en suelo no urbanizable.


Lemcke presenta un relato realista de la situación en la que se encuentran o se han encontrado muchas familias. No nos habla desde la ficción ni de hechos que no puedan ser comprobados, cualquier día al coger los periódicos podemos encontrar noticias de esta índole: pocos escrúpulos y familias endeudadas. Lemcke no nos habla de hechos que sucedieron hace ya dos años o mas, nos habla de situaciones que por desgracia se están dando en la actualidad haciendo que su película siga resultando actual y mantenga su espíritu critico.


"Cinco metros cuadrados" posee un tono y un ritmo adecuado pero cuyo desarrollo va perdiendo interés con forme avanza, la película acaba por desinflarse o como un fiel reflejo de lo que cuenta acaba por pincharse como la burbuja de la que habla. Igual el problema simplemente reside en un final que aunque interesante no acaba de cuajar con el resto de la película, tal vez por desgracia sea la escena rodada de manera mas tosca, sin la sobriedad del resto de la película y eso hace que le falte algo para hacer del final algo redondo. Pero la película de Lemcke se beneficia de unos grandes secundarios (Gutiérrez Caba, Manuel Móron. Secun de la Rosa..que poquito sale!!..) Tema aparte merece la pareja protagonista, es innegable la química que tienen entre ellos pero personalmente me cuesta mucho ver a Fernando Tejero en un papel serio. Es loable el esfuerzo del actor por sacar su papel adelante en muchos momentos de manera sobresaliente pero en otros ciertos dejes o manierismos propios del actor restan credibilidad al conjunto y es una lastima porque Tejero nos deja grandes escenas como su enfrentamiento con la comercial que les vuelve a ofrecer otro trato distinto. Una correcta Malena Alterio secunda perfectamente a Tejero, pero después de haber visto a ambos como parejas en varias comedias y en alguna serie de televisión nos cuesta mucho, tal vez demasiado vencer esa barrera imaginaria y verlos en papeles dramáticos.


Dejando de lado todo tipo de ideologías personales, "Cinco metros cuadrados" es una muy interesante cinta critica con todos aquellos que han hecho negocio de la especulación aprovechándose de muchas familias. Su concisa duración, su empleo del tiempo para contar el desarrollo de la lucha de los personajes principales y del resto de afectados por conseguir aquello que es suyo y sus sobre todo grandes secundarios, hacen de esta película una cinta cuyo visionado sin ser complaciente por lo que cuenta y como lo cuenta, una muy apreciable película muy actual que muchos de nosotros tendríamos que ver o como en mi caso recuperar.



Lo mejor: Tejero solicitando una cita con el jefe de la comercial
Lo peor:  Hay algo que falla en ese final..

Crítica: The Purge - La noche de las bestias


Título: The Purge - La noche de las bestias
Año: 2013
Genero: Thriller
Duración: 85 min
Director: James DeMonaco
Guión: James DeMonaco
Música: Nathan Whitehead
Interpretes: Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder, Adelaide Kane, Edwin Hodge, Rhys Wakefield, Tony Oller
Nota: 4,5
Sinopsis: Durante 12 horas todos los crímenes y robos están permitidos, es lo que se llama la purga. El gobierno americano instauró esta medida para que sus ciudadanos tuvieran una forma de encauzar su rabia. El resultado es sorprendente, durante el resto del año la criminalidad ha bajado increíblemente y el desempleo es del 1%




Crítica:
James DeMonaco nos presenta otra variante del tema casa con familia acosada y/o secuestrada por un grupo de extraños que ya hemos vistos una y mil veces en el cine. "Los Extraños", "Funny Games" película con la que comparte el refinamiento en la forma de expresarse y modales del líder del grupo acosador, la española "Secuestrados", "Bajo amenaza"... diversas variantes sobre una misma idea raíz. Son muchas las películas que hablan de como una familia puede llegar a reaccionar cuando su seguridad y su intimidad se pueden ver amenazadas por gente ajena a su entorno y es que nada puede ser tan terrorífico como que aquello que consideras seguro, en este caso tu hogar, sea atacado. Aunque no hace falta usar la violencia para mostrar ese miedo que puede suponer que alguien amenace nuestra intimidad, unas simples cintas de video usadas de manera magistral por David Lynch en "Carretera Perdida" o Haneke (otra vez Haneke) en "Caché" pueden perturbarnos de manera notable, por lo que hay muchas maneras de mostrar que aquello que tenemos por seguro no lo es tanto.


Para justificar el exceso de violencia gratuita que abunda en la película, el director y guionista usa una idea moralmente reprobable. La Purga. Durante 12 horas todo tipo de crímenes son legales, no actuará la policía, ni los bomberos, ni los servicios de urgencia. La purga ha supuesto una forma de canalizar toda la rabia y la ira de las personas, haciendo que el crimen en Estados Unidos llegue a cotas sorprendentemente bajas. Pero DeMonaco se va por el camino efectista, por el de la violencia. Es una lastima que éticamente su película tenga tal indefinición. Los apuntes acerca de que la purga se usa para eliminar a los pobres y a la gente de otras etnias queda simplemente en eso, en un mero apunte superficial. La ambigüedad moral por la que transitan ciertos personajes se queda en un recurso demasiado típico para mostrarnos el camino que hacen estos desde sus mas oscuros sentimientos hasta darse cuenta que la purga no es la solución para los problemas de la sociedad, sino una violenta forma de ocultarlos. Es una pena que no haya un análisis de todas estas ideas que se presentan en la película: el hecho de que los protagonistas se den cuenta de que la purga es mala solo cuando les afecta a ellos fiel reflejo de ese egoísmo   inherente a la actual sociedad: si a mi no me molesta no es un problema (Recordemos que el personaje de Ethan Hawke hace negocio con la purga vendiendo sistemas de seguridad),  el hecho de que la purga sea una mera excusa para eliminar a los pobres o a gente de otras razas, o simplemente para matar a todos aquellos a los que por unos motivos u otros les tenemos envidia, o el hecho de que no haya casi parados debido a la masacre que supone la purga. Posiblemente en manos de un director mas competente podríamos estar hablando de una película con el equilibrio justo entre violencia y denuncia, entre la acción y un análisis  de los aspectos éticos de la historia, pero en manos de DeMonaco estos últimos quedan en un segundo plano. Por mucho que se toque el hecho de si la familia ha de entregar al intruso a los extraños o de si han de ayudarlo nos queda la sensación de que este hecho no es mas que una mera excusa para la historia fluya y no por el hecho en si acerca de que hay que hacer.



Pero "The Purge" tampoco acaba de funcionar como película de acción, una primera parte con una aburrida presentación de los personajes ¿era realmente necesario ser tan obvio a la hora de contarnos todos los trucos que utiliza el hijo haciendo que solo nos preguntemos cuando va este a hacer uso de ellos a lo largo de la historia?.  Otra vez como en "Secuestrados" o "Bajo amenaza" nos encontramos con la hija rebelde que se enfrenta a sus padres porque no la comprenden y por mucha simpatía que tenga a Ethan Hawke no consigue que me lo crea como padre de esta chica rebelde. El director no consigue que sintamos empatía   por los personajes necesaria para el posterior desarrollo de la cinta. Pero no es este el mayor problema de la película, un segundo acto excesivamente lento y aburrido con la inclusión de un extraño en la casa hace que solo los disparos consigan sacarnos del tedio. Si a esto le sumamos un exceso de Deus ex machina la película acaba por resultar del todo fallida. Una lastima porque había elementos suficientemente interesantes para rodar algo mejor.



Lo mejor: Ethan Hawke escopeta en mano
Lo peor: El hijo de Hawke y su dichoso cachivache

miércoles, 3 de julio de 2013

Crítica: Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas


Título: Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas
Año: 2013
Genero: Acción - Fantasía
Duración: 88 min
Director: Tommy Wirkola
Guión: Tommy Wirkola
Música: Alti Örvarsson
Interpretes: Jeremy Renner, Gemma Arterton, Famke Janssen, Pihla Vitala, Thomas Mann, Peter Stormare
Nota: 5
Sinopsis: Años después de huir de la casa de caramelo y matar a la bruja que habitaba en ella, Hansel y Gretel recorren el mundo cazando brujas.







Crítica:
Tommy Wirkola se dio a conocer internacionalmente gracias a "Dead snow", película gore donde un grupo de amigos que van a pasar un fin de semana a una cabaña en las montañas resucitan sin querer a un grupo de zombies nazis tras encontrar el necronomicón ex mortis.. perdón un tesoro de los nazis.  Los puntos en común entre "Dead Snow" y "Evil dead" son mas que claros: un grupo de jovenes en una cabaña aislada son acosados por presencias malignas que habitan alrededor de ella. Wirkola se ha declarado fan de la trilogía de "Posesión infernal" y si ya lo demostró en "Dead Snow" vuelve a dejarlo patente en "Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas" que parece tomar ideas directamente de "El ejercito de las tinieblas" y llevarla a universo personal del director noruego pasado por el filtro comercial de Hollywood. Brujas que parecen posesos sacados de la película de Raimi  y sorprendentes armas pero aquí no hay sierras mecánicas enganchadas al brazo aunque si toda una gama de alucinantes armas  usadas para acabar con las brujas.


Pero por mucho que a Wirkola le guste el cine de Raimi, Wirkola no es Raimi ni se le parece. "Dead Snow" es una mas que apreciable cinta gore que tarda bastante en arrancar pero que deja escenas memorables, pero "Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas" es una película que no acaba de funcionar ni como película fantástica, ni como película de acción ni como película de aventuras. Es de agradecer los toques gores que salpican (y nunca mejor dicho) la película de Wirkola pero esas brujas que pelean como a base de golpes y no usando la magia, que huyen en escobas por el bosque como si estuvieran en "El retorno del Jedi", esa bruja ayudante de Famke Janssen que parece sacada de "Razas de Noche", ese troll que parece una copia del personaje de André el gigante de "La princesa prometida"  y esa historia de amor tan metida con calzador hacen que la sensación de estar viendo una película que no sabe como considerarse a si misma este presente durante los 88 minutos que dura. Y esta misma indefinición acaba por transmitirse al espectador no sabiendo muy bien que esta viendo: demasiado adulta para los niños, demasiado infantil para los adultos. No estamos ante el desastre de "El secreto de los hermanos Grimm" de Terry Guilliam (curiosamente en ambas películas aparece Peter Stormare y en ambas películas no estamos precisamente ante su mejor papel) pero si ante una decepcionante visión del universo recogido por los hermanos Grimm en sus cuentos.  Tendremos que esperar a otra ocasión para ver una propuesta estimulante basada en los cuentos de los hermanos Grimm.


En definitiva nos encontramos ante una decepcionante película que nos hace pensar si Wirkola alcanzó su máximo con "Dead Snow" y si a partir de ahora se va a convertir en otro director que deambula por Hollywood rodando productos prefabricados o si simplemente no ha tenido la libertad necesaria para rodar la película que el quería. "Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas" podrá gustar a todos aquellos que no exijan demasiado, para todos aquellos que queramos ver un producto festivo, entretenido, con toques gore y un punto de humor negro, esta película resultará del todo decepcionante.


Lo mejor: Los toques gore de la historia
Lo peor:  La historia acaba por aburrir y eso que solo dura 88 minutos