miércoles, 30 de julio de 2014

Presentación XIII edición del Obuxofest en Huesca.


El próximo viernes 1 de Agosto, la sala de prensa de la Diputación Provincial de Huesca - situada en los Porches de Galicia número 4-, acogerá a las 11:00 horas la presentación oficial de la decimotercera edición del Festival Obuxo de cine extraño y de terror que se desarrollará en el municipio oscense de Javierrelatre los días 29, 30 y 31 de Agosto. 

A esta nueva edición se han presentado más de 300 trabajos; cifra que supone un año más todo un éxito de convocatoria. Cabe destacar la elevada participación internacional, ya que más de 50 de las obras presentadas proceden del extranjero, de países como EE.UU, Brasil, Alemania, Polonia, Francia o Suiza entre otros. 

A la rueda de prensa asistirán la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Lourdes Arruebo, el director de la muestra Ángel Martínez, el alcalde de Caldearenas, Alejandro Castán y el presidente de la Asociación Cultural Obuxo, Ignacio Ubieto; quienes harán pública la programación del Obuxofest 2014 así como el nombre de los 17 finalistas de esta decimotercera edición. También desvelarán múltiples sorpresas preparadas para esta nueva edición del Obuxofest que sin duda no dejará indiferente a nadie. 

Os mantendremos informados...


jueves, 24 de julio de 2014

Criítica: All Cheerleaders die

Título: All Cheerleaders Die
Año: 2013
Género: Terror - Comedia - Thriller
Duración: 90 min
Director: Lucky Mckee y Chris Sivertson
Guión: Lucky Mckee y Chris Sivertson
Música: Mads Heldtberg
Interpretes: Caitlin Stasey, Sianoa Smit-McPhee, Brooke Butler, Amanda Grace Cooper, Reanin Johannink, Tom Williamson, Chris Petrovski, Leigh Parker,
Nota: 3,5
Sinopsis:  Un grupo de cheerleaders intentan defender a una de ellas de los chicos del equipo de fútbol de la escuela, pero todo cambiara radicalmente cuando fuerzas sobrenaturales se metan en medio de esta lucha.





Crítica:
En el 2002, Lucky Mckee dirigió una aparente cinta de terror que poseía un trasfondo realmente dramático, en ella el director y guionista narraba la historia de una chica que arrastraba grandes traumas y los intentos de esta por conectar con la gente que le rodea,  por su necesidad de tener amigos y en el fondo por su necesidad de sentirse querida por alguien. Si no tienes un amigo constrúyete uno, esta frase que se escucha en el trailer de la película deja claro por donde va a ir la cinta de Mckee a pesar de que las imágenes que se muestran en este avance nos puedan llevar a pensar que vamos a encontrarnos con otro tipo de película. (De hecho "May" en España se tituló "May, ¿Quieres ser mi amigo?" una frase perfecta que acompañaba al nombre de la protagonista y que recalcaba la tristeza de la historia) Y es que la triste historia de May con ese duro bagaje personal que arrastra la protagonista nos dejaba una parte final de la película realmente desoladora e impactante, de lo mas triste que vi en mucho tiempo hasta que llegó Richard Bates Jr. con su "Excision", cinta esta que enlaza perfectamente con lo que Mckee quería contar y narrar en su película. Otra vez nos encontramos ante una supuesta cinta de terror con toques gores y también en este caso con mucho pero mucho humor negro donde la joven y perturbada protagonista quiere llegar a conseguir sus sueños y que al igual que la cinta de Mckee nos dejaba una impresionante escena realmente dramática que hacía que "Excision" dejara una profunda marca en nosotros y que hace que esta sea una cinta imposible de olvidar. Si alguien quiere hacer una doble sesión de buen cine ver "May" y "Excision" es una muy buena elección y si no se sabe mucho de estas películas puedo asegurar que sorprenderán a más de uno.


Ahora casi 12 años después de su impactante primera película para la pantalla grande llega "All Cheerleaders die" remake de la cinta del mismo título que dirigieron al igual que esta Mckee y Chris Sivertson en el 2001 (Aunque esta cinta se rodó un año antes que "May" su estreno fue directamente a vídeo por lo que entendemos que el debut en pantalla grande de Mckee fue con "May"). A pesar de que por momentos esta cinta parece hermanada con "May" tanto por la presencia física de una de las protagonistas como por esa atmósfera que parece que va a ser aprovechada por los directores para intentar retratar y reflejar el sentimiento de rechazo y la necesidad de aferrarse a alguien por parte de esta chica y que al igual que ocurría con el personaje de Angela Bettis en "May" le hará tomar drásticas decisiones nos encontramos con cintas diametralmente opuestas , todo lo que parece unir a estas dos películas se queda solo en eso, en un simbólico parecido con uno de los personajes, no hay nada mas que relacione a ambas obras, aquí por desgracia Mckee parece querer regalarnos una especie de slasher con animadoras con una saturación de tacos (No se si este tipo de recursos intentan parodiar a la juventud o simplemente buscar el chiste fácil pero escuchar repetidamente ciertas palabras acaba por saturarme y eso que en ese aspecto no soy precisamente fino) y algún chiste sobre sexo realmente malo (Si la vagina de una chica esta caliente o fría podría haber dado mucho juego, tal vez Mckee y Sivertson tendrían que haber visto la saga "Porky's" o la primera parte de "American Pie" para haber sabido como sacar provecho a una idea como esa, francamente desaprovechada en la película. Aunque tal vez el salto de unos minutos en el tiempo para contarnos el chiste puede resultar narrativamente hablando el hecho más destacable dentro de la monotonía y simplicidad de la cinta)


"All Cheerladers die" no funciona ni como comedia ni como película de terror y por mucho que en algunos trailers se nos indique que los directores siguen la línea de Sam Raimi y de Peter Jackson, esto parece mas un comentario meramente publicitario que una idea que refleje la realidad de lo que Mckee y Sivertson han intentado hacer con su cinta. No hay ningún rastro visible de Raimi y Jackson en "All Cheerleaders die" pero si por desgracia de Andrew Fleming y su "Jóvenes y Brujas" ("The Craft"). Y es que si al ver a una de las protagonistas nos es inevitable pensar en "May", al ver al grupo de cheerleaders, al ver su forma de actuar y sobre todo al ver hacia donde va la propuesta cinematográfica de los directores el recuerdo de la nefasta cinta de Fleming nos viene a la cabeza y es que por momentos parece que Mckee y Sivertson han querido coger elementos de esta cinta y actualizarlos antes que hacer una cinta con una personalidad propia y que funcione como realmente sería deseable.


Pero el mayor problema de esta película es que tras un sorprendente y llamativo arranque, los directores nos regalan 35 insufribles minutos donde estos se dedican a presentarnos a unos personajes totalmente planos y carentes de todo interés cuyas motivaciones en algunos de los casos no acabaremos de entender hasta bien avanzada la cinta y donde dichas motivaciones podrán resultar excesivamente forzadas como si los guionistas hubieran querido dar un mínimo de sentido a algo que no lo tenía hasta ese momento y sobre todo a algo que no necesitaba tener ningún tipo de sentido ya que lo importante hubiera sido rodar una cinta festiva y altamente entretenida visto que la idea de explotar el dramatismo que podría derivar de la historia queda abandonado a las primeras de cambio. Pero tras esta primera parte realmente aburrida que nos lleva a plantearnos si realmente merece la pena seguir viendo "All Cheerleaders die" la película no mejora precisamente, a partir de una idea altamente prometedora que nos llevará a pensar que la cinta va a acabar despegando y alejándose de la monotonía y mediocridad en la que se había instalado esta acaba por defraudarnos del todo diluyéndose en la mas absoluta de las medianías probablemente porque ni Mckee ni Sivertson tenían claro como hacer evolucionar una buena idea. Resulta del todo exasperante el tema de las piedras y la bruja, resultan lamentables los efectos especiales relacionados con este tema (Por desgracia estos efectos especiales no tienen encanto ni resultan simpáticos ni siquiera para todos aquellos que amamos y añoramos los efectos de ciertas películas antiguas) haciendo que todo resulte demasiado artificial, falso y por momentos forzados. Mckee y Sivertson han perdido una oportunidad de oro para rodar una gran comedia de terror con trasfondo, una de esas películas que se burlan con ingenio del fanatismo que rodea a las cheerleaders y a los jugadores de fútbol americano, han perdido la gran oportunidad de criticar la soledad de cierta parte de la juventud que no encaja dentro de esa imagen idílica que parece que se tiene en Estados Unidos. Y por desgracia nosotros hemos perdido hora y media de nuestras viendo "All Cheerleaders die". Realmente aburrida y floja, una de las grandes decepciones de la temporada que nos lleva a plantearnos si realmente era necesario que Mckee y Sivertson rodaran un remake de su propia película.




Lo Mejor: Las acrobacias de la primera cheerleader al inicio de la película. La escena final de la cinta.
Lo Peor:  El recuerdo de "Jóvenes y Brujas" que tenemos durante gran parte de la película.

domingo, 20 de julio de 2014

Crítica: Dead Snow 2

Título: Dead Snow 2
Año: 2014
Género: Terror - Gore - Acción - Comedia
Duración: 100 min
Director: Tommy Wirkola
Guión: Tommy Wirkola, Stig Frode Henriksen y Vegar Hoel
Música: Christian Wibe
Interpretes: Vegar Hoel, Stig Frode Henriksen, Jocelyn  DeBoer, Martin Starr, Ingrid Hass, Orjan Gamst, Kristoffer Joner, Derek Mears,  Charlotte Frogner, Halldór Magnúnsson
Nota: 6
Sinopsis:  Tras perder a todos sus amigos en medio del monte tras un ataque de zombies nazis a los que les robaron un tesoro, Martin cree que esta a salvo pero lo peor no ha hecho mas que comenzar...



Crítica:
Hace unos años el noruego Tommy Wirkola se dio a conocer internacionalmente gracias a la muy irregular pero altamente entretenida "Dead Snow" donde tomando como base una historia mil veces vista (un grupo de jóvenes que van a pasar unos días a una cabaña en medio de la montaña y que irán siendo asesinados de maneras cada vez mas salvajes) y tras superar un arranque un tanto moroso y cicatero gracias sobre todo a que su cinta hacia gala de un gran humor negro a lo que había que sumar grandes escenas gore el director conseguía que su película despegara, se apartara de los claros referentes en los que se inspiraba y dejara muy buen sabor de boca. La cinta que bebía directamente de películas como "Braindead" de Peter Jackson (De hecho uno de los protagonistas lleva una camiseta de esta película) pero sobre todo de "Evil Dead" ("Posesión Infernal") le abrió a su director las puertas de Hollywood lo que le llevó a rodar "Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas" ("Hansel & Gretel: Witch Hunters") que al igual que sucedía con su anterior obra resultaba una irregular cinta demasiado adulta para los niños y demasiado comercial para aquellos que esperaban con ansia el siguiente trabajo del director que sacó tanto partido a los zombies nazis. Pero en este caso al contrario de lo que sucedió con "Dead Snow" es bastante probable que las presiones de los productores americanos impidieran al realizador rodar la cinta que a el le hubiera gustado ya que el sello Wirkola es claramente visible en ciertos momentos de la película pero en otros parece excesivamente diluido en medio de la mas pura y absoluta comercialidad.


Ahora nos llega la segunda parte de la cinta que supuso el reconocimiento internacional de su director y que arranca (Y nunca mejor dicho) justo en el momento en el que acaba la primera parte. Wirkola parece querer disfrutar de la libertad artística que no pudo tener al rodar "Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas" y se muestra totalmente desatado, volviendo a hacer gala de su especial sentido del humor que aunque en algunos momentos no funciona como nos gustaría (La repetición de algunos chistes especialmente aquellos que tienen a la policía como protagonista acaban por saturar un poco) hacen de esta película una cinta muy entretenida y que se puede ver tranquilamente. Era difícil para Wirkola tomar un punto de partida que pudiera llamar la atención de los espectadores pero tras un inicio un tanto largo donde se nos recuerda gran parte de lo que sucedió en la primera parte, el director y guionista consigue captar nuestra atención gracias a una gran idea que por desgracia no será desarrollada de forma satisfactoria en algunos momentos de la película y es que durante el visionado de esta cinta como en el caso de su predecesora se tiene la sensación de que Wirkola no sabe encontrar el punto justo a la hora de manejar ciertos elementos que hace que sus cintas aunque interesantes y entretenidas resulten excesivamente desiguales encontrándonos con momentos vacíos que impiden que el ritmo de la cinta fluya de la forma deseada.


Es de agradecer el grupo de personajes secundarios que acompañan al protagonista que ponen en muchos momentos los puntos de humor necesarios (Especialmente ese grupo de freaks que han organizado un grupo de lucha contra la amenaza zombie o por momentos y aunque acaben por saturar un poco los policías) o incluso algún punto tierno (Ese zombie torturado y atropellado una y mil veces que consigue hacerse un hueco en nuestro corazoncito). Pero hay algo que falla en este "Dead Snow 2" como cierto sentimiento de que la historia no daba para más, de que la formula que explotó Wirkola en la primera parte parece haberse agotado y que la falta de ritmo que tiene la cinta en algunos momentos se intenta suplir con mucho pero mucho humor negro. Tal vez el problema es que estamos ante una cinta excesivamente larga (Hora y cuarenta minutos) y donde los primeros 5 minutos sirven para hacernos un resumen de todo lo ocurrido en la primera parte. Este inicio se hace demasiado largo ya que no es necesario recordar al espectador tanto metraje de lo que paso en "Dead Snow" sobre todo porque el potencial público de esta película ya habrá visto y entendemos que disfrutado de la primera parte (Mas que nada porque no hay nada que llame menos la atención que ver una segunda parte de una cinta que no nos gustó o que nos aburrió profundamente)


Aunque este "Dead Snow 2" rebosa humor negro los aficionados al gore podrán echar de menos más escenas salvajes, más escenas donde se ve la sangre y las vísceras de manera más explicita pero aún así la violencia que nos muestra Wirkola en su cinta hará las delicias de mas de uno sobre todo de aquellos que disfrutamos con el humor de películas como "Braindead" o "Evil Dead 2" ("Terroríficamente muertos"). Y es que aquí volvemos a encontrarnos con la que parece cinta o saga de referencia de Tommy Wirkola ya que si "Dead Snow" nos recordaba claramente a la cinta que supuso el salto a la fama de Sam Raimi donde unos jóvenes con ganas de pasar unos días en una cabaña en el monte eran atacados por presencias malignas tras encontrar y leer el Necronomicon y que Wirkola parece que cambió por un tesoro nazi en su película, en su siguiente cinta "Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas" el director noruego tomaba elementos y estéticas de "El ejercito de las tinieblas" ("Army of Darkness"), esta "Dead Snow 2" parece por momentos basarse en la segunda parte de la trilogía de Raimi "Evil dead 2" ya que ambas cintas poseen como punto común la "posesión" de una de las extremidades del protagonista dejándonos en ambos casos grandes escenas de humor aunque en el caso de la cinta de Raimi de un nivel muy superior al de "Dead Snow 2" gracias sobre todo al histrionismo de Bruce Campbell.



"Dead Snow 2" a pesar de sus fallos es una cinta muy entretenida que hará las delicias de los aficionados del género pero a los que se les quedará cierto regusto extraño por todos aquellos elementos a los que se les podía haber sacado mas juego (Sobre todo a ese grupo de zombies rusos). Wirkola a pesar de tener entre manos una cinta de zombies intenta hacer algo diferente hecho este que igual puede llamar la atencion de los mas puristas pero al fin y al cabo el director quiere regalarnos una cinta festiva y bien es cierto que durante gran parte del metraje lo consigue. Muy entretenida y recomendable.




Lo Mejor:.El humor negro que impregna cada fotograma de la cinta y la escuadra anti zombies
Lo Peor: Algún chiste no tiene demasiada gracia. El ritmo de la cinta no es constante.

martes, 8 de julio de 2014

Crítica: Bajo la misma estrella - The Fault in our stars

Título: Bajo la misma estrella - The Fault in our stars
Año: 2014
Género: Drama
Duración: 126 min
Director: Josh Boone
Guión: Scott Neustadter y Michale H. Weber según la novela de John Green
Música: Mike Mogis y Nate Walcott
Interpretes: Shailene Woodley, Ansel Elgort, Nat Wolff, Laura Dern, Sam Trammell, Willem Dafoe, Lotte Verbeek, Emily Peachey, Emily Bach
Nota: 7
Sinopsis:  Hazel tiene un cáncer terminal, obligada por sus padres y sus médicos a asistir a un grupo de autoayuda conocera a Gus Waters otro adolescente que se enfrenta a su enfermedad con humor y optimismo y que le hará descubrir una serie de sentimientos que pensaba que estaban prohibidos para ella.




Crítica:
Al principio de "El club de la lucha" ("Fight Club") el personaje interpretado por Edward Norton toma la decisión de acudir a grupos de autoayuda como método para luchar contra su insomnio. Hazel Grace que padece un cáncer de tiroides fase IV es obligada tanto por sus padres como por sus médicos a acudir a un grupo de autoayuda para poder afrontar la situación en la que se encuentra. No es casualidad que empiece a escribir acerca de la adaptación de la novela de John Green hablando de la de Chuck Palahniuk ya que a pesar de que ambas películas toman caminos muy distintos y que su aproximación a los grupos de autoayuda es bastante diferente no podemos pasar por alto ciertas similitudes existentes en ambas obras a la hora de abordar este delicado tema. Si en "El Club de la lucha" el narrador de la historia conoce a Marla Singer a la que define como esa molesta llaga al fondo del paladar a la que no puedes dejar de dar con la lengua, en "Bajo la misma estrella" Hazel Grace conoce a Gus Rivers personaje totalmente antagónico al interpretado por Helena Bonham Carter  en la cinta de Fincher ya que esta era una pesimista obsesionada con la idea del sufrimiento, mientras que Rivers conocedor de lo que significa sufrir intenta enfrentarse a la enfermedad, intenta ocultar todo lo que verdaderamente siente gracias a un optimismo por momentos excesivamente exagerado, sobre todo porque resulta sorprendente la madurez con la que un adolescente se enfrenta a una enfermedad como esta. No solo esta idea enlaza con la película de Fincher, el tono utilizado por Hazel Grace para hablar del problema testicular del jefe del grupo de autoayuda podría, sin ningún tipo de problema, haber formado parte de uno de los monólogos de Edward Norton en "El Club de la lucha" cuando por ejemplo habla sobre la enfermedad de Bob Paulsen (Meat Loaf). Ese sarcasmo tan propio del personaje de Edward Norton como de Hazel Grace cuyas vidas y sus mundos se desmoronan, su encuentro con dos personas con las que se complementaran perfectamente afectando de forma positiva o negativa a su existencia nos hace imposible olvidarnos de "El Club de la lucha" al principio de esta cinta.


A pesar de encontrarnos ante una película con un componente dramático muy marcado, el director y tras el arranque de la misma parece querer retomar el espíritu de "Las ventajas de ser un marginado" ("The Perks of being a wallflower") una de las mas gratas sorpresas recientes en lo que a cine de y con adolescentes se refiere. La cinta de Stephen Chbosky también basada en una novela aunque en este caso adaptada al cine por el propio director no huía de los traumas y de la extraña sensación que sienten muchos adolescentes que no encuentran su sitio en el mundo pero emanaba un optimismo y un buen rollismo del todo contagioso. Aunque pueda parecer extraño ya que "Bajo la misma estrella" parece competir con "Alabama Monroe" ("The broken circle breakdown") como la película que mas ha hecho por la industria del Kleenex en los últimos años, la cinta de Boone se empapa por momentos del mismo espíritu del que hacia gala la cinta de Chbosky para narrarnos la preciosa historia de amor entre los dos protagonistas de la película (Sin dejar de lado la presencia mas o menos fugaz de algunos amigos cuyos miedos y traumas complementaran al de los dos protagonistas pero que servirán para apuntalar el componente tierno de la cinta, Ezra Miller en el caso de "Las ventajas de ser un marginado" y Nat Wolff en "Bajo la misma estrella")


Si "Alabama Monroe" comenzaba sin hacer ningún tipo de concesión al espectador, de una de las maneras mas brutales y directas que se han visto en pantalla grande desde hace tiempo, "Bajo la misma estrella" nos lleva de la mano plácidamente con una sonrisa en la boca para ir soltándonos poco a poco todo aquello que se ve venir desde un principio. La cinta de Boone no deja de tener ese aroma de cine comercial hecho para un publico mayoritariamente adolescente y huye de la visceralidad que mostraba "Alabama Monroe", pero esto no significa endulzar ni edulcorar la enfermedad si no que se enfrenta a ella, con ciertas concesiones eso si, de una forma directa pero mas accesible que lo que nos proponía Felix Van Groeningen en su cinta. (Ambas cintas narran la enfermedad de una hija, en el caso de la cinta de Groeningen desde el punto de vista de los padres, en el de la cinta de Boone desde el punto de vista de la chica. Tanto "Alabama Monroe" como "Bajo una misma estrella" muestran imágenes de la enfermedad de la niña, escenas por momentos muy similares que emocionaran a más de uno)


Pero no debemos olvidar lo antes ya comentado, el carácter de cine para adolescentes que tiene esta película y es aquí donde nos podemos encontrar ciertas ideas y ciertas escenas que se podrían considerar algo tramposas (¿A nadie le sorprende que una chica que casi no puede respirar al estar de pie, al subir o bajar escaleras sea capaz de mover una silla de ruedas por el campo? ¿Por que los efectos secundarios de la quimio, salvo una infección, solo se muestran mediante flashbacks y no como parte de la historia que viven los protagonistas en la actualidad? ojo hablo de los efectos secundarios de la quimio y no de la enfermedad en si) y detalles que nos van preparando para ir llorando poco a poco (Es bastante probable que mas de uno/a acabe deshidratado/a al ver esta cinta). Tampoco podemos dejar de lado el puritanismo del que hace gala esta cinta que sin llegar a lo de "Crepúsculo" que parecía una loa a favor de mantener el celibato antes del matrimonio si que deja claro gracias al juego que hacen los protagonistas con unos círculos que hay ciertos valores que parecen inherentes a las cintas comerciales hechas en Estados Unidos destinadas a un público adolescente (En este punto merece la pena la visión y posterior comparación de la cinta de Boone con "Now is good" - "Ahora y siempre" de Ol Parker donde la protagonista que también padece un cáncer terminal quiere cumplir una serie de deseos antes de morir, uno de ellos tal y como se demuestra en la escena inicial de la cinta es perder la virginidad, sentimiento este que parece mucho mas cercano a la juventud real que muchos vemos por la calle)


Shailene Woodley lo mejor de "Divergente" ("Divergent") y de "Los descendientes" ("The descendants") pero que parece que lo mas llamativo no es su trabajo si no la extraña dieta a base de cucharadas de arcilla que dice o dicen que toma (Por Dios..espero que esto sea un fake) da vida de manera notable a la protagonista y es capaz de mostrar toda una gama de matices en un personaje que no es precisamente fácil de sacar adelante. Bien respaldada por Ansel Elgort, capaz de enfrentarse a un papel que no es precisamente sencillo, y Laura Dern como madre sufridora. Hay algo que no acaba de encajar con Sam Trammell que interpreta a Michel el padre de la protagonista pero sobre todo el personaje que chirría demasiado es el interpretado por Willem Dafoe demasiado excesivo para el tono general de la cinta, sorprendentemente son sus escenas donde la película baja de interés y que nos hacen pensar que al director se le puede acabar yendo la película de las manos. (Y digo sorprendentemente por que personalmente Dafoe me parece uno de los grandes actores que existen actualmente)


Con todo "Bajo la misma estrella" es una gran película que nos va a llegar muy hondo no solo por el tema que trata si no porque los personajes que se ven involucrados en una historia que resulta demasiado cercana para muchos de nosotros son reales y creíbles. A pesar de ciertas trampas que podemos encontrar durante el desarrollo de la historia la cinta de Boone es una gran muestra de cine que merece la pena ser vista y por decirlo de alguna manera disfrutada. Apoyándose en una excelente banda sonora (Otra cinta donde aparecen los M83) el salto a la gran pantalla de la novela de John Green sin llegar a conseguir lo que hizo Chbosky con su "Las ventajas de ser un marginado" es una gran sorpresa que gustará a muchos. Buen cine adolescente. Recomendable.




Lo Mejor: El buen hacer de Shailene Woodley delante de la camara y de Boone detras de ella.
Lo Peor: Los aplausos en la casa de Ana Frank... sobran y mucho...