sábado, 31 de enero de 2015

Crítica: '71

Título: '71
Año: 2014
Género: Drama - Thriller - Acción
Duración: 99 min
Director: Yann Demange
Guión: Gregory Burke
Música: David Holmes
Interpretes: Jack O'Connell, Paul Anderson, Sean Harris, Sam Reid, Charlie Murphy David Wilmot, Killian Scott, Richard Dormer, Sam Hazeldine, Martin McCann, Barry Keoghan
Nota: 7
Sinopsis: Un joven soldado inglés es abandonado por sus compañeros en medio de las calles de Belfast tras una revuelta, el chico se verá obligado a luchar por su vida si no quiere morir en medio de un conflicto que no entiende y le sobrepasa.




Crítica:
En el pasado Festival de Cine Fantástico de Sitges una cinta programada al principio de la semana llamó gratamente la atención de todos aquellos que pudimos ver la película, esa cinta fue "'71" de Yann Demange (Curiosamente el primer pase de esta película coincidió con el de "Starred Up" de David Mackenzie cinta protagonizada también por un Jack O'Connell en alza y que por desgracia no es conocido por protagonizar la cinta de Mackenzie, una de las mejores películas que pudimos ver el año pasado, si no por trabajar en la última cinta como directora de Angelina Jolie, la maquinaria de Hollywood se muestra en toda su potencia eclipsando otras propuestas mucho mas estimulantes e interesantes). La sensación de hartazgo por parte de muchos de los espectadores del Festival por encontrase otra vez ante otra cinta que trataba el conflicto en Irlanda del Norte (Algo parecido a lo que ocurre en España con las películas que tratan de la Guerra Civil), otra cinta que abordaba un tema que ya ha sido tratado de manera soberbia en el cine hacia que muchos nos planteáramos, a pesar de las buenas críticas con las que llegaba a Sitges, si era necesario rodar otra cinta sobre el conflicto norirlandés y si merecía la pena pagar el precio de una entrada por ver otra vez lo mismo. (El cine mas o menos reciente se ha acercado al conflicto norirlandés de manera notable con cintas como "Agenda Oculta" - "Hidden Agenda" de Ken Loach, "En el nombre del padre" - "In the name of the father" de Jim Sheridan, "Omagh" de Pete Travis, "Bloody Sunday" de Paul Greengrass, "En el nombre del hijo" - "Some mother's son" de Terry George o "Hunger" de Steve McQueen entre otras...). Reconozco que yo era uno de los que pensaban así y reconozco que me equivocaba ya que "'71" me sorprendió gratamente y es que la cinta de Yann Demange sin ofrecer nada nuevo en lo que al conflicto se refiere resulta una cinta ciertamente entretenida y sumamente interesante que consigue que durante gran parte del metraje tengamos el corazón en un puño al ver la situación en la que se encuentra ese soldado inglés abandonado por sus compañeros en medio de una revuelta que no entiende y que le sobrepasa.

Es recomendable que cualquier espectador que entre a ver "'71" se olvide del conflicto norirlandés, esta no es una cinta que profundice ni analice los motivos ni la situación en Irlanda del Norte en 1971. Por mucho que leamos muchas críticas con títulos como "Historia de un soldado y un conflicto", el guión escrito por Gregory Burke podría ser extrapolable a cualquier parte del mundo y a nadie nos resultaría extraño: Si en vez de encontrarnos ante un soldado inglés lo hiciéramos ante un policía recién entrado al cuerpo, si en vez de encontrarnos en Belfast estuviéramos en un barrio conflictivo de cualquier ciudad americana, si en vez de contarnos la lucha entre católicos y protestantes el director y guionista nos presentaran la lucha de dos pandillas que pugnan por hacerse por el control del barrio a nadie nos resultaría extraño. Toda la cinta rodada por Demange podría situarse en ese hipotético barrio americano desarrollando estas premisas y ninguna parte de la historia ni chirriaría ni sobraría. (De hecho el propio director ha reconocido que su historia trasciende los hechos específicos de Irlanda del Norte y los hace universales) Y es que como espectadores estamos acostumbrados a pensar que cualquier cinta situada en medio de un conflicto del tipo que sea refleja en mayor o menor media dicho conflicto (Pocas veces pensamos que es un medio para hablar de otras cosas) y lo que es peor; Nos hace creer que por haber visto las cintas de Loach, Greengrass, Sheridan y demás no solo conocemos en profundidad lo que ocurrió en Irlanda del Norte y el problema del IRA si no que además creemos que podemos fabricarnos una sólida opinión desde la butaca de un cine o desde el sofá de nuestra casa. La cinta de Demange no posee una introducción para explicar al espectador la situación de Belfast en 1971, no hay una presentación de los hechos como hizo Greengrass en su alabada "Bloody Sunday" (Recomiendo fijarse en las películas que se proyectan en el cine al comienzo de la cinta de Greengrass) donde mediante un magistral montaje este explicaba la situación del conflicto y porque se habían prohibido tanto las manifestaciones como los desfiles, algo del todo necesario para al menos ubicar a un espectador ajeno al conflicto ante los hechos que se van a narrar en la película. No, en "'71" nos encontramos pasados 10 minutos de metraje, tras presentarnos a ese soldado inglés como una persona con sentimientos y no un mero elemento manejado por unos superiores sin escrúpulos, una breve explicación para los soldados que nos recuerda a "Canción triste del Hill Street" ("Hill Street Blues") donde les explican la situación de las calles que van a patrullar en Belfast. Este hecho, la idea de no contar directamente al espectador que ocurría en Belfast o no hacerlo de manera clara demuestra que la intención del director y del guionista no era profundizar en el conflicto si no situar la historia que querían contar en una situación extrema. (Recordemos que Demange se dio a conocer mundialmente gracias a la miniserie "Dead Set" ese "Gran Hermano" con zombies que resultó tremandamente entretenido y demostraba que el director se manejaba perfectamente en las escenas de acción. El director ha declarado que al buscar información sobre esos años en Irlanda del Norte vio paisajes que le resultaron post apocalípticos con coches quemados en medio de la calle, paisajes perturbadores..declaraciones que conociendo "Dead Set" nos llaman como mínimo la atención) "'71" es un thriller situado en Belfast y punto, no hemos de profundizar mas, no hemos de buscar un análisis y por supuesto no hemos de buscar mensajes ocultos.


"'71" es una muy solida cinta de acción, un gran thriller rodado con pulso y ritmo que hace que la casi hora y cuarenta minutos que dura la película no se hagan para nada pesados si no todo lo contrario y las aventuras de ese soldado interpretado por O'Connell (Ojo con ese actor al que conocimos gracias a su papel en "This is England" de Shane Meadows y que tiene un futuro muy prometedor) se pasan volando. Es inevitable la comparación de la cinta de Demange con otras situadas en Irlanda del Norte especialmente con la película de Greengrass "Bloody Sunday" pero personalmente la concepción de las persecuciones (Con ciertas licencias por parte de Demange como presentarnos a ese miembro del IRA con la peor puntería del mundo), la presión a la que es sometido el protagonista, ese juego de intereses particulares en medio de una guerra y esa tensión me hace imposible no pensar en que el thriller dirigido por Demange es una carta de presentación para dirigir un nuevo Bourne o similares, algo así como lo que pasó con "Blade 2" cinta que según comentó el propio Guillermo del Toro fue rodada por este entre otros motivos para demostrar que podía rodar "Hellboy"


Pero hay algo que sorprende de manera un tanto negativa en "'71" y es ese aroma a "Jo, !Qué noche!" ("After hours") de Martin Scorsese que desprende la cinta durante gran parte de su metraje y es que las aventuras del personaje interpretado por Jack O'Connell y recalcando que la cinta de Demange es un thriller de corte dramático y la cinta de Scorsese es mas una comedia, nos recuerdan a las peripecias de ese hombre, al que daba vida en la pantalla grande Griffin Dune, perdido en el Soho viviendo la peor noche de toda su vida. Por desgracia si al espectador que esta viendo "'71" le ocurre esto (No soy el único bicho raro que tuvo esta sensación viendo la cinta de Demange) le será muy difícil, como fue mi caso, acabar de conectar con ciertas escenas y/o personajes de la película llevándole a pensar que todo resulta excesivamente exagerado y donde la suerte o mejor dicho la mala suerte juega demasiada importancia en la historia.



"'71" es un muy solvente thriller que aunque durante muchos minutos de la película se centra casi exclusivamente en el personaje interpretado por Jack O'Connell, esta aborda a varios personajes secundarios a los que la presencia de ese soldado perdido en uno de los barrios mas conflictivos de Belfast acabará perturbando. Pero no hemos de pensar que vamos a estar ante una cinta de complejidad narrativa, tampoco estamos ante una cinta confusa narrativamente hablando como se ha escrito en algunas críticas, ni ante el ejercicio de estilo de McQueen en "Hunger" donde el director inglés utilizaba a los diversos personajes para ir saltando de uno a otro hasta centrarse en su protagonista: Bobby Sands. (Por momentos parece que Demange vaya a utilizar el mismo recurso para ir presentándonos a los diversos protagonistas de la cinta) estamos simplemente ante un muy buen thriller. "'71" es una película que entretendrá y mucho a todos los amantes de los thrillers, todos aquellos que busquen un profundo análisis del conflicto norilandés que sepan que esta no es su película.





Lo mejor: El buen hacer de Jack O'Connell un actor muy a tener en cuenta.
Lo peor: Ese aroma a "Jo!, Qué noche"

domingo, 25 de enero de 2015

Crítica: John Wick

Título: John Wick
Año: 2014
Género: Acción - Thriller
Duración: 101 min
Director: Chad Stahelski
Guión: Derek Kolstad
Música: Tyler Bates y Joel J. Richard
Interpretes: Keanu Reeves, Michael Nyqvist, Alfie Allen, Willem Dafoe, Adrianne Palicki, Omer Barnea, Daniel Bernhardt, John Leguizamo, Ian McShane, Lance Reddick
Nota: 7
Sinopsis: Tras la muerte de su esposa un grupo de gangsters rusos le arrebatan a John Wick todo aquello que le podía ayudar a superar su perdida. Este será el detonante de una terrible venganza personal.






Crítica:
Tras la muy decepcionante "La leyenda del Samurai: 47 Ronin" ("47 Ronin") que se vio lastrada por los innumerables problemas de producción que llevaron a admitir a la Universal Pictures que la película sería un fracaso en taquilla y tras el interesante debut tras la cámara de Keanu Reeves con "El poder del Tai Chi" ("The Man of Tai Chi") el actor (Uno de los más odiados de su generación) vuelve por la puerta grande a la primera línea cinematográfica gracias a su última película: "John Wick". Y es que a pesar de haber protagonizado cintas como "Mi Idaho Privado" ("My own private Idaho" de Gus Van Sant con quién también colaboró en "Ellas también se deprimen" - "Even the cowgirls get the blues"), "Le llaman Bodhi" ("Point Break" de Kathryn Bigelow) o la trilogía de "Matrix" de Larry y Lana Wachowski, Reeves ha sido acusado por muchos de ser un actor tremendamente limitado cuya falta de expresividad puede lastrar a toda una película. Uno de los ejemplos mas utilizados para reforzar esta idea es su interpretación de Jonathan Harker en la película "Drácula de Bram Stoker" ("Dracula" de Francis Ford Coppola), si a todo esto sumamos la mala puntería a la hora de escoger ciertos papeles ("Constantine", "La casa del lago" - "The lake house" o "Ultimátum a la Tierra" - "The day the Earth stood still" entre otras...) la imagen de Reeves no es muy apreciada por muchos cinéfilos algo que podría cambiar tras la que es por ahora su última película.


"John Wick" parte de una premisa a priori poco llamativa por su más que patente falta de originalidad: Tras perder a su esposa, unos mafiosos le arrebataran al protagonista todo aquello que más quiere y que le pueden hacer más llevadero el luto, lo que le llevará a vengarse por que... Oh! Sorpresa! el afligido y sensible Wick no es más que uno de los más temibles asesinos a sueldo de que dejó su trabajo por amor. Como ocurría en la reciente "El protector" ("Homefront") aquí nos volvemos a encontrar ante un viudo con un pasado violento que por una simple jugada del azar (Una pelea en el patio del colegio en el caso de la cinta de Gary Fleder o un encuentro en una gasolinera en el de la cinta de Chad Stahelski) se verá involucrado en una espiral de violencia. Tanto la cinta de Fleder como la de Stahelski no explotan el hecho del azar y la fragilidad de las tapaderas (Ambos protagonistas quieren y necesitan huir de su pasado) que se vienen abajo por un hecho aparentemente sin importancia si no que son meros elementos para hacer avanzar a la historia (Es una lastima sobre todo en le caso de la cinta de Fleder que daba juego para un mayor análisis de estas ideas, en el de "John Wick" el espectáculo, que es que para lo que esta concebida esta cinta, hace que nos olvidemos de elementos secundarios y nos centremos en la acción pura y dura). Pero las coincidencias no solo acaban en este punto, ambas películas tienen como protagonistas a actores cuya capacidad para interpretar papeles con solvencia en la gran pantalla ha sido puesta en duda en innumerables ocasiones (Jason Statham y Keanu Reeves) pero que por lo general nos dejan trabajos en cintas realmente entretenidas. (Y por mucho que le pese a mas de uno en el caso de Reeves películas que han pasado a la historia del cine), además tanto "El protector" como "John Wick" comparten la idea de un encuentro furtivo en una gasolinera aunque es de agradecer que ambas cintas desarrollen esas ideas de manera muy distinta. "John Wick" se aleja de "El protector" en su concepción de la acción y la violencia y a pesar de que ambas cintas cuentan con un malvado muy desaprovechado, "John Wick" en términos generales resulta muy superior. Tampoco la reciente "Tokarev" flojísimo debut en el mercado americano de Paco Cabezas, el mismo director que nos dejo la tremendamente divertida "Carne de Neón", se escapa a la comparación con "John Wick". Otra vez volvemos a encontrarnos con un personaje de oscuro pasado al que las circunstancias le obligaran a tomarse la venganza por su cuenta y otra vez nos volvemos a encontrar con un protagonista cuyo trabajo ha sido criticado en infinidad de ocasiones: Nicolas Cage. Como en el caso de "El protector", "John Wick" resulta superior a la propuesta de venganzas personales de Cabezas haciendo que en cualquier comparación la cinta del director español salga muy mal parada.


A la hora de hablar del cine de acción reciente hay alguien a quien hay que tener muy en cuenta: Gareth Evans. El director galés nos dejó en el 2011 una de las mejores cintas de acción (Si no la mejor) de los últimos años. En esa cinta titulada "The Raid" el director demostró con gran crudeza y alejándose de todo glamour como pocas veces habíamos visto en pantalla (O como ya no estábamos acostumbrados a ver en pantalla) como hay que rodar una escena de acción, su película marcó un antes y un después en lo que a la concepción de las escenas de acción y violencia en el cine se refiere. Tal fue el impacto de esta película (Los fans están  como locos pues han de esperar hasta el 2018 ó 2019 para ver la tercera parte de la trilogía) que su influencia se ha visto en muchas cintas de acción posteriores, de hecho si vemos la película de Pete Travis "Dredd" observaremos que esta no solo posee la misma historia que la cinta de Evans si no que además los edificios donde transcurre la acción tienen una estructurara similar lo que lleva a que "Dredd" y "The Raid" compartan exactamente la misma escena. "John Wick" y a pesar de que su director Chad Stahelski fue especialista en "Matrix" (De hecho fue el doble de Keanu Reeves) es una de esas películas que han crecido bajo la influencia de la película de Evans, algo que resulta bastante claro al ver y observar la crudeza con la que Stahelski ha rodado ciertas escenas de acción: Desde el uso del cuchillo por parte del protagonista interpretado por Keanu Reeves en la primera gran pelea pasando por la gran cantidad de tiros en la cabeza, a quemarropa y demás asesinatos que vemos en pantalla (De hecho por internet ya se pueden encontrar diversos vídeos con todas las muertes de la película). Pero ojo, a pesar de que "John Wick" va a sorprender muy gratamente a muchos amantes del cine de acción, esta no es "The Raid" y su prometedora forma de mostrar la violencia acaba diluyéndose para ir de mas a menos dejándonos una parte final ciertamente decepcionante y que no esta a la altura de lo esperando haciendo que el espectador se quede con una sensación un tanto extraña que lo lleva a pensar que si se hubiera trabajando un poco más la última parte de la cinta bien podríamos estar ante una especie de "The Raid" para un público mainstream.


Pero "John Wick" tiene otro gran fallo que acaba por lastrar cierta parte de la película especialmente durante la segunda parte de la misma y no es otro que ese aroma a "Red" de Robert Schwentke que desprenden ciertas ideas y ciertas escenas de la cinta que lleva al espectador de un posicionamiento inicial (Pensar que va a encontrarse ante una película que va tratar la venganza de un hombre que lo ha perdido todo) a otro totalmente distinto, a una cierta irrealidad sobre lo que nos están contando: Demasiada fantasía que nos hace pensar si vamos a estar ante una cinta de corte serio o ante una película que va a acabar por convertirse en una parodia de este tipo de cine (Igual que ocurría con la cinta de Schwentke). Esta ambigüedad en la historia hace que por momentos el espectador se sienta como un convidado de piedra, desubicado y un tanto ajeno a la película lo que deriva en que le cueste volver a entrar en aquello que le están contando. Resulta una lastima todo el desarrollo de ese extraño hotel donde el director utiliza a dos grandes actores como son Ian McShane y Lance Reddick y de los que no saca ningún tipo de provecho.


Pero si hay algo que sabe hacer Stahelski es dotar a su cinta de un gran ritmo a pesar de que el espectador pueda sentirse un tanto decepcionado por un arranque un tanto lento (Necesario para conocer al protagonista y los motivos de porque va a hacer lo que va a hacer). El director usa la música de manera soberbia y gracias al notable montaje (Aunque en algún momento puede resultar un tanto extraño) ayuda y mucho a que el espectador disfrute bastante de las escenas de acción. "John Wick" no solo nos trae a la cabeza "The Raid" por la forma de plantear ciertas escenas y la forma de mostrar la violencia en pantalla, también "Heat" de Michael Mann por la manera de ver a Keanu Reeve disparar metralleta en mano a los vehículos que circulan por las calles o incluso la soberbia "Carga Maldita" ("Sorcerer") de William Friedkin por el uso de las iglesias que se muestran en ambas cintas.


La aparente poca expresividad de Reeves resulta perfecta para el papel. Es una lastima el poco provecho que saca Stahelski a todos sus secundarios, los ya mencionados McShane y Reddick a lo que hay que incluir a John Leguizamo (En estos tres casos podemos hablar simplemente de cameos pero contar con tres actores como estos y relegarlos a simples cameos es francamente decepcionante), especialmente llamativo resulta el caso de Willem Dafoe que por momentos da la sensación de que pasaba por ahí y ya de paso empuñó un rifle (Resulta curioso el caso de este actor, en dos de sus últimas películas nos encontramos con su personaje acudiendo a un funeral donde parece que no es precisamente bien recibido, una de esas cintas es esta "John Wick", la otra "Bajo la misma estrella" - "The Fault in our Stars"). Pero hay algo que llama todavía más la atención y es ver al sueco Michael Nyqvist dar vida a un mafioso ruso. No es que Nyqvist esa mal actor que no lo es, es que el problema reside en que el físico del actor no da el pego como una persona de Europa del Este lo que hace que a muchos espectadores un tanto quisquillosos como es el caso les resulte bastante extraño y por ende del todo inverosímil.


"John Wick" es una muy entretenida cinta de acción en la que no hay que buscar una gran historia dramática ni un profundo desarrollo de los personajes, quién busque algo así ya sabe de antemano que esta no es su película. Stahelski consigue dejarnos una cinta fácilmente disfrutable por todos aquellos a los que nos gusta el cine de acción y a pesar de sus fallos y de que la cinta no resulte tan redonda como nos gustaría estamos ante una de esas películas que hay que ver y disfrutar. Muy recomendable.


Lo mejor: La primera pelea y la escena de acción en la discoteca
Lo peor: Ese aroma de la película a lo "Red" que no ayuda mucho

viernes, 23 de enero de 2015

Sección de Cortometrajes

A continuación os dejamos una serie de cortos que consideramos que bien sea por su calidad o por la fama que han ido adquiriendo gracias a la cantidad de premios que han ido ganando merece la pena verlos y disfrutarlos. Esperemos que os lo paséis tan bien como nosotros viéndolos...



He took his skin off for me de Ben Aston


Basándose en una historia corta de Maria Hummer, Ben Aston nos ofrece uno de esos cortometrajes que cuentan mas de lo que aparentemente pensamos. Muchos de nosotros cegados ante la original idea que maneja el director (Los problemas de un hombre que se ha quitado la piel por su mujer) pensamos que vamos a encontrarnos ante un corto de tono humorístico o incluso gore, pero Aston va mas allá y vuelve a demostrar que una buena idea por morbosa o macabra que nos pueda parecer en un principio tiene mucho mas peso e importancia de lo que podamos creer. Y es que "He took his skin off for me" no deja de ser una metáfora acerca de las relaciones de pareja, acerca de los sentimientos que ocultamos y lo que ocurre al sacarlos a la luz. Alejándose de la brutalidad del "Thanatomorphose" de Eric Falardeau, la propuesta de Ben Aston va mas allá de las imágenes y como espectadores hemos de ver y hemos de quedaros con el mensaje que nos quiere contar.


El Otro de Jorge Dorado


En el 2013 Jorge Dorado dio el salto al largo dirigiendo una interesante aunque tremendamente decepcionante película titulada "Mindscape". A pesar de contar con un reparto de lujo: Mark Strong, Taissa Farmia y Brian Cox entre otros, la cinta caía en todos los tópicos de este tipo de cine haciendo que los giros de la historia resultaran del todo previsibles lo que llevaba a que su visionado fuera algo un tanto tedioso. Un año antes de rodar esta cinta, Dorado nos dejó "El otro" un gran corto que se podría inscribir dentro del género del terror psicológico donde el director nos narra la historia de un hombre que vive aislado por voluntad propia en una caravana en medio del bosque. Apoyándose en el gran trabajo de Hovik Keuchkerian (Co-protagonista junto con Álex Angulo del film "Just&Cia") y de una gran Marian Álvarez (Protagonista de "La herida"), "El otro" es una una muestra muy interesante de cine que se ve ligeramente lastrado por una duración a todas luces desmedida, aún así estamos ante un gran corto que merece la pena y mucho ser visto.


One last dive de Jason Eisener


El nombre de Jason Eisener pasó a ser conocido por muchos gracias a ganar el concurso de trailers falsos que se hizo para el proyecto Grindhouse de Quentin Tarantino y Robert Rodriguez y que hizo que su trabajo acabara convirtiéndose en un largo tan entretenido como cafre. Esa película "Hobo with a shotgun" dejó patentes muestras del talento del director que se vieron reforzadas gracias al corto "Y is for Youngbuck" que rodó para la tremendamente desigual "The abc's of the death" pero que su segmento "Slumber party Alien Abduction" para "V/H/S 2" tiró por los suelos dejándonos una sensación extraña en lo que al trabajo del director se refiere. Pero ese mismo año, Eisener nos dejó este pequeño corto de poco mas de un minuto de duración que vuelve a demostrar que cuando se quiere contar algo y se sabe como hacerlo no es necesario llenar metraje de manera insustancial. Igual que ocurre con "Tuck me in" de Ignacio F. Rodó o "Mamá" de Andrés Muschietti lo breve si bueno dos veces bueno (Esperemos que ahora Eisener no destroce una gran idea rodando un largo como ocurrió en el caso de Muschietti)


domingo, 18 de enero de 2015

Crítica: V3nganza - Taken 3

Título: V3nganza -Taken 3
Año: 2014
Género:  Acción - Thriller
Duración: 109 min
Director: Olivier Megaton
Guión: Luc Besson y Robert Mark Kamen
Música: Nathaniel Méchaly
Interpretes: Liam Neeson, Forest Whitaker, Famke Janssen, Maggie Grace, Dougray Scott, Sam Spruell, Don Harvey, Dylan Bruno, Leland Orser, John Gries
Nota: 6,5
Sinopsis:  Tras ser acusado del asesinato de su ex-esposa, Bryan Mills luchará por esclarecer el crimen intentando averiguar quién y porque ha cometido el crimen.






Crítica:
En 1994 Milcho Manchevski rodó la que para mi es su obra cumbre: "Before the Rain", en ella el director macedonio analizaba los efectos de la guerra sobre las personas. Manchevksi dividió su película en tres capítulos claramente diferenciados: En el primero profundizaba en como afecta la guerra los países vecinos, en el segundo en como un conflicto aparentemente lejano algo que nos resulta ajeno debido a la distancia también puede llegar a afectarnos de forma muy directa y en el tercero en como la guerra influye en las propias familias. Es claro que "Before the Rain" y las películas que forman parte de la saga de "Venganza" ("Taken") están en planos muy diferentes tanto por su forma como por su fondo y como consecuencia de ello en la idea que quieren transmitir al espectador. Si bien la cinta de Manchevski quiere que nos planteemos el sin sentido de la guerra y en como estamos condenados a repetir nuestros errores una y otra vez, las películas de la trilogía de "Venganza" simplemente quieren hacer que el espectador pase un buen rato. Pero hay algo en común entre la cinta de Manchevski y la última película de Megaton que como mínimo llama la atención: Ambos directores traen conflictos que creemos lejanos a nuestras propias ciudades, en el caso del francés el terrorismo deja de ser algo local para convertirse en algo global y afectarnos a pesar de considerarlo algo externo a nosotros (Antes los malvados estaban en la vieja Europa o en Asía central ahora están en el corazón de las ciudades americanas, supongo que el 11-S ha marcado un antes y un después en este tipo de planteamientos y hemos de tener claro que aunque "V3nganza" esta dirigida por Olivier Megaton y producida por Luc Besson y la potente Europa Corp estamos ante una película hecha especialmente por y para el público americano), en el caso del macedonio extendiendo el conflicto que provocó una guerra a un restaurante de una gran ciudad.


Si en las dos primeras entregas de la saga de "Venganza", el personaje interpretado por Liam Neeson esa especie de Jessica Fletcher en lo que a relaciones familiares se refiere debía proteger a su familia de diversos secuestros e intentos de asesinato que se intentaban llevar a cabo en unas supuestas vacaciones idílicas en Francia y en Estambul, ahora en "V3nganza" ("Taken 3") este deberá defender su inocencia y proteger a su hija no en un peligroso país europeo o en asía central si no  en la propia ciudad donde vive el protagonista, en el propio Estados Unidos, el mal no solo ha llamado a las puertas del país si no que se ha instalado en el sin ningún problema. (Queda claro y si no ahí esta el genial trailer honesto que se ha realizado sobre las dos primeras películas de la saga en las que el mensaje de estas parece ser un aviso a los inocentes turistas americanos indicándoles a donde no tiene que viajar o por lo menos de los riesgos que correrán si lo hacen. El terror, el miedo queda expuesto de manera lejana, no como ocurría en "La Matanza de Texas" - "The Texas Chain Saw Massacre" donde una familia de la américa profunda se convierte en caníbales comiéndose a todo aquel inocente que cae en sus manos si no llevándolo a otros países como ocurría por ejemplo en la famosa "Hostel", parece que la lejania hace que establezcamos una distancia con el terror y/o la violencia y por tanto lo veamos como un elemento para entretenernos y pasar un buen rato). Ahora los malvados rusos que se formaron como soldados bajo el ampara de la Unión Soviética han llegado a nuestras ciudades tras la descomposición de su país para sembrar el terror y acabar con nuestra idílica forma de vivir.


"V3nganza" - "Taken 3" (Lo siento, no me gusta eso de cambiar la e por un tres en el título, creo que queda tan molón como ridículo) posee dos partes claramente diferenciadas. La primera, francamente decepcionante es donde el director con un un apellido que podría hacerle pasar por un malvado de película de dibujos animados de Disney: Olivier Megaton, plantea la base de la historia que va a desarrollar llenándola  de una sobredosis de tópicos acerca de las relaciones familiares para intentar dotar a su cinta de una carga minimamente dramática que haga que esta película no sea una mera sucesión de persecuciones y peleas pero por desgracia todos estos elementos no solo no nos interesan lo mas mínimo si no que además nos aburren profundamente (Todo el tema del embarazo resulta del todo exasperante)  Es aquí donde el director y los guionistas (Parece que Besson esta en horas bajas) nos presentan a ese nuevo personaje interpretado por el siempre solvente Forest Whitaker (Que parece realizar una variación del personaje que interpretó en "El último desafío" - "The Last Stand") que da vida a un policía superdotado (O al menos eso es lo que parece) rodeado de la mayor panda de ineptos vista en mucho tiempo. Es durante esta primera parte donde el espectador no va a encontrar aquello que espera de esta cinta (Salvo en contadas excepciones) ya que el director se plantea como un thriller al uso, demasiado deudora de "El Fugitivo" ("The Fugitive")  y donde este intenta usar estar parte de la película como una hipotética partida de ajedrez entre los personajes interpretados por Whitaker y Neeson donde el resto de personajes no son mas que meras figuras dentro de esta partida. (Esta idea es remarcada gracias a esa extraña obsesión por parte del personaje interpretado por Whitaker de llevar casi constantemente la figura de un caballo de ajedrez a lo que hay que sumar ese plano de su despacho con un ajedrez de fondo. Como viene siendo habitual cierto tipo de cine infravalora al potencial público al que va dirigida la película y recalca lo obvio repetidas veces. Hay otras ideas y escenas que refuerzan estas ideas pero es mejor no comentarlas ni aquí ni ahora). Es esta primera parte la mas floja y decepcionante de "V3nganza" básicamente porque Megaton es un director que se maneja muy bien a la hora de rodar escenas de acción pero que cinematográficamente hablando a este le queda muy grande la idea de rodar una cinta donde la tensión no solo se mantenga si no que vaya in crescendo y se muestra incapaz de desarrollar el conflicto del falso culpable dejándonos momentos vacíos que no aportan nada a la trama pero que afectan y mucho al ritmo de la película.


Es en la segunda parte de la cinta, cuando Megaton deja de lado el intento de explotar la tensión del falso culpable donde el director se centra en lo que mejor sabe hacer: Rodar escenas de acción y tiroteos donde en muchos de los casos la lógica brilla por su ausencia (Hay un exceso de explicaciones para justificar lo injustificable) que hacen de estos momentos algo realmente entretenido y que básicamente es por lo que hemos pagado el precio de una entrada. Es aquí donde "V3nganza" ofrece todo lo que esperamos de ella pero aún así esto no nos quita de la cabeza la sensación de estar ante la peor cinta de la saga (Y eso que "Venganza 2" ya era flojita). Si la saga de "Transporter" iba de menos a mas (Donde Megaton dirige la tercera entrega) estas "Venganza" van de mas a menos y mientras la primera de las películas resultó un muy refrescante y sorprendente éxito, sus continuaciones se han decantado por repetir la formula que les dio tanto éxito pero sin la gracia y la chispa de la primera pero sobre todo sin el factor sorpresa.


"V3nganza" sorprende por alejarse de la continuidad prefijada por sus dos predecesoras en lo que a historia se refiere hecho que puede gustar o disgustar a partes iguales pero que a un servidor le parece que no es mas que una justificación para coger una historia de acción que nada tenia que ver con las aventuras del personaje interpretado por Liam Neeson y realizando una serie de modificaciones ponerlo como una secuela mas. El "Todo termina aquí" nos llama la atención por la falta de conexión entre esta y las anteriores cintas de la saga (Si hacemos un pequeño ejercicio de abstracción podemos ver que esta historia podría formar parte de "Venganza" o de cualquier otra saga incluso ser una cinta totalmente independiente pero claro es mas fácil aprovechar la fama de una saga que ha funcionado bastante bien en taquilla que lanzar una película por si sola)


"V3nganza" vuelve a estar protagonizada por Liam Neeson que tras dejarnos patentes muestras de su talento para sacar adelante papeles dramáticos se ha encumbrado como nuevo héroe de acción resultando bastante convincente (Ahí están sus trabajos con Jaume Collet-Serra, su papel en "El Equipo A" - "The A-Team" o en "Infierno Blanco" - "The Grey" por citar algunos ejemplos). Acompañado por una Maggie Grace incapaz de encontrar el rumbo tras dejar la serie "Perdidos" ("Lost") y que nos ha dejado trabajos en cintas tan decepcionantes como "MS1: Máxima Seguridad" ("Lockout") publicitada como "de los productores de Venganza" y por una Famke Janssen que parece que no tiene mucha suerte a la hora de desarrollar personajes en trilogías ya que todos parecen marcados por un mismo y trágico destino. La última cinta de Olivier Megaton nos regala una parte final realmente entretenida pero nos deja la sensación de encontrarnos ante una oportunidad perdida, la sensación de que se podría haber acabado la saga por todo lo alto y no mediante una mera historia que parece mas preparada para que pasemos por taquilla mas que por que tuvieran algo interesante que contarnos. Como siempre ocurre en este tipo de películas lo mas interesante es lo que nunca nos cuentan: A pesar de ser inocente, ¿Como se va a librar el personaje interpretado por Liam Neeson de todos los delitos cometidos como: Disparar a policías, destrozar media ciudad, asesinar a alguien que pasaba por ahí, resistencia a la autoridad, no colaborar con una investigación oficial, etc... etc... etc...? "V3nganza" gustará a los mas fans, el resto mejor abstenerse.



Lo mejor: La escena en el edificio del gangster ruso.
Lo peor: Todo lo relacionado con el embarazo de la hija del protagonista

domingo, 11 de enero de 2015

Crítica: Si decido quedarme - If i Stay

Título: Si decido quedarme - If i Stay
Año: 2014
Género:  Drama - Romantica
Duración: 107 min
Director: R.J Cutler
Guión: Shauna Cross según la novela de Gayle Forman
Música: Heitor Pereira
Interpretes: Chloë Grace Moretz, Jamie Blackley, Liana Liberato, Joshua Leonard, Mireille Enos, Stacy Keach, Jakob Davies, Gabrielle Cerys Haslett, Jakob Davies
Nota: 6,5
Sinopsis:  La vida de Mia dará un vuelco radical debido a un accidente de coche. Durante su estancia en el hospital donde la chica estará en coma luchando por su vida conoceremos sus anhelos, a su familia y a su gran amor para descubrir todo aquello por lo que merece la pena luchar.




Crítica:
Durante el año 2014 se estrenaron, al menos en España, tres películas de corte ciertamente dramático con grandes toques románticos que iban dirigidos a un público mayoritariamente adolescente. Estas películas: "Bajo la misma estrella" ("The Fault in Our Stars") de Josh Boone, "Ahora y Siempre" ("Now is Good") de Ol Parker y esta "Si decido quedarme" ("If I Stay") de R.J, Cutler están basadas en diversas novelas (De John Green, Jenny Downham y Gayle Forman respectivamente) que retrataban desde muy diversos puntos de vista que sentían tres chicas jóvenes cuya vida por un motivo u otro se encuentra en una situación bastante delicada. (En los casos de las películas de Boone y Parker debido a las graves enfermedades que sufren las protagonistas mientras que en el de la cinta de Cutler debido a un terrible accidente de tráfico) y que servia también como pretexto para conocer los anhelos de las chicas sobre todo en lo que al amor se refiere (Punto que potencian las tres cintas: La necesidad de sentirse amado/a y de la necesidad de disfrutar de una vida normal tal y como le sucede a las personas que no tienen ningún tipo de enfermedad grave o descubrir que por mucha pasión que sientas por algo, tocar un instrumento de forma magistral en el caso de "Si decido quedarme" necesitas a alguien que te complemente para sentir que tu vida realmente tiene sentido. Este mensaje esta presente en muchas cintas especialmente en las que nos llegan desde Estados Unidos pero normalmente estas ideas son remarcadas en el cine dirigido a los adolescentes, en alguno de los casos de manera bastante simplona, en otros como en los tres casos citados abordando el tema de manera bastante agradable. Aunque hay que pensar que este tipo de planteamientos puede llevar a cierta parte del público a la que va dirigida la película a pensar que si estas solo poco menos que no eres persona o un fracasado, idea realmente peligrosa. Hay que aclarar que "Ahora y Siempre" - "Now is Good" es una cinta inglesa y el acercamiento tanto a la enfermedad como a los sentimientos del personaje interpretado por Dakota Fanning aún siguiendo un mismo camino acaba por diferir en la forma de plasmar ciertas ideas, ciertos sentimientos y ciertas atmósferas en pantalla).


"Ahora y siempre" ("Now is Good") fue la película que pasó mas desapercibida de las tres en taquilla (En España se aprovechó el estreno de la cinta de Boone "Bajo la misma estrella" para publicitar esta cinta) debido sobre todo a que se pudo ver en pantalla grande dos años después de su estreno oficial lo que hizo que su potencial público la hubiera visto antes por otros medios, debido también a una carencia de grandes nombres en el reparto (O de estrellas emergentes como es el caso de Shailene Woodley con grandes producciones a sus espaldas, a pesar de que la cinta de Parker contaba con dos grandes actores como son Dakota Fanning y Paddy Considine) y por no tener detrás el brutal éxito de ventas de la novela en la que se basa (Todavía recuerdo el día del estreno de "Bajo la misma estrella" en una sala a reventar de gente donde yo debía ser el único que no se había leído todavía el libro). Esta cinta es, desde mi punto de vista (Y por desgracia conozco el tema), la película que refleja ciertos aspectos de la enfermedad de una manera humilde y sincera así como los sentimientos de todos aquellos que están alrededor del enfermo y no saben como actuar. "Bajo la misma estrella" ("The Fault in Our Stars") resultó una sorprendente película realmente emocionante a pesar de ciertas trampas o ciertos engaños usados tanto por Boone en la película como por Green en su novela para llegar mas al espectador o lector según sea el caso y hacer que la lagrima brotara con mayor facilidad. "Si decido quedarme" ("If I Stay") parece seguir esa línea prefijada por las anteriores películas pero se aleja de estas tanto en el tratamiento de la enfermedad (Aquí no estamos ante una chica que padece cáncer si no ante una joven que se encuentra en coma tras un accidente de trafico) como en el de la concepción del personaje (Mientras en las cintas de Parker y Boone conocemos a las protagonistas ya enfermas y no hay referencias claras sobre como eran estas antes de la enfermedad en la cinta de Cutler nos acercamos a la protagonista tanto en su estancia en el hospital como antes de su accidente. Aunque podremos apreciar ciertas escenas e ideas prácticamente similares)


"Si decido quedarme" ("If i Stay") no posee una estructura lineal, mediante sus continuos saltos en el tiempo iremos conociendo poco a poco no solo a su protagonista si no también a su familia (Que le den el premio de los padres del año a los personajes interpretados por Joshua Leonard y Mireille Enos por ser dos de los padres mas enrollados que hemos visto en pantalla grande en mucho tiempo y por ese amor incondicional que muestran hacia sus hijos. Aquí volvemos a encontrarnos con la moralina propia de cierto tipo de películas americanas: La idealización de las relaciones paterno filiales donde los padres son capaces de hacer cualquier cosa por sus hijos), a sus amigos (Especialmente a una Liana Liberato que a pesar de haber destacado en "Trust" - "Puedes confiar en mi" parece relegada a papeles secundarios) pero sobre todo conoceremos a ese chico que le robará el corazón y le hará descubrir que hay algo mas allá del violonchelo.


Probablemente ese tono a "Desde mi cielo" ("The Lovely bones") pueda resultar lo mas decepcionante de la película (Salvando las distancias ya que la cinta de Jackson que también se basa en una novela en este caso de Alice Sebold la protagonista observa a su familia tras haber sido asesinada mientras que en el caso de la cinta de Cutler esta pasea por las estancias del hospital viendo lo que ocurre, hecho este que también nos remite a "Despierto" - "Awake" de Joby Harold una muy entretenida cinta que dejaba de lado todo el tema dramático y romántico para centrarse en un típico thriller cuya fuerza se basaba en los constantes giros de guión, la mayoría absolutamente increíbles) y acabe por resultarnos un tanto empalagoso y cansino algo a lo que si sumamos una excesiva duración de la cinta tampoco ayuda mucho. Personalmente sigo pensando que el mal de muchas cintas actuales consiste en alargar en exceso ciertas ideas o escenas, la concisión es un plus añadido ya que hay que centrarse en lo necesario y no rellenar metraje con escenas que lo único que hacen es recalcar aquello que ya sabemos.


Pero si algo sorprende de esta "Si decido quedarme" ("If I Stay") no es solo es la cantidad de referencias a música de calidad que hay durante la película (Desde Debbie Harry pasando por la mejor época de Iggy Pop o esa actuación que parece seguir la línea de los tan famosos actualmente Mumford and Sons tocando el "Today" de los Smashing Pumpkins) si no y sobre todo la gran carga dramática de la película que casi podríamos llegar a definir como una especie de "Alabama Monroe" ("The Bronke Circle Breakdonw") para adolescentes aunque resulta un tanto decepcionante que tanto la escritora de la novela en la que se basa como el director no hayan decidido correr mas riesgos y haber llevado su película al limite. (Las comparaciones con la cinta de Felix Van Groeningen no solo se quedan en la carga dramática de las películas, si no también en que ambas poseen una estructura narrativa fragmentada que sirve para dar una visión global de los protagonistas a lo que hay que sumar además la importancia de la música. Tanto los personajes mostrados por Van Groeningen como el padre de la protagonista de "Si decido quedarme" son músicos algo que viven con absoluta pasión)


"Si decido quedarme" se beneficia del gran trabajo de Chloë Grace Moretz que ha dejado claras y patentes muestras de ser una de las mejores de su generación. Ahí están sus trabajos en "Déjame Entrar" ("Let Me In"), "Kick-Ass" (Su Hit-Girl le va a acompañar toda su vida) o su interpretación en la tremendamente impersonal "Carrie" de lo poco que se podría salvar de la quema general, en el trabajo de los secundarios (A pesar de que el novio no consigue transmitirnos esa pasión que siente la protagonista como para compartir su vida con el y con el violonchelo. Otra mención especial a Stacy Keach que interpreta al abuelo de la protagonista y nos deja uno de los grandes momentos de la película en forma de monologo) y en un montaje que da bastante ritmo a la película "Si decido quedarme" es una buena muestra de que el cine dirigido a los adolescentes posee calidad y merece la pena y mucho ser visto. La cinta de R.J. Cutle es una película que se ve muy bien, que emociona y que hay que ver con un gran paquete de Kleenex en la mano porque si ciertas escenas no te emocionan es que no eres persona.



Lo mejor: La estructura fragmentada de la película. Esos padres tan enrollados.
Lo peor: Tanto correr por los pasillos del hospital cansa un poco y resulta un recurso demasiado visto.

martes, 6 de enero de 2015

Crítica: Lo que hacemos en las sombras - What we do in the Shadows

Título: Lo que hacemos en las sombras - What we do in the Shadows
Año: 2014
Género:  Mockumentary - Comedia
Duración: 86 min
Director: Jemaine Clement y Taika Waititi
Guión: Jemaine Clement y Taika Waititi
Música: Plan 9
Interpretes: Jemaine Clement, Taika Waititi, Jonathan Brugh, Cori Gonzalez-Macuer, Stuart Rutherford, Ben Fransham, Jackie van Beek, Elena Stejko, Jason Hoyte
Nota: 6
Sinopsis:  Un equipo de filmación quiere rodar un documental sobre un grupo de vampiros que vive en Nueva Zelanda, gracias a ellos descubriremos las dificultades de los vampiros para compartir piso, vestirse para irse de marcha o encontrar un buen bar donde ir a divertirse.




Crítica:
Lo peor de "What we do in the Shadows" es la propia "What we do in the Shadows", lo peor de la propuesta de Jamaine Clement y Taika Waitit es el gran concepto que tiene de si misma lo que lleva al espectador a pensar que esta ante una genial comedia y ante, sorprendentemente, ante una cinta realmente original. La película dirigida por los creadores de la serie de culto "Flight of the Conchords" y por el director de cintas tan apreciables como "Eagle Vs Shark" o "Boy" posee tantos puntos a favor como en contra lo que hace que el resultado final no sea tan brillante como muchos esperábamos.


La historia de ese grupo de vampiros que comparten piso documentada por un equipo de filmación que quiere mostrar como es la no-vida de los vampiros en Nueva Zelanda supone una comedia con momentos realmente elaborados y simpáticos que nos arrancan sonoras carcajadas pero que nos deja también otros realmente flojos y lo que es peor nos lleva a pensar que por momentos alguna escena o idea ha sido terriblemente alargada para que la cinta tenga una duración mas o menos estándar (Y eso que la película no llega a la hora y media). "What we do in the Shadows" hubiera sido un soberbio mediometraje, un producto para ver, disfrutar y echarse unas risas pero por desgracia la cinta de Clement y Waititi a pesar de dejarnos un gran chiste final, va apagándose poco a poco y solo los chistes a costa de "Crepúsculo" ("Twilight") consiguen sacarnos del tedio en el que se va hundiendo poco a poco la cinta (Queda como ejemplo de estas ideas el poco juego que le sacan los directores y guionistas  a la fiesta a la que acuden los protagonistas con otros vampiros y zombis, esos bailes eróticos de Deacon (Jonathan Brugh) que de tan forzados resultan ridículos en el peor sentido de la palabra o un par de chistes en los títulos de crédito finales que no están a la altura de lo esperado. Por no hablar de lo desaprovechada que esta la idea de La Bestia)


No sorprende que "What we do in the Shadows" arrase allá por donde pasa y se lleve todos los premios del público habidos y por haber. Si algo tiene la película de Clement y Waititi es un gran poder para conectar con el público y dejarle a este la sensación de que ha visto una película mucho mejor de lo que realmente es. "What we do in the Shadows" recibió el premio del público en el pasado Festival de Cine de Sitges donde pude ver la película aunque reconozco que fui del todo incapaz de dejarme llevar por la cinta de Clemente y Waititi como me hubiera gustado (O al menos como parecía disfrutar una parte del público). Merece la pena una pequeña reflexión acerca de los premios que da el público en los festivales de cine, una reflexión acerca de aquello que premiamos libremente o eso nos hacen creer. Sin ir mas lejos tenemos el ejemplo de "Zombieland" (Personalmente creo que es una simpática cinta de zombies y poco mas), la película de Ruben Fleischer recibió el premio del público en el Festival de Cine de Sitges en el 2009. Si algo me llamó la atención no fue el humor de la cinta de Fleischer (Que posee un arranque prometedor pero que al igual que esta "What we do in the Shadows" se va apagando poco a poco aunque aquí la genial aparición de Bill Murray consigue sacarnos de tedio) o ver a la pequeña Miss Sunshine en una cinta de muertos vivientes si no una gran campaña publicitaria que hacia prácticamente imposible no pensar que "Zombieland" no se fuera a llevar el premio del público. En la pasada edición del Festival de cine de Sitges no hubo tal campaña publicitaria pero al hacer fila para entrar a ver la película de Clement y Waititi la sensación era de que muy mal tenia que salir este "What we do in the Shadows" para que no llevarse el mismo galardón que "Zombieland". Buena parte del público iba predispuesto a disfrutar como locos de lo que iba a ver (Entre los que me incluyo), muchos coincidieron con la propuesta de los directores de Nueva Zelanda pero otros pensamos que siendo esta una película fácilmente disfrutable no deja de ser un mero entretenimiento para ver y olvidar. No recuerdo que famoso director dijo que en un Festival de Cine es mucho mas importante el premio especial del jurado que el premio a la mejor película porque el máximo galardón esta condicionado por factores externos a la calidad cinematográfica mientras que el jurado puede sentirse mas libre a la hora de otorgar el premio especial, algo parecido pasa con el premio del público en los festivales muchas veces estamos demasiado condicionados para valorar en su justa medida ciertas películas. (Que conste en acta que no digo esto con animo peyorativo si no a modo de reflexión)


Pero hay algo relacionado con "What we do in the Shadows" que personalmente me sorprendió bastante durante el pasado Festival de Cine de Sitges. No fue la gran corriente de simpatía que generó la cinta en gran parte del público que vio la película (Que aunque no comparto, entiendo) si no que muchas de las críticas y comentarios que se escribieron en diversas redes sociales y periódicos recalcaron la originalidad de la idea de Clement y Waititi. Sorprende por que la idea de que un equipo de filmación intente rodar un documental sobre una persona alejada de la sociedad y que por un motivo u otro ha de matar gente o se dedica a matar gente ya fue mostrada de manera soberbia por ejemplo en "Ocurrió cerca de su casa" ("C'este arrivé de chez vous") de Rémy Belvaux, André Bonzel y Benoît Poelvoorde ganadora del premio a la mejor película y mejor actor en el Festival de Cine de Sitges de 1992 (Que personalmente considero una de las mejores ediciones donde además de la ya mencionada se premió a Quentin Tarantino por su "Reservoir Dogs" y "Braindead" se llevó el galardón a los mejores efectos especiales). Pero si esta comparación pudiera resultar demasiado forzada ahí esta la notable "Vampires" de Vincent Lannoo (Ganadora del premio del público en el Festival de cine fantástico de Málaga en el 2010) donde un grupo de filmación se reunía con un grupo de vampiros que vive en Canadá para enseñarnos su día a día y mostrarnos cuales son sus problemas y preocupaciones.


Si Clement y Waititi nos presentan a tres vampiros que han ido a parar, por diversos motivos, a Nueva Zelanda, Lannoo nos mostraba a una familia de vampiros belgas que viven en Canadá. En ambos casos los protagonistas que comparten su condición de no-muertos viven en un país distinto a su país de origen. Si Clement y Waititi muestran la dificultad de compartir piso y realizar las tareas domesticas, Lanno se adentra en el problema de sacar a una familia adelante donde los hijos adolescentes se rebelan ante las normas establecidas (Impagable el momento en el que la hija no quiere un ataúd negro si no uno rosa), queda claro que ambas películas intentan reírse de situaciones comunes, de problemas cotidianos ubicándolos dentro de un universo extraordinario (El mundo de los vampiros). Y en ambos casos el grupo de personas que van a rodar el documental acerca de los hábitos y de los usos y costumbres de los vampiros llevaban crucifijos y la promesa de no ser devorados por los no-muertos. Es probable que los chistes de "What we do in the Shadows" puedan resultar en media mejores que los de "Vampires" pero lo que nunca podemos hacer es considerar a la cinta de Clement y Waititi como original (Y es seguro que alguien que lea estas líneas comente alguna cinta anterior a la de Lannoo que trate el mismo tema del mismo modo). Hoy en día calificar, salvo alguna excepción, a una película con el adjetivo "original" supone adentrarse en un terreno pantanoso ya que por desgracia la originalidad cada vez brilla mas por su ausencia. (Sin ir mas lejos en el pasado Festival de cine de Sitges se presentó "Norway" que aunque se aleja en la forma y en el tono de "What we do in the Shadows" nos vuelve a mostrar un decadente bar para vampiros, idea que resulta similar a la mostrada por Clement y Waititi en su película).


"What we do in the Shadows" se centra en Vladislav (Jemaine Clement), Deacon (Interpretado por Jonathan Brugh que resulta el mas flojo de los tres personajes tanto en su diseño como en su desarrollo quedando un poco como el tercero en discordia) y Viago (Al que da vida Taiki Waititi que se come literalmente a sus dos compañeros). Bien acompañados por los secundarios especialemente por Stuart Rutherford (Que interpreta a Stu, personaje al que los directores y guionistas saben sacarle mucho juego) y por un Ben Fransham caracterizado de manera notable pero que nos dejan también un par de personajes que no acaban de funcionar como el de ese nuevo vampiro interpretado por Cori Gonzalez-Macuer y el de Jackie (Jackie van Beek) esa sirvienta que aunque nos deja algunos buenos momentos nos deja la sensación de no haber sido aprovechada como hubiera sido necesario dejándonos su personaje como un chiste a medio acabar.


Apoyándose en una gran banda sonora (Especialmente por el tema interpretado por Leningard "Lastochka" o el de Norma Tanega "You're Dead"), aprovechándose de los chistes a costa de la saga "Crepúsculo" (Que aunque nos dejan algunos de los momentos mas hilarantes de la película nos saben a poco y nos hubiera gustado mas mala leche) y sobre todo por hacer algunas referencias a ciertas escenas y películas míticas que tienen un lugar en nuestro corazoncito cinéfilo, "What we do in the Shadows" nos pondrá una sonrisa en la cara durante gran parte del metraje y nos hará pensar que estamos ante un película mucho mejor de lo que realmente es. Aún así hemos de pensar que estamos ante un mero divertimento que nos hará pasar hora y veinte de manera entretenida y rápida a pesar de que una reducción en su metraje o un poco más de trabajo a la hora de desarrollar ciertas escenas y chistes no le hubiera venido nada mal.


Leningrad - Lastochka


Norma Tanega - You're Dead





Lo mejor: Los problemas de los protagonistas para vestirse e irse de marcha.
Lo peor: La escena de la fiesta y el tema de la Bestia no están del todo conseguidos.