sábado, 28 de febrero de 2015

Crítica: El Francotirador - American Sniper

Título: El Francotirador - American Sniper
Año: 2014
Género: Drama - Bélico - Biografía
Duración: 132 min
Director: Clint Eastwood
Guión: Jason Hall según el libro de  Chris Kyle, Scott McEwen y James DeFelice
Música: Joseph S. DeBeasi y Clint Eastwood.
Interpretes: Bradley Cooper, Sienna Miller, Luke Grimes, Cole Konis, Ben Reed, Mido Hamada,  Eric Close, Keir O`Donnell, Sam Jaeger, Jake McDorman, Kevin Lacz
Nota: 6
Sinopsis: Biografía de Chris Kyle considerado el francotirador mas letal del ejercito americano.






Crítica:
Con el cine de Clint Eastwood me ocurre lo mismo que con el de Woody Allen desde hace tiempo me cansa y me aburre soberanamente, me da la sensación de que estos son dos directores que han sido capaces de dejarnos grandes obras cinematográficas ("Sin Perdón" - "Unforgiven", "Mystic River" y "El Sargento de hierro" - "Heartbreak Ridge" por citar tres ejemplos en el caso de Eastwood y "Manhattan", "Annie Hall" o "Misterioso asesinato en Manhattan" - "Manhattan Murder Mystery" por citar otros tres ejemplos de Allen)  han entrado en barrena desde hace tiempo dando la sensación de que dirigen mas por costumbre que porque los proyectos que tienen entre manos les apasionen. O simplemente puede que el exceso de cintas que dirigen ambos haya hecho que la calidad de sus trabajos se haya visto resentida. Aunque Eastwood no dirigió nada del 2011 al 2014 en los últimos 10 años ha rodado 10 películas algo parecido a lo que ocurre con Allen cuya carrera cinematográfica es conocida por rodar casi una película al año. Me viene a la cabeza la figura de Takashi Miike, director japonés conocido por su gusto por lo extremo y lo excéntrico y que es capaz de rodar varias películas en un año lo que hace que al igual que en los casos de Eastwood y Allen la calidad de sus obras se resienta y que junto a grandes cintas como "Audition" nos deje otras realmente flojas y decepcionantes como "Shield of Straw" y es que por encima de la cantidad esta la calidad y estos tres casos son claros ejemplos de ello.


He de ser claro "El Francotirador" me entretuvo e hizo que casi sus dos horas y cuarto de duración se me pasaran volando pero ni mucho menos creo que esta sea la cinta que ha conseguido que Eastwood recupere el pulso, no creo que esta sea la cinta que haya hecho que vuelva el mejor Eastwood ni que el director americano haya dado en el clavo a la hora de analizar la guerra y los efectos que esta tiene sobre las personas pero sobre todo no creo que la nominación al mejor actor de Bradley Cooper este justificada. Si que creo que esta es la mejor cinta de Eastwood desde "Gran Torino" pero esto no es merito de "El Francotirador" si no demérito de las cintas rodadas por el director desde aquella.  Y digo todo esto porque no hay nada, absolutamente nada en esta película que no nos hayan contado antes con mas acierto y con mas profundidad lo que nos lleva a encontrarnos ante la sensación de estar viendo una cinta que ha tomado elementos de "Enemigo a las Puertas" ("Enemy at the gates" de Jean-Jacques Annaud) y muy especialmente de "En Tierra hostil" ("The Hurt Locker" de Kathryn Bigelow) para presentárnoslo con un aparentemente nuevo envoltorio. Resulta llamativa la coincidencia de ciertos temas tratados por Eastwood con diferentes películas. Si en el 2004 Alejandro Amenabar nos dejaba la muy sobrevalorada  "Mar adentro" ese mismo año el director americano rodó la soberbia "Million Dollar Baby" que como la cinta del español tocaba el tema de la tetraplejia y los sentimientos de las personas que se encuentran en esa situación. Es claro que ambas cintas abordaban el tema desde muy diferentes puntos de vista y por supuesto con unos desarrollos totalmente diferentes (Fue muy comentado en su momento el hecho de que la coincidencia entre los temas tratados por ambas películas resultó un lastre para "Mar adentro" impidiendo que esta consiguiera alguna nominación mas a los Oscar). Ahora no ocurre exactamente lo mismo ya que entre la cinta de Bigelow y la de Eastwood hay varios años de diferencia ("En Tierra hostil" fue rodada en el 2008 y estrenada en el Festival de Cine de Venecia ese año no fue hasta casi un año después cuando fue estrenada en Estados Unidos lo que hizo que la película no pudiera alzarse con el Oscar a la mejor película hasta el 2010) pero volvemos a encontrarnos con ideas y temáticas similares: Los efectos de la guerra en las personas y como a estas les resulta imposible olvidarse de lo que han visto y vivido, las heridas psicológicas se mantienen a lo largo del tiempo...


Pero no solo sorprende la similitud entre estas cintas, la idea de desarrollar un conflicto entre francotiradores nos remite directamente a la cinta de Annaud. En "El Francotirador" y a diferencia de lo que ocurría en la cinta del francés esto no deja de ser un elemento secundario dentro de la historia para reforzar la heroicidad del protagonista, un elemento adornado con momentos a lo Bourne al ver a uno de ellos saltando por las azoteas lo que nos lleva a pensar que se han tomado demasiados elementos de otras cintas para mezclarlas y sacar algo que pueda llegar a mucha gente. Pero como viene siendo habitual quien mucho abarca poco aprieta y la cinta de Eastwood naufraga a la hora de reflejar el conflicto que crea la guerra en el protagonista sobre todo por la falta de originalidad de la historia pero naufraga muy especialmente por toda la carga dramática de la película que aunque promete mucho sobre todo tras ver ciertos trailers se queda solo en una serie de pequeños momentos que salvo alguna honrosa excepción no consiguen emocionar al espectador  lo que nos lleva a pensar: ¿Por que nos llega ahora una cinta como "El Francotirador"? ¿Era realmente necesario volver a insistir en las ideas que ya fueron analizadas en profundidad de manera notable por Bigelow en su película? Por desgracia las únicas respuestas que encuentro a estas preguntas son del todo decepcionantes...


....y la primera de ellas es que la presencia del actor Bradley Cooper como productor de la cinta nos lleva a pensar que no dejamos de estar ante una película prefabricada para el lucimiento del actor. Cooper nominado a los Oscar en los tres últimos años por "El Francotirador", "La gran estafa americana" ("American Hustle") y "El lado bueno de las cosas" ("Silver Linings Playbook") no deja de parecerme un solvente actor pero tremendamente sobrevalorado, actor que esta viviendo su gran momento gracias a esa sensación de ser el niño mimado de Hollywood, el capricho de una industria y del que personalmente me sigo quedando con su trabajo en esa película titulada "El vagón de la muerte" ("The Midnight meat train" de Ryûhei Kitamura basada en una historia corta de Clive Barker). Y si creo que "En tierra hostil" es mucho mejor película y llega mucho mas allá que "El Francotirador", lo mismo ocurre con el trabajo de Bradley Cooper y el de Jeremy Renner. No hay nada, no hay ningún matiz en la interpretación de Cooper que no se viera ya antes en la de Renner y lo que es peor, si el segundo conseguía transmitirnos esa "adicción" a la guerra la actuación de Cooper no lo consigue y es necesario fabricar escenas (Un claro ejemplo la escena del hospital donde este ve a su hijo recién nacido llorar) o recalcar ciertas ideas mediante el uso de diferentes planos y el movimiento de la cámara (La obsesión del protagonista por controlar todo lo que ocurre a su alrededor) para que nos lo creamos, lo que nos hace pensar que si Cooper no interpretara a un héroe americano puede que este no se hubiera encontrado con esta nominación...


.... lo que nos lleva a enlazar con la segunda de las respuestas a las preguntas antes planteadas y es que "El francotirador" es sobre todo una cinta de propaganda de los valores americanos. No dejamos estar otra vez ante la visión de que cualquiera puede triunfar en los Estados Unidos donde para ello se nos presenta a un cowboy fracasado lleno de ideales y demasiado mayor como para alistarse en el ejército pero que acabará por convertirse en el francotirador más letal de su país. (Siempre que hablo de la importancia de los valores americanos en las películas producidas en ese país me acuerdo de los Oscar de 1994 cuando optaron por el premio a la mejor película "Forrest Gump" y "Pulp Fiction". No recuerdo que critico reflexionó acerca de los mensajes de ambas cintas ya que mientras que la película de Robert Zemeckis reforzaba la idea del sueño americano, la de Tarantino hablaba del lado oscuro de ese sueño por lo que era totalmente previsible quién iba a alzarse con el Oscar a la mejor película). Además y como viene siendo habitual en este tipo de películas nos encontramos con un peligroso mensaje: Aquí los iraquíes mueren pero los americanos sufren (Los únicos iraquíes que sufren son aquellos que intentan ayudar al ejercito americano), no hay ningún atisbo por parte de Eastwood de realizar una crítica en profundidad sobre aquello que se esta haciendo y porque se esta haciendo y lo que es peor cuando esto parece ocurrir no es porque el protagonista tenga planteamientos morales acerca de lo que hace si no porque su situación familiar le lleva a pensar si matar a un niño esta mal (Cada uno puede pensar lo que quiera, no es mi intención forzar a nadie a pensar como yo pero la idea de que alguien crea que matar a un crío puede estar mal solo porque este tiene un hijo me parece cuanto menos repugnante. Por desgracia solo en este contexto se entiende la forma de actuar del protagonista tanto en lo que a la guerra como en lo que a su familia se refiere). Eastwood idealiza a su héroe hasta limites insospechados haciendo de el un soldado con corazón (En medio de un interrogatorio es capaz de saludar con un simpático "Hola" a la mujer del interrogado... Nadie en su sano juicio pensaría que en una situación así la persona que esta llevando el interrogatorio saludaría de esa manera sobre todo en el contexto de una guerra como esa) y con una intuición fuera de lo común.


Pero donde Eastwood fracasa estrepitosamente es a la hora de mostrar la vida personal del protagonista. Por mucho que este intente contarnos como la guerra no solo afecta a Chris Kyle si no también a toda su familia esta parte de la historia no acaba de cuajar. Eastwood es perro viejo y sabe como sacar el máximo provecho a ciertas escenas dramáticas prefabricadas con esa clara intención (El mas claro ejemplo es esa oportuna llamada de teléfono) pero la idealización del héroe esta por encima del análisis de la vida familiar de este resultando toda esta parte algo realmente vacío y un tanto inconexo que no explora como seria necesario el conflicto entre Kyle y su mujer o entre este y su hermano (Que parece que va a tener peso en la película y acaba diluyéndose en la nada). Si algo sorprende en ciertas escenas de "El francotirador" es el uso de muñecos para "dar vida" a los bebes que aparecen en la película, un hecho tan simple como este hace que la película pierda bastante credibilidad resultando ciertamente ridículo (Mmomentos que han sido parodiados en internet en numerosas ocasiones) lo que refuerza la idea que a Eastwood lo que menos le interesaba era la parte dramática de la cinta donde se habla de la familia del protagonista y quería centrarse en reforzar la imagen de héroe nacional.


Con todo "El Francotirador" es una película entretenida y que se pasa rápido por que aunque estemos ante un Eastwood en horas bajas Eastwood es mucho Eastwood y si algo sabe es donde y como poner la cámara en las escenas de acción. A pesar de ese mensaje inherente a todo este tipo de películas podemos llegar a pasar poco mas de dos horas entretenidas en el cine y echarnos unas buenas risas cada vez que aparezca un horroroso muñeco simulando ser un bebe, no se de quién fue la idea pero va a pasar a la historia del cine y no por algo bueno precisamente..



Lo mejor: Las dos horas y cuarto se pasan volando.
Lo peor: La sensación de estar ante un film propagandístico mas propio de otra época.

domingo, 22 de febrero de 2015

Estreno oficial de "Capa Caída"



Nos alegra anunciar el que próximo 20 de Marzo en los Cinemes Girona de Barcelona se estrenará por fin "Capa Caída". La cinta dirigida por Santiago Alvarado narra en formato de falso documental el intento por parte de un equipo de filmación de profundizar en el auge y la caída del primer superhéroe español: Magno y que debido a un turbio asunto se vio obligado a apartarse de la vida pública para acabar como frutero en El Corte Inglés.


La cinta ha sido presentada en diversos festivales consiguiendo toda una serie de galardones: Premio en las nuevas secciones emergentes en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges en el 2013, mejor película y mejor actor (Juanjo Pardo) en el Festival de Cine Fantástico Europeo de Murcia, Premio especial en el Mórbido Fest y mejor película en el Zinema Zombie Fest. La cinta además fue presentada en el Festival de Cine de Cannes con enorme éxito.


Desde "La soledad del perro guía" queremos felicitar a todo el equipo involucrado en "Capa Caída" por su notable película y por su inminente estreno en la pantalla grande. La cinta de Santiago Alvarado resulta un soplo de aire fresco en lo que a cine de superhéroes se refiere y que se beneficia del tremendo trabajo de Juanjo Pardo, actor a reivindicar desde ya.

Los pases de "Capa Caída" en los Cinemes Girona serán las siguientes:

- Viernes 20 de Marzo a las 22:00h
- Sábado 21 de Marzo a las 22:00h
- Domingo 22 de Marzo a las 20:00h
- Jueves 26 de Marzo, 2,9 y 16 de Abril a las 21:45h

Las entradas podrán adquirirse en la pagina web de los cines o en las propias taquillas. No os perdáis "Capa Caída" porque es una gran película llena de humor y plagada de guiños cinematográficos que harán las delicias de los más fieles seguidores del género.







sábado, 14 de febrero de 2015

Crítica: Ugly

Título: Ugly 
Año: 2013
Género: Thriller - Drama
Duración: 128 min
Director: Anurag Kashyap
Guión: Anurag Kashyap
Música: G.V. Prakash Kumar y Brian McOmber
Interpretes: Rahul Bhat, Alia Bhatt, Surveen Chawla, Jayant Gadekar, Abir Goswami, Sandesh Jadhav, Siddhant Kapoor, Tejaswini Kolhapure, Girish Kulkarni, Murari Kumar
Nota: 7
Sinopsis: Cuando una niña de 10 años desaparezca del coche donde espera a su padre comenzara un historia de miserias, corrupción y venganzas personales.






Crítica:
"Cuando lo que menos importa es la propia víctima". Esta podría ser la frase publicitaria que acompañara al título de la película y que sería un fiel reflejo de todo aquello que nos vamos a encontrar en "Ugly" de Anurag Kashyap director de la enorme en todos los sentidos "Gangs of Wasseypur". La historia de esta película que comienza con un  demasiado habitual "inspirado en hechos reales"  no puede ser a priori más sencilla y típica: La desaparición y búsqueda de una menor hará que salgan a la luz todas las miserias de las que es capaz el ser humano y afloren todas las cuentas pendientes entre los personajes. Y es aquí donde Kashyap muestra todo el potencial de su historia  y lo que parecía que iba a ser una historia más de desapariciones se transforma en un complejo análisis de la naturaleza humana.


"Ugly" podría ser considerada como una metáfora o bien como una radiografía de un país: Trafico de niños, corrupción policial... Llama la atención que casi al principio de la película se muestre a un equipo de filmación protestando ante la policía por tener que volver a pagar para poder grabar, escena que nos remite a ese cine iraní que refleja gracias a sus imágenes una realidad social como ocurrió con "El espejo" ("Ayneh" de Jafar Panahi) o "El Sabor de las cerezas" ("Ta'm e guilass" de Abbas Kiarostami) donde en el primer caso Panahi utilizaba el juego entre realidad y ficción para rodar una cinta que acaba siendo un fiel reflejo de la vida diaria de una niña y donde en el segundo caso Kiarostami nos dejaba una extraña escena final sobre la que se ha escrito y mucho donde el director mostraba al equipo de filmación de la película. A pesar de esto con "Ugly" ocurre lo mismo que sucedía con la reciente "'71" donde según palabras del propio director la historia trascendía de la situación de Belfast lugar donde ocurren los hechos narrados en la película para hacer de la historia que cuenta la cinta algo universal. La película de Kashyap trasciende al propio país donde ocurren los hechos y esta cinta es un fiel reflejo de la falta de escrúpulos y la bajeza moral de las personas haciendo que esta historia sea extrapolable a todo tipo de personas y países. La desaparición de la niña será usada por Kashyap como un elemento disparador de toda esa suciedad que arrastran los personajes, para sacar a la luz todos los odios existentes entre los personajes y que harán de "Ugly" una película de venganzas personales mostrando cotas de egoísmo increíbles de ahí el claro sentido de su título. (Inevitable pensar en el "Old boy" de Park Chan-wook y toda su gama de personajes destrozados a nivel emocional. Aunque ha de quedar claro que las intenciones del director indio difieren mucho de las del surcoreano)


Resulta un tanto complicado situarse ante "Ugly" al principio de la misma. Un montaje con el que se nos van presentando a los personajes durante los títulos de crédito, donde al inicio de los mismos el director usa una música a lo Haneke en "Funny Games" (Y es que las cintas de Kashayp y Haneke aunque teniendo desarrollos muy distintos ambas exploran la maldad inherente al ser humano dejándonos mensajes e ideas ciertamente descorazonadoras) hará que el espectador se sienta un tanto desconcertado hasta que este sea capaz de ubicar a los personajes y la relaciones existentes entre ellos dentro de la historia (Mediante el recuso del flashback Kashayp irá reforzando ciertas ideas claves para entender las motivaciones de los personajes. Recurso usado con inteligencia que no satura y no hace que el espectador pierda el hilo de la historia principal) a lo que hay que sumar un uso excesivo del teléfono móvil un tanto agobiante (Algo que personalmente me resultó un tanto exasperante y que se mantiene a lo largo de toda la cinta. Resulta llamativo el uso que hace Kashyap del móvil durante la película: Elemento de comunicación entre los personajes que a su vez están demasiados aislados y cegados por sus odios y por sus necesidades personales)


Tras este arranque que puede descolocar a más de uno, Kashyap se muestra soberbio a la hora de dotar de ritmo a su historia. A pesar de alguna escena no desarrollada correctamente (Me viene a la cabeza por ejemplo la escena del hermano de la protagonista bailando en su casa, momento que podría casi ser definido como un Danny Boyle indio) el director y guionista sabe perfectamente a donde quiere llevar su historia y como desarrollarla para llegar a ese punto. Aunque la película posee una duración de poco más de dos horas en ningún momento tenemos la sensación de que sobra alguna escena o de que se haya intentado rellenar metraje absurdamente. Escrita en 1995 el director reconoce que esta es una historia profundamente personal (La idea de la cinta surgió de la reflexión de Kashyap sobre el poco tiempo que pasaba con su hija fruto de su primer matrimonio) y reconoce también que esta es su mejor película hasta la fecha tanto por la estructura de la historia, la forma de narrar las relaciones entre los personajes y de ponerlo todo junto sin que nada chirríe.


Definida por algunos como repulsiva por explorar de una manera tan clara y descarnada la miseria humana, ningún personaje se salva del análisis del director y es difícil que el espectador acabe sintiendo empatia por alguno de ellos. "Ugly" es una gran muestra de cine indio, de una industria que muchos asocian con Bollywood, con bailes exóticos y poco mas. Esta es una gran manera para que muchos descubran que en este país se hace mucho mas cine y de gran calidad. Todos los actores resultan perfectos interpretando sus respectivos roles en la película, cinta que nos deja algún momento hilarante como ese en el que los protagonistas tienen que explicar a los policías como funciona un móvil y donde llama la atención que ciertos personajes aparezcan fumando (Por todos es sabido que en la India durante las proyecciones en el cine si alguien sale fumando se muestra un incomodo anuncio antitabaco). "Ugly" es una notable muestra de cine, de como hay que rodar un thriller con pulso y ritmo y de como hacer una gran película. Muy recomendable.



Lo mejor: El pulso con el que el director plasma su historia en la pantalla.
Lo peor: Resulta imposible acabar empatizando con los personajes.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Crítica: El destino de Júpiter - Jupiter Ascending

Título: El destino de Júpiter - Jupiter Ascending
Año: 2015
Género: Ciencia Ficción - Acción
Duración: 127 min
Director: Lana y Andy Wachowski
Guión: Lana y Andy Wachowski
Música: Michael Giacchino
Interpretes: Mila Kunis, Channing Tatum, Sean Bean,  Eddie Redmayne, Douglas Booth, Tuppence Middleton, Nikki Amuka-Bird, Christina Cole, Nicholas A. Newman,  Ramon Tikaram, Doona Bae
Nota: 4
Sinopsis: Jupiter Jones esta harta de su vida. Entre retretes y sin atisbo de mejorar Jones esta hastiada de todo pero su existencia dará un giro radical cuando descubra que no estamos solos en la galaxia y se encuentre en medio de una extraña conspiración que no acaba de entender.



Crítica:
!!!El Néctar debe fluir!!! !!!El tiempo debe fluir!!!! Es innegable que los hermanos Wachowski son para bien y para mal un referente en el cine de ciencia ficción reciente, es innegable que rodar una película como "Matrix" les valió el reconocimiento internacional e hizo que su cinta se ganara un hueco entre las grandes obras dentro de este género pero también es cierto que el gran espaldarazo que supuso esta película fue lo que muchos consideraron el principio del fin de los Wachowski. Si en su primera cinta, película injustamente ignorada dentro de su filmografía, "Lazos Ardientes" ("Bound") Andy y Lana Wachowski dejaron patentes muestras de su talento y de su gran capacidad para crear historias y atmósferas, demostrando que eran capaces de sacar el máximo provecho de sus actrices principales (Jennifer Tilly y Gina Gershon), fue con su segunda película "Matrix" con la que llamaron la atención siendo esta una cinta que marcó un antes y un después en lo que al uso de efectos especiales se refiere y convirtiéndose casi desde el día de su estreno en una cinta de cabecera para muchos aficionados al género.



Es difícil que un éxito como "Matrix" no se suba a la cabeza y también es difícil que tanto los espectadores como los críticos no miren con lupa cada trabajo de los Wachowski y hay que reconocer que si bien algunas de sus películas no son precisamente buenas muchas críticas han atacado su obra de una manera excesivamente visceral. Pero es que hay varias cosas que los espectadores no han perdonado a los Wachowski. Una de ellas es la línea entre inspiración, homenaje y plagio que muchas veces los directores americanos traspasan sin ningún tipo de complejo ni pudor lo que lleva a un aficionado a pensar si los Wachowski desprecian la cultura cinematográfica de los espectadores ante un uso tan claro de recursos extraídos de otras cintas. Podemos aceptar por ejemplo que "Matrix" sea una especie de versión cibernética de "Alicia en el país de las maravillas" (Alice's Adventures in Wonderland de Lewis Carroll) mezclada con una clara iconografía religiosa (Cristina para ser mas exactos), podemos incluso permitirnos el lujo de reírnos al ver a Neo volar a lo "Superman" pero la gran cantidad de escenas o ideas extraídas de otras cintas nos llevaron a muchos a pensar que los Wachowski son dos grandes artesanos capaces de tomar demasiado de otros y mostrarlo como propio. Como siempre el debate esta servido, muchas personas piensan que es plagio otros muchos que no son mas que homenajes como hace Tarantino en sus películas... Cada uno es libre de pensar lo que quiera pero son claras las referencias a cintas como "Ghost in the Shell" de Mamoru Oshii, "Desafío Total" ("Total Recall") de Paul Verhoeven, "El Asesino" ("The Killer") de John Woo, "Fist of Legend" de Gordon Chan o "Scanners" una de esas cintas que muchos ignoran al hablar de las "influencias" de "Matrix" pero que posee una escena que parece tomada directamente de la cinta del director canadiense. Ante cualquier duda solo hay que ver la escena en la que  el protagonista utiliza el teléfono de una cabina para comunicarse con un ordenador (Aunque Cronenberg es venerado por muchos, entre los que me encuentro, hay que reconocer que muchas veces no hemos valorado en su justa medida su trabajo. Ahí esta "Existenz" película adelantada a su época que no fue entendida en su momento y que es necesario recuperar) 



Otra de esas cosas que los espectadores no han perdonado es la manera en la que los Wachowski destrozaron su "Matrix" con dos secuelas a priori necesarias pero del todo aburridas y que tiraban por la borda todas aquellas buenas ideas que los directores y guionistas plantearon en su película. Pero si hubo algo malo relacionado con "Matrix" fue el hecho que hizo que los directores creyeran eran los renovadores del cine de ciencia ficción, por momentos Lana y Andy Wachowski creyeron que ellos eran los Neo que tenían que salvar a un género que debían pensar que agonizaba. Y ese fue el gran error de los directores, su soberbia les llevó a hacer agonizar a su película gracias a alargar una historia hasta la saciedad y sobre todo intentando dar una profundidad a la  saga usando rebuscadas conversaciones y conceptos lo que llevaba a que ciertos momentos de las secuelas llegaran a niveles máximos de pedantería lo que hizo que muchos desconectáramos de su propuesta (Todos recordamos la escena con el arquitecto, momento que ha sido parodiado infinidad de veces). Estos dos rasgos: la sensación de estar antes los salvadores de la ciencia ficción y el exceso de pedantería y pretenciosidad han sido desde ese momento dos características inseparables del cine de los Wachowski. El primero quedó patente en "Speed Racer" insulsa película de carreras y aventuras, tan técnicamente perfecta como falta de alma y de pasión y el segundo en la que para mi es su mejor cinta: "El Atlas de las Nubes" ("Cloud Atlas") donde los Wachowski adaptaron la novela de David Mitchell complicando en exceso la estructura narrativa de la misma así como la creación de los personajes haciendo que un mismo actor interpretara a varios personajes (Idea esta que merece muchos y profundos análisis). Con todo "El atlas de las nubes" resultaba una grandisima película donde era discutible la forma elegida por los directores para plasmar la historia de Mitchell y que resultaba lastrada sobre todo por una duración que para muchos resultó excesiva.



Ahora, tras varios retrasos no del todo justificados, nos llega la última cinta de los Wachowski, "El destino de Júpiter" ("Jupiter Ascending") que como viene siendo habitual últimamente vuelve a ser un estrepitoso fracaso de taquilla en Estados Unidos (Y probablemente en el resto del mundo también). La historia de Júpiter Jones podría ser una muestra de todo aquello de lo que son capaces los Wachowski: De lo mejor (Lo menos) y de lo peor que por desgracia parece ser mucho. Si "Matrix" podía ser definida como una versión de "Alicia en el país de las maravillas" con toques religiosos y múltiples "referencias" que sazonaban a la historia, en "El destino de Júpiter" volvemos a encontrarnos con todo tipo de ideas y de escenas extraídas de distintas obras. Desde las obvias como "Dune" (Es una lastima que ningún personaje diga algo del tipo: "El néctar debe fluir" o "El tiempo debe fluir". Desde luego la propuesta de los Wachowski queda muy, muy lejos de la novela de Frank Herbert - probablemente no tanto de la adaptación al cine llevada a cabo por David Lynch - y aunque estos intentan dotar de un aura de intriga y trabajar todo el tema de las conspiraciones entre los miembros de una familia por controlar una valiosa mercancía la densidad de la historia de "El destino de Júpiter" deja mucho que desear resultando casi un intento fallido de acercar ciertos conceptos expuestos por Herbert en su novela y hacerlos cercanos al público en general) pasando por "El Mago de Oz" (¿Alguien no pensó en los monos voladores de la Bruja mala del Oeste al ver a esa especie de extraños dinosaurios que trabajan para el malvado Balem Abrasax. Aquí no es Dorothy la que viaja a Oz y ha de acabar con la malvada bruja ayudada por un hombre de hojalata, un espantapájaros y un león que como recompensa recibirán un corazón, un cerebro y coraje, si no Júpiter Jones que viajará al espacio exterior para ocupar su puesto y desbancar al malvado Balem siendo ayudada esta vez por un soldado cuyos genes han sido mezclados con los de un lobo y otro cuyos genes han sido mezclados con los de una abeja o algo así y por cuya ayuda al igual que ocurría en la novela de Lyman Frank Baum también tendrán su posible recompensa), siguiendo con cintas como "Señales" - "Sings" (Una lastima que los Wachowski no hayan querido rodar un parodia de su propia cinta aunque por momentos esa parezca su intención. Un crossover entre su película y la cinta de M. Night Shyamalan nos hubiera dejado uno de esos impagables momentos cómicos que pasarían a la historia del cine. Es una lastima que tengamos que esperar a que algún bodrio de los que últimamente parecen prodigarse en pantalla grande se decida a hacerlo. Aunque hay que reconocer que ciertos momentos entre campos de maíz y casas asiladas hacen que "Looper" de Ryan Johnson también nos venga a la cabeza) añadiendo elementos de "La princesa prometida" - "The Princess Bride"- (Aquí no será un joven enmascarado el que se desviva por rescatar a la princesa si no un lobo hombre espacial que intentará proteger a la joven desvalida) o incluso llegando a series como "V". Pero lo que resulta mas llamativo es que tras la saga "Crepúsculo" volvemos a encontrarnos con otra cinta que juega con conceptos casi mas propios de la zoofilia ("Tengo mas en común con un perro que contigo" llega a reconocer el protagonista) que de una película ideada para ser un blockbuster y que nos dejan los momentos mas involuntariamente hilarantes de la película.



Si en "Matrix" el componente religioso venía dado entre otras cosas por presentarnos a esa especie de Mesías, en "El ascenso de Júpiter" esta idea viene impuesta por el claro recuerdo de "Que bello es vivir" ("It's a Wonderful life" de Fran Capra, cinta que posee un claro sentido religioso y que comparte con la cinta de los Wachoswki no solo la idea de las alas perdidas de esas presencias venidas del cielo que ayudan a la protagonista de la película intentando, entre otras cosas, ganarse las alas, si no también el proceso de la protagonista hastiada y asqueada de su vida repitiendo constantemente eso de que su vida es una mierda y donde en un proceso distinto al que sufre George Bailey irá descubriendo que ese preciado don que es la vida y que esta es mas maravillosa de lo que jamás llegó a pensar. En ambos casos el amor a la familia será un valor a tener en cuenta en todo este proceso. Llama la atención como refuerzan los directores estas ideas ante ciertos personajes y diálogos recalcan la idea de como el consumismo nos hace creer que nos vamos a sentir bien, de como el vacío que sentimos podemos llenarlo comprando cosas) . Pero la idea religiosa no solo se queda en este punto, una de las familias protagonistas se apellida Abrasax y buscando información sobre el tema descubrimos que ciertas sectas filosófico-religiosa que llegaron a mimetizarse con el cristianismo y que utilizaban piedras  llamadas abrasax como talismán. Se creía que Abrasax era el nombre de un Dios que representaba el bien y el mal (Fuente Wikipedia). Si en "Matrix" nos encontrábamos con un personaje llamado Trinity en "El destino de Júpiter" nos encontramos con toda una familia apellidada Abrasax


Igual que ocurría con la saga de "Matrix" o con "El atlas del Cielo" ("Cloud Atlas"), Lana y Andy Wachowski consideran que la idea de hacer una película compleja se basa en gran parte en complicar innecesariamente las cosas. Volvemos a la idea del Arquitecto y los directores vuelve a usar un vocabulario grandilocuente que nos deja momentos harto ridículos como ese en el que el protagonista explica que gracias a invertir en la gravedad y a las ecuaciones diferenciales este es capaz de surfear (Volvemos a la idea de que los Wachowski podían haber hecho una gran parodia de su propia película bien podían haber adaptado ese gran titulo que se inventaron en España para "Ice Princess": "Soñando, soñando... triunfé patinando" y cambiarlo por "Soñando, soñando... triunfé surfeando". Por lo menos la cosa hubiera tenido mas gracia). A esto hay que sumar la forma tan burda que tienen los directores de introducirnos en este nuevo universo que han creado. No solo han de familiarizar a la protagonista de la película con toda una nueva raza de seres que va a conocer (¿Me pareció ver una especie de hombre elefante? ¿Es un homenaje oculto a Lynch?) si no que ha de utilizarla a ella para llegar al espectador. Es del todo decepcionante cuando una y otra vez el recurso para introducirnos en dichos conceptos es la de repetir de en forma de pregunta la última palabra dicha por el protagonista. ¿Por el protagonista? Si, por el protagonista que le va explicando todo a Júpier Jones. ¿A Júpiter Jones? Si, a Júpiter Jones la protagonista de la película a la que le explica todo lo necesario para que nada de lo que vamos a ver nos resulte demasiado extraño. ¿Extraño? Si, extraño porque por momentos parece que "El destino de Júpiter" intenta trascender al espíritu de "Interestellar" (Otra vez nos encontramos con un granjero que vive asilado del mundo) y superar el entretenimiento que nos ofreció la muy gamberra "Guardianes de la Galaxia" ("Guardians of the Galaxy") para quedarse en un mas que decepcionante quiero y no puedo.


"El destino de Júpiter" es una muy decepcionante cinta de ciencia ficción que no funciona ni como un mero entretenimiento palomitero ni como involuntaria comedia. Channing Taum se esfuerza lo indecible por sacar adelante un papel plano a mas no poder, Mila Kunis con su constante cara de no entiendo lo que esta pasando no sabemos si esta interpretando al personaje o si esto era un fiel reflejo de su sensación al ver todo lo que rodeó al rodaje de esta película y Sean Bean... bueno siempre es un placer ver a Bean a pesar de que muchos de sus papeles parezcan estar cortados por el mismo patrón. Por desgracia y a pesar de su duración (La cinta se va hasta las casi dos horas y cuarto) la tijera esta mas que presente en la película dejándonos escenas que no acaban de entenderse completamente debido a unos diálogos en los que echamos en falta ciertas partes que parece que se han perdido (Este sentimiento se hace patente muy especialmente en el primer encuentro de Tatum y Kunis). Es una lastima que los mismos directores que rodaron una cinta como "Matrix" nos hayan dejado una película tan decepcionante como "El destino de Júpiter". Esta claro que la última cinta de los Wachowski será dentro de poco reivindicada como una joya kitsch.



Lo mejor: La gran fuerza visual que son capaces de desplegar los Wachowski.
Lo peor: La historia no acaba de arrancar y nos acaba aburriendo bastante.

domingo, 8 de febrero de 2015

Sección de Cortometrajes

A continuación os dejamos una serie de cortos que consideramos que bien sea por su calidad o por la fama que han ido adquiriendo gracias a la cantidad de premios que han ido ganando merece la pena verlos y disfrutarlos. Esperemos que os lo paséis tan bien como nosotros viéndolos...



24 Horas con Lucía de Marcos Cabotá


Notable cortometraje de Marcos Cabotá donde el director y guionista es capaz de coger un chiste genial y alargarlo hasta el cuarto de hora de duración sin resultar pesado ni aburrido pero sobre todo sin perder la chispa y la gracia lo que hace de "24 horas con Lucía" un muy entretenido acercamiento al tema de las posesiones y los exorcismos. Resulta imposible pensar en este corto sin Alberto Lozano cuyo trabajo interpretando a Nacho marido de la poseída y con quien este tendrá que pasar 24 horas resulta perfecta. "24 horas con Lucía" a pesar de alguna escena un poco alargada es un muy simpático cortometraje que hará que mas de uno mantengamos la sonrisa en la cara una vez que haya llegado su final.



The Horribily Slow Murderer With The Extremely Inefficient Weapon  de Richard Gale


Tuve la suerte de ver "The horribly slow murderer with the extremely inefficent weapon" en una sesión nocturna en el Festival de Cine Fantastico de Sitges. Tanto el equipo tecnico como el propio cortometraje conectaron con el público de la sala haciendo que los diez minutos que dura el mismo fueran una carcajada continua. Aún asi el corto de Richard Gale pierde fuerza con forme avanza y eso se va notando en los sucesivos visionados haciendo que la idea que tanta gracia nos hizo la primera vez que vimos el corto pueda acabar resultando pesada (La idea de que un chiste que ya hemos visto pierde la gracia personalmente no me convence, he visto "Aterriza como puedas" - "Airplane" un millón de veces y me sigue haciendo tanta gracia como la primera vez). Gale intentó, sin mucho acierto, desarrollar y explotar la idea con la serie "Ginosaji Vs Ginosaji" done este alargó el chiste hasta limites insospechados haciendo que su idea agonizara clara e irremediablemente. Aún asi este "The horribly slow murderer with the extremely inefficent weapon" merece al menos un visionado. Risas y entretenimiento garantizado

domingo, 1 de febrero de 2015

Crítica: Blackhat - Amenza en la Red

Título: Blackhat - Amenaza en la Red
Año: 2015
Género: Thriller - Acción
Duración: 133 min
Director: Michael Mann
Guión: Morgan Davis Foehl
Música: Harry Gregson-Williams, Atticus Ross y Leo Ross
Interpretes: Chris Hemsworth, LeeHom Wang, Wei Tang, Viola Davis, Holt McCallany, Ritchie Coster, Andy On, Christina Borle, Yorick van Wagening
Nota: 3,5
Sinopsis: Tras el ataque de un hacker a una central china, los gobiernos de este país y de Estados Unidos tendrán que unirse para capturar a un peligroso criminal pero para ello deberán contar con la ayuda de un experto informático que cumple condena por delitos cibernéticos.




Crítica:
Porno para informáticos. Así podría haberse definido la última película de Michael Mann si no fuera por el alto concepto que tiene de si misma y si no fuera por su falta de autocrítica a lo que hay que sumar un guión tremendamente flojo. Si en "Enter the Void" de Gaspar Noé, "Goyokiba" de Kenji Misumi o en "The Taint" de Drew Bolduc y Dan Nelson los directores nos mostraban escenas desde el interior de una vagina para enseñarnos como un pene se introducía en ellas, en "Blackhat" Michael Mann parece tomar esa idea y llevar el concepto al cine de acción e intriga cibernética, porno 2.0 para las masas mostrándonos desde el interior de un puerto USB como se conecta un pendrive. Es una lastima que Mann haya intentando sin conseguirlo rodar una película seria ya que muchas de las acciones e ideas (Como la que acabo de exponer) dan para filmar una buena parodia de las cintas de intriga. Ciertos diálogos dan para muchos juego, algunos resultan del todo forzados o directamente ridículos haciendo que en algunos momentos supuestamente serios en lugar de que se nos escape un bostezo como parece ser la tónica general viendo esta película se nos escape una risa. ¿Soy yo el único que cree que la película hubiera mejorado si en el restaurante coreano hubiera aparecido Paul Giamatti y los protagonistas hubieran tomado salsa de soja a lo "John dies at the end" de Don Coscarelli? ¿Soy yo el único que cree que la película tendría al menos un pase si en vez de ese tono solemne de muchas escenas Michael Mann se hubiera ido a lo cafre, al puro y duro entretenimiento dejando ciertas escenas que solo sirven para alargar el metraje hasta las casi dos horas y cuarto en la sala de montaje? ¿Acaso la película no mejora aunque sea un poco, muy poco cuando comienzan los tiroteos?


Hay algo que agradecer a Michael Mann y es la sinceridad con la que nos presenta su película: La escena inicial de "Blackhat" no puede ser menos estimulante, una clara señal acerca de lo que nos vamos a encontrar en el resto de la película. Mann intenta mostrarnos el ataque informático a una central nuclear China, sin chispa, sin gracia, sin la fuerza necesaria para atrapar al espectador y sobre todo sin justificar de la forma que sería necesaria esa colaboración entre China y Estados Unidos en lo que parece mas un intento de traer la idea de "Danko: Calor Rojo" ("Red Heat") a la situación política actual (Cambiamos a los rusos por los chinos y cambiamos esa especie de amistad-amenaza que suponen para los americanos pero los seguimos obligando a trabajar juntos. Obviamente "Blackhat" es una cinta americana y son los pobres chinos los que tienen que pedir ayuda y no al revés). Y es que esa escena inicial, ese ataque informático donde hay un exceso de tomas de cables de red y de los interiores de los servidores aburren hasta al espectador más entregado. "Blackhat" no mejora y Michael Mann (¿En serio este es el mismo tío que dirigió "Heat" o "El dilema" - "The insider" entre otras?) nos deja un espectáculo vacío y aburrido hasta decir basta y sin el menor sentido (¿Acaso es justificable que un agente del FBI en un tiroteo se muestre casi incapaz de pegar un tiro en condiciones para que en el siguiente tiroteo sea capaz mostrando una absoluta frialdad de tener una puntería realmente increíble? ¿Acaso unas revistas se pueden usar de chaleco antibalas? ¡¡¡¡¿¿¿ En serio'''!!!)


Tras 6 años sin dirigir un largo (Su última película para la pantalla grande fue "Enemigos Públicos" - "Public Enemies", aunque durante este tiempo Mann ha dirigido para la televisión  un episodio para la serie "Luck" protagonizada por Dustin Hoffman) su regreso no podía ser mas decepcionante y nos deja una de sus cintas mas flojas si no la mas floja de todas las películas que ha rodado hasta la fecha. Poco son los rasgos que podemos encontrar del director americano en "Blackhat" que parece rodada más con el piloto automático que con verdadero interés. Ciertas tomas propias del cine de Mann, alguna escena de acción que se salva de la quema general y que nos remite a "Heat" y sobre todo el uso de vídeo digital en algunos momentos es lo único que podemos percibir del director, de su ingenio y su capacidad para dotar a las historias de ritmo y de tensión nada de nada. (Resultará mas barato rodar con vídeo digital y será también mas cómodo pero por lo menos a mi me cuesta mucho ver ciertas escenas en este formato sobre todo cuando hay acción de por medio. Es un formato que salvo honrosas excepciones me cansa bastante...)


"Blackhat" resulta demasiado esclava de la típica historia de amor que parece que por obligación se ha de desarrollar en todo este tipo de cine (Me refiero especialmente al cine preparado por y para la taquilla.. aunque esta no siempre responda como a los productores les gustaría). Por mucho que el personaje interpretado por Wei Tang sea presentado como una experta en redes (Por Dios! que alguien le diga a los directores, guionistas y actores que golpear un teclado de forma frenética y ruidosa no implica interpretar a un hacker o a un experto informático con verosimilitud) su presencia no deja de ser una mera excusa para desarrollar la historia de amor. (Las presuntas habilidades informáticas del personaje de Wei Tang pasan a un segundo planto y casi no somos conscientes de ellas durante gran parte de la película). Por desgracia volvemos a estar otra vez ante la alineación de los personajes femeninos siendo estos un simple acompañamiento de los masculinos y son ellas las que parecen destinadas a hablar de sus sentimientos con profundidad...ellas son las sufridoras... ese es su papel. Es claro en el caso del personaje de Wei Tang y también en el de Viola Davis cuya presencia tampoco tiene la fuerza necesaria y si comparamos su personaje con el interpretado por Holt McCallany nos daremos cuenta que sabemos que ella arrastra un trauma importante derivado del 11-S pero de el no sabemos absolutamente nada.


"Blackhat" no funciona ni como película de intriga, ni de espionaje cibernético, ni como película de acción. Parece que el guionista ha querido escribir una historia accesible y cercana a todo tipo de públicos, algo que notaremos por ejemplo en un uso muy limitado de conceptos y palabras técnicas, palabras que muchos de los personajes de la película dirían con total naturalidad, Davis Foehl ha intentado hacer algo para contentar a mucha gente y no llegar a nadie. El guionista se ha alejado demasiado de la densidad necesaria para rodar una película que explore los conflictos entre dos países cuyas relaciones son ciertamente inestables y se ven en la obligación de entenderse, también se ha alejado demasiado de la idea de meter el miedo en el cuerpo de los espectadores mostrando que los sistemas informáticos son del todo vulnerables desarrollando una historia cuya primera parte es del todo aburrida y predecible con unos personajes planos (Sobre los que es mejor no profundizar mucho. No nos creemos a Chris Hemsworth como hacker pero tal y como esta desarrollado su personaje no creo que otro actor hubiera conseguido dar el pego) lo que hace que cuando la cosa parece que se pone entretenida, vía escenas de acción, el espectador llega tan cansado que ya nada consigue hacerle escapar de los brazos de Morfeo. Por desgracia llegados a este punto a la película le es imposible remontar el vuelo y acaba cayendo en la más absoluta de las medianías dejándonos una parte final tan ridícula como inverosímil.


Quedan dos reflexiones que hacer sobre "Blackhat". La primera es acerca de la banda sonora escrita por Atticus Ross, Leo Ross y Harry Gregson-Williams. Tras escuchar el score de esta cinta queda claro que a la hora de componer música para películas en el dúo formado por Atticus Ross y Trent Reznor el talento lo pone el segundo ya que la música de esta película no deja de resultar demasiado plana y tópica muy alejada de la maestría de composiciones como las de "Perdida" ("Gone Girl") o "La red social" ("The social Network"). La segunda reflexión es acerca de como el cine ha pasado de mostrar a los hackers en la pantalla grande: De una imagen de frikis, bichos raros, gordos obesos con granos, de personas con dificultades para establecer conversaciones con una mujer y demás tópicos que se pueden usar todos juntos o por separado, se ha pasado a que ahora sean guapos jóvenes y en el caso del protagonista una especie de James Bond musculoso y atlético con tiempo suficiente para depilarse el pecho (Hay sobredosis de escenas de Thor con la camisa sin abrochar o directamente sin camisa. Pero tranquilos, nada de esto es gratuito - Ironia - ¿Quién no se ha puesto a programar con la camisa sin abrochar en lugar de ponerse una cómoda camiseta?) Si tan artificial y falso resultaba el primer estereotipo lo mismo ocurre con el segundo.  Aunque eso si, el hacker tirando a feo, con algún kilo de mas, poco glamuroso y que parece que no simpatiza con el aseo personal lo dejamos para el malo... no vaya a ser que alguien del público vea excitante pasarse al lado oscuro. Prescindible.



Lo mejor: Algún tiroteo se salva de la mediocridad del conjunto.
Lo peor: La falta de ritmo y fuerza de la historia, aburrida hasta decir basta.