domingo, 24 de mayo de 2015

Crítica: Poltergeist 2015

Título:  Poltergeist
Año: 2015
Género: Terror
Duración: 93 min.
Director: Gil Kenan
Guión: David Lindsay-Abaire
Música: Marc Streitenfeld
Interpretes: Sam Rockwell, Rosemarie DeWitt, Saxon Sharbino, Kyle Catlett, Kennedi Clements, Jared Harris, Jane Adams, Susan Heyward,  Nicholas Braun, Patrick Garrow
Nota: 4
Sinopsis: La familia Bowen se traslada a vivir a una hermosa casa situada en una tranquila zona residencial pero cuando descubran que su casa esta construida sobre un antiguo cementerio las cosas no parecerán tan bonitas e idílicas...





Crítica:
Que sirva de advertencia, deberíamos aprender ya de una vez: Si te ofrecen una casa muy pero que muy barata es porque ocurre algo. Puede que los vecinos sean ruidosos, puede que la casa como ocurría en "Esta casa es una ruina" ("The Money Pit", Richard Benjamin, 1986) este en un estado desastroso o puede simplemente que como nos ha enseñado el cine de terror tengamos que compartir nuestra humilde morada con una serie de espíritus cabreados porque la casa ha sido construida encima de un antiguo cementerio o porque dentro de la misma se produjeron extraños y terribles acontecimientos. Si Eric Bowen (Sam Rockwell) se dejara de comprar anillos, drones (¿De verdad?, ¿En serio que lo del dron no es una broma?) y hubiera comprado una entrada de cine para ver "Expediente Warren" ("The Conjuring"), "Exorcismo en Georgia" ("The Haunting in Conneticut 2: Ghosts of Georgia") o incluso "Insidous" puede que algo le hubiera resultado extraño y no hubiera comprado esa ganga de casa y a nosotros nos habría evitado hora y media de aburrimiento...


Desde aquí hemos repetido una y mil veces el mismo mensaje, la misma idea: Algo raro esta pasando cuando Hollywood no para de hacer remakes, reboots, precuelas y secuelas de famosas películas que fracasan estrepitosamente a todos los niveles (Tanto crítico como en taquilla) y que por lo general cabrean profundamente a los seguidores de las cintas originales, cuando hay tanta gente con buenas y grandes ideas que solo necesitan que alguien crea en ellos y les apoye. En esta horrible y preocupante moda tal es la saturación de viejas ideas rehechas para un público nuevo que alguna tiene que salir bien (Me viene a la cabeza el cafre, violento y tremendamente divertido remake de "Posesión Infernal" dirigido en el 2013 por el uruguayo Fede Álvarez) pero son mil las películas que fracasan resultando cintas del todo prescindibles que solo se encuentran con un cierto apoyo por parte del público gracias a la fama de las cintas originales y que si no fuera por eso quedarían relegadas al mas absoluto y justificado olvido (¿Era necesario rodar en el 2010 esa nueva versión de "Pesadilla en Elm Street" - "Nightmare on Elm Street" producida por Michael Bay?, por muy aburrida e innecesaria que pudiera resultar "El exorcista: El comienzo - La versión prohibida" - "Dominion: Prequel to the Exorcist" ¿era necesario sustituir a su director Paul Scharder por Renny Harlin y que este rodara un subproducto como fue "El exorcista: El comienzo" - "Exorcist: The Beginning"?, ¿Por qué hay que destrozar un clásico como "Jóvenes Ocultos" - "The Lost Boys" con dos lamentables secuelas?, ¿No pueden jubilar de una vez al pobre Indiana Jones y no torturarlo a el y a nosotros con cintas como "Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal" - "Indiana Jones and the kingdom of the crystal skull"?, y así podríamos seguir con unos cuantos ejemplos mas...). Por desgracia este "Poltergeist" pertenece a este segundo grupo.


En el año 1982 el director Tobe Hooper que ya había sorprendido a propios y extraños con "La matanza de Texas" ("The Texas Chainsaw Massacre") y que un año antes rodó la esplendida "El misterio de Salem's Lot" ("Salem's Lot") para la televisión (Curiosamente en España la mini serie rodada por Hooper fue editada con el título de "Phantasma II" lo que llevaba y todavía lleva a cierta confusión debido a que la película "Phantasma" fue dirigida tres años antes por Don Coscarelli y cuyo argumento no tenia nada, absolutamente nada que ver con la novela de Stephen King) impactó a medio mundo con la historia de una familia que se trasladaba a vivir a una casita en una idílica zona residencial (Igual que ocurría con "La matanza de Texas", "Poltergeist" hacia del terror algo cercano, algo que todo el mundo se podía encontrar en lo mas sagrado de la América profunda o bien en el único sitio donde una familia puede estar tranquila: Su propio hogar. El terror se convirtió en algo palpable y familiar dejando de ser abstracto. La idea de utilizar la tranquilidad del hogar para meternos el miedo en el cuerpo esta presente en muchas películas, sin ir mas lejos David Lynch mostró de manera magistral la forma en la que el terror se adentra en casa de los protagonistas mediante unas perturbadoras cintas de vídeo, idea que también fue utilizada por Michael Haneke en "Caché"). A pesar de que las malas lenguas dicen que la película fue dirigida realmente por Steven Spielberg (Que escribió el guión junto con Mick Grais y Mark Victor), la cinta pasó a los anales de la historia del cine de terror tanto por ser considerada como una de las grandes películas de miedo de los años ochenta como por la supuesta maldición que rodea a la cinta (Parece ser que toda cinta de terror que se precie ha de estar maldita o ha de tener terribles historias relacionadas con ella, no solo "Poltergeist" es una de esas películas malditas de la historia del cine, cintas como "La Profecia" - "The Omen" o "El exorcista" - "The Exorcist" también forman parte de ese grupo). La película protagonizada por Craig T. Nelson, JoBeth Williams, Zelda Rubinstein (Cuya imagen estará siempre ligada a su personaje en esta película y sera siempre recordada por ser la médium de "Poltergeist" y por haber protagonizado "Angustia" de Bigas Luna. Lo siento Jared Harris por mucho que te apreciemos, por mucho que hayas interpretado a David Robert Jones en "Fringe" o que hayas trabajado en esa maravilla titulada "Sunday" de Johnathan Nossiter, era imposible, absolutamente imposible hacernos olvidar al personaje interpretado por Rubinstein) y sobre todo y muy especialmente por Heather O'Rourke (Cuyo personaje recordemos que se llamaba Carol Anne) dejó suficientes escenas terroríficas que han pasado a formar parte del subconsciente colectivo y que han influenciado a toda una serie de películas posteriores. ¿Que habría sido por ejemplo de "Ringu" o de su remake americano "The Ring" sin el perturbador uso del televisor que mostraba Hooper en su película?. La cinta llegó a conocer dos secuelas mas de inferior calidad: "Poltergeist II: El otro lado" ("Poltergeist II: The other side") y "Poltergeist III") que fueron incapaces de transmitir el miedo y el terror como lo hizo la cinta original y cuyo exceso de explicaciones lastró de forma considerable el resultado final.


Ahora en plena ola de remakes y demás intentos por explotar ideas clásicas llega un mas que injustificable intento por modernizar una cinta como "Poltergeist" (Puede que mucha gente que vea ahora la cinta de Hooper crea que esta cinta ha envejecido mal, que los efectos especiales son demasiado cutres, que cantan mucho. No debemos olvidar en ningún momento que estamos hablando de una cinta rodada en 1982 y que los medios que había entonces no son los que hay ahora. Recordemos que la cinta fue nominada a los Oscars en la categoría de mejores efectos especiales, efectos de sonido y por supuesto en la categoría de banda sonora original compuesta por Jerry Goldsmith, además ganó en los Bafta el premio a los mejores efectos especiales). Tras apuntarse un gran tanto al producir el remake de su película "Posesión Infernal" ("Evil Dead"), Sam Raimi vuelve a producir otro remake en esta caso el de "Poltergeist" y por desgracia esta vez no ha tenido tanta suerte y aunque aquí ha contado con un director con mas experiencia, la elección de Gil Kenan cuyas películas anteriores fueron "Monster House" y "City of Ember" nos hacen pensar que probablemente no era la mejor elección.


El problema de este "Poltergeist" no radica simplemente en intentar coger un clásico y actualizarlo para que llegue a un público habituado a los efectos especiales y a los sustos fáciles, en cambiar las televisiones antiguas por televisiones planas, por móviles, portátiles, drones y demás cachivaches. Modernizar una película no consiste en usar la tecnología actual si no que consiste en coger algo ya hecho y ofrecer algo nuevo, algo que pueda sorprender al espectador de alguna manera por mucho que el esqueleto de la historia siga siendo el mismo. Por desgracia este "Poltergeist" parece seguir la línea marcada por cintas como "Insidious" de James Wan, "Sinister" de Scott Derrickson o incluso de "The Posession - El origen del mal" ("The Posession") de Ole Bordenal producida también por el propio Sam Raimi que por aquello que hizo Hooper con la cinta original lo que hace que esta película resulte algo demasiado impersonal, lastrada no solo por su notable precedente si no también por el encorsetamiento a la que esta se ve sometida debido al tipo de película que se quiere hacer de ella lo que le impide tener la libertad necesaria para ser un producto digno y cuanto menos digerible. La cinta dirigida por Kenan y escrita por Lindsay-Abaire resulta una película tremendamente impersonal y aburrida, incapaz de aprovechar las ideas originales del guión de Spielberg, Grais y Victor para meter el miedo en el cuerpo del espectador teniendo que recurrir al susto fácil y a ideas mil veces vistas dentro de este tipo de cine (Alguna escena parece un descarte de "The Posession: El origen el mal" y cuya presencia en "Poltergeist" resulta del todo injustificable. Otras como el hallazgo de los payasos parece extraída directamente de "Sinister", aquí en vez de encontrar extrañas cintas el protagonista descubrirá unos muy tranquilizadores payasos. Idea esta que nos lleva a pensar que lo más justo seria que los servicios sociales retirasen la custodia de sus hijos a la familia Bowen.. ¿De verdad que a un crío con un terrible y patológico miedo a.. ¡todo! se le puede meter en una habitación con esos horribles payasos y esa terrorífica claraboya por donde se pueden ver las bonitas ramas de un árbol centenario? ¿Es que a sus padres la salud mental de su único hijo varón les importa una mierda?. El viaje al otro lado, que por otro lado es lo mejor de la cinta, parece sacado directamente de "Insidious" pero por desgracia y tal y como ocurre con varias veces durante la película a esta idea se le podía haber sacado mucho mas juego). "Poltergeist" casi esta mas cerca de un cine fantástico-familiar que de la película de terror que todos esperábamos, es aquí donde volvemos a pensar que Kenan no era la mejor opción para dirigir este remake: La idea de la importancia de la familia y el mensaje acerca de como debemos encontrar el valor dentro de nosotros mismos esta mas cerca de la visión edulcorada de la familia que del cine de terror (Y donde la evolución del hijo de la familia protagonista resulta del todo ilógica y forzada).

.
"Poltergeist" resulta una muy aburrida cinta de terror, Kenan tarda mucho tiempo (O tal es el tedio en el que nos sumerge que nos parece que es mucho) en contarnos algo mínimamente interesante, en hacer que la historia tenga algo de gracia. Por desgracia salvo alguna buena escena no hay nada que haga que esta película vaya a ocupar un lugar en la historia del cine de terror reciente. Dotada de un clímax final realmente falto de fuerza que solo refuerza la idea de estar ante una cinta que ha sido pensada mas en intentar arañar algo de la taquilla que por amor a la obra original (Como viene siendo habitual o como sucedía en la reciente "Mama" de Andrés Muschietti lo mejor es aquello que no nos cuentan. ¿Soy yo el único al que le gustaría saber como van a explicar a la policía y a los bomberos todo lo que ha sucedido en esa casa? ¿Como lo van a hacer: Dirán la verdad o que se van a inventar?) Solo ciertos guiños pueden sacar del aburrimiento al espectador: Desde esa pegatina que se ve en el guardabarros trasero del coche pasando por la idea de que el personaje interpretado por Rockwell se plantee ser entrenador del equipo de un instituto (Recordemos que Craig T. Nelson protagonista de la cinta original protagonizó de 1989 a 1997 la serie "Entrenador" - "Coach" donde este interpretaba al entrenador de un equipo universitario). Ni si quiera la fotografía del español Javier Aguirresarobe ni el uso de un, otra vez, forzado 3D consiguen que esta cinta destaque por algo bueno...


Gracias a su reparto en el que se incluye a Sam Rockwell, Jared Harris y Jane Adams, "Poltergeist" posee un curioso aire indie. Protagonizada por Rockwell, actor que aunque ha coqueteado con el cine mas comercial con cintas como "Iron Man 2" o "Cowboys & Aliens" nos ha dejado sus mejores papeles en películas rodadas fuera de la industria de Hollywood como es el caso de "Box of Moonlight" de Tom DiCillo o "Moon" de Duncan Jones entre otras. Acompañado por un Jared Harris que como ya hemos comentado es incapaz de hacernos olvidar a Zelda Rubinstein no solo por el gran trabajo que hizo esta en la película original si no también por que el papel de Harris no da, sorprendentemente,  mucho juego. Presentado mediante un horrible y horroroso programa de televisión (Cuanto hay que aprender de la original "Noche de Miedo" - "Fright night") mientras la hija mayor del matrimonio parece estar mas en una escena de "Paranormal Activity 4" que en una de "Poltergeist" el guionista David Lindsay-Abaire se ve obligado a recurrir a una insulsa (y fuera de lugar) historia de amor para que su Carrigan Burke tenga algo que contar y que hacer en pantalla. James Adams será recordada siempre por su papel de sufridora en el "Happiness" de Todd Solondz y por haber formado parte de esa obra maestra titulada "The Eternal sunshine of the spotless mind" resulta del todo desaprovechada y acaba injustamente relegada a un segundo plano por culpa del personaje de Burke. Kennedi Clements no es Heather O'Rourke y Kyle Catlett que interpreta a su hermano es capaz de poner de los nervios a cualquiera (Puede que sea de lo mas terrorífico de la película...)


Por desgracia esta nueva versión del clásico de Hooper resulta una muy decepcionante cinta de terror. Ninguna escena consigue no ya mejorar a la cinta original si no ni si quiera se acercarse a esta. Ciertas ideas presentadas por Kenan son desaprovechadas completamente ¿Por qué si la vendedora dice que hay equipos de sonido por toda la casa estos no son utilizados para grabar psicofonías?, ¿por que no son utilizados para comunicarse con la pobre niña?, ¿No hubiera quedado realmente terrorífico y dramático ir escuchando los gritos de la niña por las distintas habitaciones mientras sus padres desesperadamente van corriendo de una habitación tras otra? Nada, absolutamente nada justifica el visionado de una película tan aburrida como esta. Kenan se muestra incapaz de transmitir el terror y el miedo como lo hizo Hooper... Yo todavía conservo ese pavor a dormir con la televisión encendida que tengo desde que vi la cinta original.. aunque creo que ahora tengo otro miedo mas.. Pagar una entrada para ver películas tan flojas como esta.. Y lo que es peor, lo que acaba por destrozar definitivamente a esta película: Que cuando pensamos que todo ha acabado Kenan nos regala una lamentable escena supuestamente cómica en los títulos de crédito finales...


Lo mejor: La escena del mas allá
Lo peor: Nada justifica la existencia de esta película. La escena de los títulos de crédito finales.

domingo, 17 de mayo de 2015

Crítica: Mad Max: Furia en la carretera - Mad Max Fury Road

Título:  Mad Max: Fury Road - Mad Max: Furia en la carretera
Año: 2015
Género: Acción - Ciencia Ficción
Duración: 120 min.
Director: George Miller
Guión: George Miller, Brendan McCarthy y Nico Lathouris
Música: Junkie XL
Interpretes: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Josh Helman, Zöe Kravitz, Rosie Huntington-Whiteley, Abbey Lee, Courtney Eaton, Riley Keough
Nota: 8,5
Sinopsis: En un futuro donde escasea el agua y la gasolina, donde la humanidad lucha por sobrevivir cruelmente, dos personas Mad Rockatansky e Imperator Furiosa intentaran luchar contra el orden preestablecido y buscar la redención gracias a sus actos.






Crítica:
"Mad Max" meets "Indiana Jones y el templo maldito" ("Indiana Jones and the temple of doom") y sobre todo y muy especialmente el clásico de Stanley Donnen "Siete novias para siete hermanos" ("Seven bridges for seven brothers"). De esta en principio extraña manera podríamos referirnos a la nueva y espectacular nueva entrega de la saga de las aventuras de Mad Max que inició George Miller en 1979 (Curiosa filmografía la del australiano. Si su debut en la pantalla grande fue una hiperviolenta cinta como "Mad Max - Salvajes  de autopista", este no se centró en desarrollar su carrera dentro del género de la ciencia ficción que tan buenas críticas le deparó dirigiendo grandes películas dramáticas como "El aceite de la vida" - "Lorenzo's oil", curiosas mezclas de terror light -muy light - con la comedia como "Las brujas de Eastwick" - "The Withches of Eastwick" o directamente cine infantil como "Happy Feet". Resulta curioso el tema de los nombres de los directores, no hay que confundir a George Miller con George Miller director de la desastrosa "La historia interminable 2 - El siguiente capítulo" - "The neverending story II: The next chapter" o de "Robinson Crusoe de Daniel Dafoe" - "Robinson Cruose" que se benefició de la presencia de Pierce Brosnan delante de las cámaras. De la misma manera no hay que confundir a Paul Thomas Anderson director entre otras de "Magnolia" con Paul W.S. Anderson autor de por ejemplo "Horizonte Final" - "Event Horizon, recordemos que el segundo firmó algunas de sus primeras películas con Paul Anderson lo que podía llevar a cierta confusión y tampoco hay que confundir a Garteth Evans -"The Raid" con Gareth Edwards -"Monsters")


Para bien y para mal la cinta dirigida por George Miller y protagonizada por un casi desconocido por entonces Mel Gibson marcó un antes y un después en la historia del cine de ciencia ficción. Para bien porque una pequeña cinta rodada con un presupuesto muy limitado sentó cátedra: Son múltiples las películas que toman a esta saga como referente. Ahí está por ejemplo otra cinta llegada de las antípodas: "Wyrmwood" película australiana dirigida por Kiah Roache-Turner y que ha sido definida por muchos como una mezcla de "Mad Max" con el cine de zombies. Resulta curioso que aunque la nueva película de Miller como la cinta de Roache-Turner poseen ambas ese toque apocalíptico que las hermana (O mejor dicho que refuerza la idea de que "Wyrmwood" ha querido ser un sano homenaje a "Mad Max") y aunque las dos películas recorren caminos distintos (Una analiza la decadencia de la sociedad por la falta de recursos naturales, la otra por la amenaza zombie) ambas comparten la idea de la importancia de la sangre como pseudo combustible (Si en las primeras imágenes de "Mad Max: Furia en la carretera", Max Rockatansky es considerado un bien valioso por se donante universal siendo capturado para usar su sangre y revivir moribundos -la sangre es el combustible para las personas- en la cinta de Roache-Turner la sangre de los zombies es usada como nueva gasolina). Tampoco debemos olvidar la muy reciente "Young ones" de Jack Paltrow que aunque se aleja bastante del concepto de acción presente en la película de Miller, vuelve a tratar el tema de la falta de agua como elemento necesario para desarrollar la historia. Pero aunque ambas pueden ser definidas como westerns (Aunque los weterns, las películas del oeste como las conoce mucha gente narran historias situadas en el oeste americano muchas de sus ideas y conceptos han sido extrapolados a otro tipo de cine y de películas haciendo de este género algo universal), las películas de Miller resultaban unas hiperviolentas cintas de acción mientras que la película de Paltrow posee un corte mucho más dramático donde la falta de agua acaba por resultar un elemento secundario que sirve para explotar y explorar las relaciones entre los diversos personajes que protagonizaban la película. Parece que Nicholas Hoult le cogió el gusto a eso de encontrarse en el desierto luchando por sobrevivir en medio de circunstancias extremas y tras coprotagoinzar la cinta de Paltrow este pasó a formar parte del elenco de la nueva película de Miller. Y para mal porque mucha gente no consigue entrar dentro de ese espectáculo desértico y agobiante. Sin dejar de lado la calidad de las películas que forman parte de la saga, la propuesta de Miller resulta demasiado hermética para mucha gente.


En 1979 una pequeña cinta australiana dirigida por un desconocido George Miller sorprendió a medio mundo con esa mezcla de cine de acción y violencia y que además poseía una muy curiosa estética (Muchos de los detractores de la película original critican que visualmente la cinta ha envejecido muy mal. Algo parecido se achaca por ejemplo al "Farenheit 451" de Francois Truffaut, pero nunca debemos olvidar los pocos medios con los que contó Miller para rodar su película). Dos años después el australiano rodó la segunda parte "Mad Max 2, El guerrero de la autopista" - "Mad Max 2" (Mucho se habla acerca de que las segundas partes son siempre peores que las primeras. Siempre se pone como ejemplo "El Padrino 2" como una de las pocas cintas que es mejor que se predecesora. Es una lastima que todo el mundo -o al menos mucha gente- se olvide de "Mad Max 2, el guerrero de la autopista" como otro claro ejemplo de una segunda parte mucho mejor que la primera). Por desgracia en 1985 Miller dirigió una muy decepcionante tercera parte "Mad Max: Mas allá de la cúpula del trueno" ("Mad Max beyond thunderdome") que dejó bastante descontentos a muchos de los fieles seguidores de la saga siendo hoy recordada sobre todo por la presencia de la cantante Tina Turner en un de los papeles protagonistas. (De hecho aprovechando el estreno en cine de "Mad Max: Furia en la carretera" muchas salas han aprovechado para reestrenar solo la primera y la segunda parte de la saga obviando la tercera. Sin ir mas lejos el Phenomena realizó un pase especial de las tres películas pero en la sesión que se realizó el día antes del estreno de la cuarta parte aparataron a "Mad Max: Mas allá de la cúpula del trueno" de la programación)


Ahora 20 años después Miller retoma al mítico personaje que lo catapultó a la fama y le pone otra cara, en este caso la de Tom Hardy (Puede que Gibson este viejo, puede que los achaques de la edad le impidan dar vida al héroe -o antihéroe según se mire- o puede simplemente que se haya querido revitalizar la saga y volver a explotarla lanzándola a un nuevo tipo de público acostumbrado a todo tipo de efectos especiales y persecuciones pero tampoco hemos de olvidar que debido a asuntos extra cinematográficos, la figura de Gibson no es apreciada ni por los productores ni por el público. No hay mas que recordar la gran "Get the Gringo" un muy divertido espectáculo que no tuvo la distribución ni la publicidad necesaria para que hubiera funcionando bien en taquilla). Hardy actor conocido por muchos por enfrentarse a Batman en "El caballero oscuro: La leyenda renace" ("The Dark Knight rises") donde daba vida al malvado Bane y que ha dado muestras de su solvencia como actor gracias a cintas como "Sin Ley" ("Lawless") o la reciente "Locke" todo un tour de force para cualquier actor esta acompañado por una enorme Charlize Theron en el que es su mejor papel en mucho, mucho tiempo y por el que muy probablemente será recordada (Si resulta curioso el uso de la sangre en esta cinta y en "Wyrmwood" también llama la atención que dos de las últimas películas protagonizadas por la actriz sudafricana "Mad Max: Furia en la carretera" y "Prometheus" esta esté acompañada por Tom Hardy y por el que parece ser su doble Logan Marshall-Green), por el ya citado Nicholas Hoult, por Hugh Keays-Byrne que da vida a Inmortal Joe (El actor ya interpretó al malvado Toecutter en la primera parte de la saga por lo que es un gran homenaje por parte de Miller volver a contar con el y darle un papel de villano como este), por una cada vez mas famosa Zöe Kravitz (La actriz esta ganándose a pulso dejar de ser conocida como la hija de Lenny Kravitz, recordemos sus papeles en "X-Men: Primera generación" - "X-Men: First Class" o su trabajo en la saga juvenil "Divergente" - "Divergent") o por la novia de Jason Statham: Rosie Huntington-Whiteley (Actriz y modelo cuyo único trabajo en la pantalla grande antes de formar parte de esta película fue la de protagonizar "Transformers: El lado oculto de la luna" - "Transformers: The dark side of the moon" y eso no es precisamente un buen precedente).


"Mad Max Furia en la carretera" es todo un espectáculo, un placer para los sentidos: La forma de colorear ciertas escenas, las espectaculares escenas de acción acompañadas de un ritmo frenético y de la soberbia banda sonora compuesta por Junkie XL que complementa perfectamente a las imágenes rodadas por Miller y eso a pesar de ese rollo a lo Maymana con los tamborcicos en los camiones que tanto me cansa (Casi no hay pausa para el espectador, la acción comienza al inicio de la película y casi no hay respiro. Hay que manejar muy bien los tiempos cinematográficos para no cansar al espectador, muchas cintas de acción resultan demasiado frenéticas y estás llenas de persecuciones y acaban cansando al espectador, acaban por aburrir y haciendo que desconectemos de aquello es nos están intentando contar. Que tome nota Michael Bay acerca de como hay que rodar una escena de acción), la enfermiza imaginería de la que hace gala el director (Que en algún momento parece sacada directamente de lo que hacían Jeunet y Caró en sus mejores tiempos) capaz de seguir reinventándose a si misma sorprendiendo constantemente al espectador que hacen de este retorno una de las grandes cintas del año, una de esas películas donde tras ver las expectativas creadas por el trailer estas no se ven defraudadas (Y eso que eran muchas y muy altas)


Pero tampoco debemos perder el norte, no debemos dejarnos llevar por el fanatismo ni por las espectaculares persecuciones acompañadas por ese fantasmagórico guitarrista, "Mad Max furia en la carretera" no posee un guión de esos que vayan a pasar a la historia del cine, la película de Miller no deja de ser unos impresionantes fuegos artificiales tan bonitos y majestuosos como vacíos por dentro. Es inevitable acordarnos de ciertas películas a la hora de ver esta cinta. No solo tenemos la sensación de que en cualquier momento nos vamos a encontrar con los moradores de las arenas de "La guerra de las galaxias" si no que además nos vienen a la cabeza cintas tan dispares como "Siete novias para siete hermanos" o "Indiana Jones y el templo maldito". La cinta dirigida por Stanley Donnen en 1954 narraba la historia de los hermanos Pontipee que tras ver como el mayor de ellos se casaba con una mujer el resto de ellos sentían celos de el y deseaban encontrar pareja. Debido a las infructuosas visitas al pueblo y a la reticencia de los lugareños, los hermanos Pontipee deciden secuestrar a las chicas y llevárselas a su granja (Aquí volvemos a encontrarnos con lo que Fowles narró en "El coleccionista" y que después fue llevado a la pantalla grande por William Wyler: El intento de que mediante un secuestro la víctima se acabe enamorando de su captor) obviamente la gente que vive en el pueblo, las familias de las chicas secuestradas irán en su busca. Quedan claras las coincidencias entre la cinta de Donnen y la de Miller: En ambas el "secuestro" de un grupo de chicas hará que sus familias vayan a por ellas (Obviamente las motivaciones de estos "secuestros" son distintos pero la evolución de las relaciones de los Pontipee y las chicas y estas con Max resulta un tanto similar. Y aunque una cinta fue rodada en 1954 y la otra en el 2015 ambas cintas comparten esa idea machista de ver a la mujer como una propiedad) Pero no solo el paralelismo entre ambas cintas se queda aquí: Tanto en la película de Donnen como en la de Miller se juega con la idea de la persecución, con la idea de un angosto paso en las montañas y con la idea de un desprendimiento.


Y si resulta sorprendente que "Siete novias para siete hermanos" nos venga a la cabeza al ver "Mad Max Furia en la carretera" no menos extraño puede resultar que ocurra lo mismo con "Indiana Jones y el templo maldito". No solo el principio de la película de Miller nos evoca a la persecución final en la mina de la cinta dirigida por Steven Spielberg (Resulta muy llamativo el hecho de que ambas escenas compartan ese momento en el que los protagonistas salen del túnel de manera casi idéntica) si no que parece que estemos ante una especie de variación de la historia que nos contó Spielberg en su película: Aunque aquí no se ha robado una piedra sagrada y los niños no han sido secuestrados, volvemos a ver a un pueblo que malvive e intenta sobrevivir. Y si en "Indiana Jones y el templo maldito" los críos tenían que trabajar en la mina aquí estos que parecen sacados directamente de "La maldición" ("Ju-on") de Takashi Shimizu forman parte de esa colonia de enfermizos soldados que luchan para llegar al valhalla. Aunque aquí Max no se enfrenta a Mola Ram lo hace contra un impresionante Inmortal Joe.


"Mad Max furia en la carretera" es un impresionante espectáculo que hay que ver si o si en pantalla grande. Esta es una de esas cintas que reafirman la idea de que el cine hay que verlo en condiciones y disfrutarlo en su máximo esplendor. Miller vuelve a su universo desértico y asfixiante por la falta de recursos naturales y aunque parece que la gasolina escasea todo el mundo se mueve utilizando motos, coches y camiones lo que sumando a que durante una parte del metraje el personaje interpretado por Tom Hardy parece llevar una máscara a lo bondage consigue transmitir un cierto agobio al espectador. Dejando de lado ciertas ideas que no acaban por resultar creíbles (Si.. lo se.. estamos ante una cinta de ciencia ficción, ante una distopía.. pero.. ¿Cuantos litros de sangre tiene Max? ¿Por que narices no cae desmayado en medio del desierto después de haber donado como veinte litros de sangre?), "Mad Max furia en la carretera" es una de las mejores cintas de acción que se han rodado en mucho tiempo. Con algunos guiños que harán que nos acordemos de Mad Max 2, El guerrero de la autopista" como esa forma de llevar a algún pobre diablo enganchado en el coche o el recuerdo de esa pequeña caja de música, esta es una gran oportunidad de volver al universo de "Mad Max" por todo lo alto. De obligada visión.




Lo mejor: Su frenético ritmo, su sentido del espectáculo, su banda sonora; Charlize Theron...
Lo peor: Tanta persecución no oculta que no hay mucha historia.

domingo, 10 de mayo de 2015

Crítica: Fast & Furious 7 - Furious 7

Título:  Fast & Furious 7 - Furious Seven
Año: 2015
Género: Acción - Thriller
Duración: 137 min.
Director: James Wan
Guión: Chris Morgan
Música: Brian Tyler
Interpretes: Vin Diesel, Paul Walker, Jason Statham, Dwayne Johnson, Michelle Rodriguez, Ludacris, Kurt Russell, Nathalie Emmanuel, John Brotherton, Tony Jaa, Djimon Hounsou
Nota: 7
Sinopsis: Los pecados de Londres han seguido a Toretto y a su familia a casa. Tras acabar con los planes de Owen Shaw, su hermano Deckard buscará venganza e intentará matar a aquellos que dejaron en coma a su hermano.






Crítica:
Puede que a muchos les sorprendiera la elección de James Wan para ponerse detrás de las cámaras para dirigir la séptima entrega de la famosa saga de películas de carreras de coches tuneados, cuyo extraño y muy sorprendente giro argumental ha hecho que estas hayan derivado hacia un tipo de cine mas parecido a lo que hace Tom Cruise en las películas que forman parte de "Misión Imposible" que de las primeras entregas de las cintas protagonizadas por Vin Diesel y compañía (Hay que reconocer que aunque en las películas de "Misión Imposible" Cruise esta acompañado por otros actores como Jeremy Renner o Simon Pegg entre otros, estos son meros convidados de piedra en una serie de cintas hechas por y para el lucimiento de su estrella principal mientras que las cintas de "A todo gas" - "The fast and the Furious"- aún teniendo a dos claros protagonistas resultan mucho mas corales). La figura de Wan es asociada por muchos al cine de terror (Casi toda su carrera se centra dentro de este género, ahí están: "Insidious", "Expediente Warren", "Silencio dese el mal"... o como el caso de la película que supuso su debut en el largometraje: "Saw" cinta con toques de thriller macabro y sádico nacido a la sombra del "Seven" de David Fincher) dirigió en el 2007 "Sentencia de Muerte" ("Death Sentence") una violenta cinta protagonizada por Kevin Bacon que dejaba claro que el director se sabía mover perfectamente fuera del género de terror puro y duro.


La saga iniciada con "A todo gas" ("The Fast and the Furious") en el 2001 debería ser estudiada en todas las escuelas de cine, no tanto por la calidad de las películas que forman parte de la misma si no por el hecho de: Primero, conseguir que un producto destinado al mercado veraniego, un producto sin mas pretensiones que las de entretener al personal haya conocido siete entregas (Y las que llegarán... se dice que se quieren rodar hasta tres secuelas mas) y dos cortometrajes ("Turbo charge prelude to 2 Fast and 2 Furious" y "Bandoleros" dirigido por el propio Vin Diesel) y segundo, porque una saga que languidecía después de la segunda pero sobre todo tras la tercera entrega consiguiera (A golpe de talonario volviendo a reunir a todas las estrellas de la cinta original) levantar el vuelo consiguiendo volver a liderar las taquillas. El sentido del espectáculo donde reinaba el exceso por el exceso mismo (Aunque suene increíble el exceso marca de la casa ha ido creciendo en cada entrega de manera exponencial llegando en esta séptima entrega a cotas realmente inimaginables) junto con que a partir de la cuarta entrega de la saga "Fast and Furious: Aún mas rápido" ("Fast and Furious") la historia empezara a alejarse definitivamente de las carreras ilegales de coches para centrarse en un tipo de acción mas propio de cintas de atracos para acabar derivando en un tipo de películas mas parecido al cine de espías y agentes secretos que dio a la saga otra dimensión que la salvó de una muerte anunciada ("Fast and Furious: Aún mas rápido" se centró en la lucha contra el jefe de un cartel mejicano, "Fast & Furious 5" - "Fast Five" en el robo del dinero de un mafioso brasileño y "Fast & Furious 6" - "Furious 6" Toretto y sus compinches son reclutados por Hobbs para dar caza a un criminal internacional). Sorprende que tanto Justion Lin como director y Chris Morgan como guionista que llevaron a la saga a sus cotas mas bajas en lo que a calidad y entretenimiento se refiere con la cinta mas floja de todas "A todo gas: Tokyo Race" - "The fast and the furious: Tokyo Drift" (Probablemente porque ni la historia tenia la suficiente fuerza como para enganchar al espectador ni porque los derrapes de los que hace gala el título de la película eran lo que queríamos ver a lo que había que sumar un protagonista que en vez de sangre parecía tener horchata en las venas) hayan sido capaces de levantar lo que ellos mismos estuvieron apunto de hundir. Si Lin se puso detrás de las cámaras para rodar la tercera, cuarta, quinta y sexta parte, Morgan ha escrito los guiones de todas las películas desde la tercera. Otra de las cosas más sorprendentes de esta saga es el orden cronológico de las cintas que forman parte de ella. Aquí no estamos ante lo que hizo George Lucas con "La guerra de las galaxias" ("Star Wars") al rodar primero los episodios cuarto ("Star Wars"), quinto ("El imperio contraataca" - "The empire strikes back") y sexto ("El retorno del Jedi" - "Return of the Jedi") antes de destrozar la saga con los tres primeros episodios ("La amenaza fantasma" - "The Phantom menace", "El ataque de los clones" - "Attack of the clones" y "La venganza de los Sith" - "Revente of the Sith") si no que Morgan en su faceta de guionista desterró todo recuerdo de la infausta tercera parte "A todo gas: Tokyo Race" ("The Fast and the furious: Tokyo Drift") hasta que la saga volvió a coger fuerza y a reencontrarse con el público para acabar reconciliándose con ella y convertirse en términos cronológicos en la sexta entrega de la saga. De hecho podríamos decir que se han hecho las paces definitivas llegando a hacer que esta suceda en parte al mismo tiempo que la séptima entrega y mostrándonos el encuentro entre Vin Diesel y el protagonista de "A todo gas: Tokyo Race", Lucas Black actor al que el tiempo no ha tratado precisamente bien.


Ahora nos llega "Fast & Furious 7" la séptima entrega de la saga y una de las mejores hablando en términos de taquilla, entretenimiento y calidad. Si hay algo en esta cinta es ese espíritu fiestero y juguetón que Wan parece que no muestra en sus cintas de terror (Llegados a este punto hay que recordar el momento en el que James Wan presentó en el Festival de Cine Fantástico de Sitges su película "Insidious" momento de felicidad extrema del director reconociendo que daba gracias a que le hubieran ido a despertar ya que conoció la noche de Sitges y se hubiera perdido la presentación de su película que por cierto fue casi a las siete de la tarde) pero que impregna todos y cada uno de los fotogramas de esta cinta. Y es que a pesar de todo lo que por desgracia rodea a esta película (Que conlleva una gran carga emocional y que tanto a cabreado a muchos de los seguidores de Paul Walker por el uso de efectos digitales), "Fast & Furious 7" es puro divertimento, un espectáculo en todos los sentidos hecho por y para el entretenimiento y disfrute de los seguidores de las aventuras de Toretto y su trouppe que llega con mas fuerza y energía que nunca, convirtiendo el espectáculo sin sentido y el desprecio por toda ley física en su mayor virtud haciendo de esta la mejor película de la saga, a lo que hay que sumar un malo de altura interpretado por Jason Statham con el carisma suficiente para enfrentarse a Vin Diesel y a Dwayne "The Rock" Johnson (Soberbia escena inicial de la película. Este momento no solo sirve de carta de presentación de Deckar Shaw - Jason Statham - si no también para que tengamos claro desde los primeros fotogramas de la cinta ante que tipo de película estamos, porque si algo tiene "Fast & Furious 7" es que estamos ante un producto sincero: Da exactamente lo que como espectador esperamos de ella) al que hay que sumar la presencia el mítico Kurt Russell ("La cosa" - "The Thing", "1997: Rescate en Nueva York" - "Escape from New York" o "Golpe en la pequeña China" - "Big trouble in little China" entre otras...)


Siguiendo la línea marcada por "Fast & Furious 6" la saga parece haberle cogido el gusto a contar con actores de origen asiático expertos en artes marciales. Si en la anterior película de la saga, Lin contó con Joe Taslim, actor indonesio conocido por muchos por su trabajo en la excelente "The Raid" de Gareth Evans, ahora Wan suma al espectacular reparto de su cinta a Tony Jaa protagonista de "Ong Bak" espectacular y muy entretenida cinta de acción que sorprendió a medio mundo cuando se estrenó en pantalla grande. Esperemos que para futuras entregas continúen con esta gran tradición y si quieren aquí dejamos dos nombres a los que nos encantaría ver en acción: Yatyan Ruhian e Iko Uwais. A pesar del gran placer que supone ver pelear a Taslim y a Jaa no debemos llevarnos por el fanatismo y hay que reconocer que aunque ambos actores protagonizan un par de grandes peleas a estos se les podía haber sacado mucho mas juego (Y en el caso de Jaa iniciar la pelea con Paul Walker de una manera mas lógica y coherente... cualquiera que haya visto la película podrá saber a que me refiero)


No hay que buscar ningún tipo de lógica en la acción ni coherencia en las escenas, el efecto Deus ex-machina esta presente en muchos de los momentos de la película. Si algo tiene la cinta de Wan es un desprecio absoluto por las leyes de la física y de la medicina mas básica.  "Fast & Furious 7" parece una inyección de testosterona, una pelea entre tíos para ver quién es capaz de mear mas lejos. Si Tom Cruise nos dejaba en "Misión Imposible: Protocolo Fantasma" ("Mission Imposible - The Ghost Protocol") una impresionante escena de acción en uno de los rascacielos de Dubai, Wan parece querer demostrar que es capaz de superar lo que hizo Brad Bird y a falta de un edificio el coge tres y por supuesto con un coche de lujo de por medio. Y si Bird rodaba una gran pelea entre Léa Seydoux y Paula Patton en dicho rascacielos, Wan vuelve a superar a este con una pelea entre Michelle Rodriguez y Ronda Rousey, actriz y luchadora profesional a la que pudimos ver recientemente en "Los Mercenarios 3" (Da la sensación de que el pique entre ambas sagas va a tener un sano y largo recorrido. No hay mas que ver el trailer de "Mission Imposible - Rouge Nation" ya que si en "Fast & Furious 6" Justin Lin situó parte del climax de la película en un gran avión en la pista de aterrizaje mas larga del mundo, ahora las nuevas aventuras de las películas protagonizadas por Tom Cruise este parece tener otra gran escena en un avión que también esta despegando. Habrá que ver que nos depara esta pelea de machos en celo...)


No hay mucho que decir sobre el guión de "Fast & Furious 7" ya que todo parece una mera sucesión de escenas que sirven para enlazar las persecuciones, las peleas y los tiroteos aún así creo necesario hacer varias consideraciones. La primera de ellas es acerca del humor de la película representado principalmente en el personaje de Roman interpretado por Tyrese Gibson y es que por desgracia no todos los chistes tienen gracia y este en algunos momentos acaba por resultar pesado y fuera de lugar. La segunda de ellas es la evolución de los personajes interpretados por Paul Walker y Jordana Brewster llegando la segunda a ser una mera presencia casi obligatoria dentro de la saga por interpretar a la hermana de Toretto y ser pajera de O'Conner. En el caso del personaje interpretado por Walker es fácil observar el proceso de domesticación de este lo que ha llevado a que su personaje con cada nueva entrega resulte mas plano y quede cada vez mas eclipsado por Toretto (Vin Diesel), Hobbs (Dwayne "The Rock" Johnson) y ahora por Deckar Shaw (Jason Statham). La tercera hace referencia a los guiños y coincidencias que tiene "Fast & Furious 7" con otras películas. Ya se ha dejado claro en líneas anteriores ciertos paralelismos entre al cinta de Wan y la película de Brad Bird "Misión Imposible - Protocolo Fantasma" pero hay otras dos muy claras referencias en esta película. Una de ellas es el guiño/homenaje que Wan parece hacer a "Un trabajo en Italia" ("The italian job") mítica película de 1969 protagonizada por Michael Caine y que gracias a una gran escena de un autobús en un precipicio conseguía dejar al espectador en estado de shock. Cualquiera que haya visto la película de Peter Collinson verá cierta similitud con la cinta de Wan algo que para muchos de nosotros resulta muy agradable...


... la otra clara referencia y ya no tan agradable como esta hace alusión a la poca originalidad de cierta parte de la trama de la película. Y es que si gran parte del metraje esta dedicado al "Ojo de Dios" este concepto ya fue usado muy recientemente por Christopher Nolan en "El Caballero oscuro" ("The Dark Knight") mediante un complejo sistema informático manejado por Lucius Fox (Morgan Freeman) que sirve para localizar al Joker y cuya utilización conlleva problemas éticos y morales debido a la invasión de la privacidad que supone. Por desgracia Chris Morgan ha cogido una idea que ya se usó en una película con gran éxito de crítica y público como para que esta pase desapercibida. Y una última consideración es acerca de ciertas escenas y aspectos que llaman y mucho la atención. Uno de ellos es la manía que tienen los protagonistas de usar un walkie talkie para comunicarse entre ellos mientras están conduciendo coches a toda velocidad en medio de complicadas persecuciones. Este recurso que se puede entender desde el punto de vista de hacer ver que al espectador que los protagonistas están hablando entre ellos de una manera mas activa carece de toda lógica ya que para usar el walkie talkie es necesario quitar una mano del volante momento en el que puede ser difícil maniobrar con el vehículo. Otro de los puntos raros es.. ¿De verdad que para una carrera de coches Letizia Ortiz usa sandalias? Recordemos que es un calzado con el que se puede conducir pero resulta peligroso debido a que el pie puede deslizarse por lo que resulta llamativo que en una carrera como la que compite la Ortiz esta no valore ese riesgo (Se podría seguir analizando y mirando todo tipo de incoherencias en el guión pero eso es algo que recomiendo hacer después de ver la película en pantalla grande cuanto mas mejor con una cerveza y entre amigos)


"Fast & Furious 7" es puro espectáculo sin sentido. Wan nos regala poco mas de dos horas y cuarto de entretenimiento asegurado donde la sensación de querer llevar la acción un poco mas allá se percibe en cada escena y donde el director nos deja un gran clímax final que parece querer competir con "Los Vengadores" ("The Avengers") de Joss Whedon en cuanto a lo que supone destruir una ciudad. La saga gana peso gracias a la incorporación de James Wan tras las cámaras y de Jason Statham delante de ellas. "Fast & Furious 7" ofrece todo lo que el espectador espera de ella incluidas grandes peleas entre Vin Diesel, Dwayne Johson y Jason Statham. Con una escena final dedicada a Paul Walker que muestra la evolución de su personaje a lo largo de la saga y dejando de lado polémicas por el uso de efectos digitales, las palabras de Diesel así como el uso melancólico de la música puede llegar a emocionar a los seguidores mas acérrimos del actor fallecido en lo que es un bonito homenaje. A pesar de todo "Fast & Furious 7" es ideal para pasar un buen rato en el cine sin preocuparse por absolutamente nada mas... que al fin y al cabo también necesitamos películas como esta.





Lo mejor: El gran acierto al escoger a Jason Statham como el malo de la película. Lo realmente entretenido que resulta el espectáculo sin sentido rodado por Wan.
Lo peor: Todo lo que rodea a la desmemoriada Letizia Ortiz ya nos cansa un poco...

domingo, 3 de mayo de 2015

Crítica: The Pyramid - La Pirámide

Título:  The Pyramid - La Pirámide 
Año: 2014
Género: Terror 
Duración: 89 min.
Director: Grégory Levasseur
Guión: Daniel Meersand y Nick Simon
Música: Nima Fakharara
Interpretes: Ashley Hinshaw, Denis O'Hare, James Buckley, Christa Nicola, Amir K, Faycal Attougui, Ait Hamou Amine, Phillip Shelley
Nota: 4
Sinopsis: Un equipo de arqueólogos descubren una extraña y misteriosa pirámide. La curiosidad por descubrir que misterios esconde esta será el inicio de una terrible pesadilla.






Crítica:
El cine fantástico o de terror francés reciente nos ha dejado una serie de nombres a cada cual mas interesante (Y también un tanto irregular): Pascal Laugier ("Martyrs", "The Tall Man"), Julien Maury y Alexandre Bustillo ("À L'Intérieur", "Livide", "Aux yeux des vivants"), Xavier Gens ("Frontier(s)", "The Divide") o Alexandre Aja ("Alta Tensión", "Las colinas tienen ojos (2006)", "Piranha 3D"...) entre otros. Es este último el que ha decidido producir el salto a la dirección de Grégory Levasseur, coguionista con Aja varias de sus películas ("Alta Tensión", "Las colinas tienen ojos (2006)" y "Mirrors" - "Reflejos") y cuyo trabajo hasta la actualidad (Y visto los resultados casi mejor que siga como hasta ahora) se ha centrado en escribir guiones casi siempre para el cine de terror (A los ya mencionados hay que añadir por ejemplo los de "Parking 2" y "Maniac" que fueron dirigidos por Franck Khalfoun) y como director de la segunda unidad de algunas películas ("Piranha 3D", Mirrors" o "Las colinas tienen ojos (2006)") por lo que resulta sorprendente que para su debut en la dirección de largometrajes Levasseur no tome un guión propio para ponerlo en imágenes si no que coja una muy típica y mil veces vista historia escrita por Daniel Meersand y Nick Simon.


Hay sobre todo dos cosas que marcan para bien y para mal a esta película. Una de ellas es ver el nombre de Alexandre Aja como productor de la cinta, la otra la reciente y muy decepcionante "Así en la Tierra como en el Infierno" ("As above, so below").  Ver a Aja como productor de esta película es algo que como mínimo llama la atención de los espectadores aficionados al cine de terror a lo que hay que sumar que los publicistas saben quién es el francés y a que tipo de público llega y no se olvidan de poner eso de "De los productores de "Las colinas tienen ojos". Pero eso puede jugar en contra de la propia película ya que puede hacer que muchos espectadores pasen por taquilla pensando  que van a encontrarse con una cinta con el sello Aja y la verdad es que la película de Levasseur esta a años luz de cualquiera de las cintas dirigidas por su compatriota, no solo por la temática si no por la forma de dirigirla y es que si la historia que maneja Levasseur es del todo típica y no aporta nada a un género en franca decadencia, lo mismo podemos decir de su forma de dirigir: Monótona, plana, como si el director hubiera decidido rodar con el piloto automático o como si este hubiera decidido coger una historia simple, nada compleja para ver si es capaz de hacer algo digno. Si algo falta en "The Pyramid" es pasión, por mucho que volvamos a ver otra vez la misma película (¿De verdad que no hay nada nuevo que contar?) a esta cinta le falta fuerza, le falta esa garra que hace que el espectador vea esta película con creciente interés, con angustia. En pocas palabras le falta todo aquello que esperamos de una cinta como esta.. Y lo que es peor: No hay nada en "The Pyramid" que la haga destacar por encima de otras películas similares.. La cinta de Levasseur cae en la más absoluta de las medianías lo que hará que de aquí a un tiempo sean pocos los que recuerden a esta película...


La reciente "Así en la Tierra como en el infierno" ("As Above, so below") de John Erick Dowdle es una película que puede jugar tanto a favor como en contra de la cinta de Levasseur. En contra porque en muy poco tiempo se han estrenado estas dos películas de temáticas e ideas similares lo que puede hacer que el público sienta mucha, demasiada pereza a la hora de pagar una entrada para ver otra vez lo mismo. A favor porque después de la muy floja y lamentable cinta de Dowdle es fácil que si un espectador vence esa reticencia, esa pereza, acaben encontrando "The Pyramid" una película mas entretenida que la cinta de Dowdle (Ojo... manejar este comentario con cuidado... Estoy comparando las películas de Dowdle y Levasseur, dos cintas bastante flojas y mediocres pero entre ambas creo que la de Levasseur resulta mucho mas entretenida). Son varias las similitudes que existen entre ambas cintas, la primera de ellas es que tanto "The Pyramid" como "Así en la Tierra como en el infierno" se inscriben dentro de los géneros del found footage o del falso documental . (Aunque ambos géneros comparten ideas y clichés y a pesar de que muchos directores suelen saltar de uno a otro sin ningún problema nos encontramos ante géneros muy similares pero distintos). Tanto la cinta de Dowdle como la de Levasseur poseen escenas casi idénticas donde los protagonistas hablan a la cámara para explicarnos y situarnos dentro de la historia de la película pero es llamativo el caso de "The Pyramid" y la facilidad que tiene Levasseur para saltar del falso documental a una película de terror de corte mas o menos clásico. La idea de que los protagonistas lleven cámara subjetivas no justifica todos los planos que de la cinta lo que nos hace pensar que el director francés juega con los elementos del género cuando le interesa y los deja de lado cuando no. La flexibilidad que muestra Levasseur en ciertos momentos nos hace pensar que este intenta jugar con las cartas marcadas, que este intenta hacer que su película funcione de cualquier manera pero por desgracia no consigue. La segunda idea que comparten ambas cintas son sus protagonistas: Dos empecinadas arqueólogas que intentan por todos los medios sobreponerse a cualquier peligro y llevar a cabo la exploración que tanto desean (Cuya determinación puede exasperar a mas de uno) que les descubrirán horribles secretos y que en ambos casos han de realizar estas labores evitando a la policía o al ejercito (Si en el caso de la cinta de Dowdle para que los protagonistas se cuelen en las catacumbas que hay debajo de París han de evitar a la policía, en el de Leveasseur estos deciden aprovechar las últimas horas que van a pasar en el desierto y contra la advertencia del ejercito explorar la extraña pirámide). Pero las comparaciones entre la cinta de Dowdle y Levasseur no acaban aquí ya que las historias que cuentan ambas películas transcurren casi por los mismos caminos (Aunque es de agradecer que en "The Pyramid" no haya escenas tan ridículas como esa en la que los protagonistas se encuentran con un teléfono sonando en medio de una catacumba y responden tranquilamente) incluso la figura paterna por presencia o por omisión tiene cierta importancia en ambas películas. Parece que los guionistas de "Así en la Tierra como en el infierno" y "The Pyramid" asistieron al mismo curso sobre como crear guiones para cintas de terror.


Pero no solo "Así en la Tierra como en el infierno" ("As above, so below") nos viene a la cabeza al ver "The Pyramid", la película española "La cueva" de Alfredo Montero también esta presente en la cinta de Levasseur. Aunque aquí no estamos ante la cruel lucha por sobrevivir que mostraba Montero en su película, la cinta del director francés vuelve a mostrar la idea de ese grupo perdido dentro de una extraña cueva o pirámide según sea el caso por haber ido demasiado lejos y no saber encontrar el camino de vuelta. Mientras Montero intenta reflejar de una manera mas o menos verosímil los problemas a los que tendrían que enfrentarse en una situación como esa incidiendo en los enfrentamientos personales y en la falta de comida o de agua ("La cueva" se podría definir como un drama claustrofóbico mas que como una película de terror), Levasseur toca de refilón los enfrentamientos que se derivan de una situación tan tensa pero no entra a plantearse problemas tan agobiantes como la falta de comida o de agua (Por mucho que lo protagonistas entren en la pirámide con provisiones, por mucho que el tiempo de la cinta sea mas o menos breve, el hecho de no encontrar una salida rápidamente les tendría que lleva a plantearse que en una situación como esa que han de racionar el agua... Y mas si estamos en una pirámide en medio del desierto egipcio lo que debe de suponer mucho pero mucho calor es decir una posibilidad muy grande de deshidratación...entre otras cosas....) Otra vez al igual que ocurre con el tema de la cámara subjetiva, el director maneja la historia utilizando los elementos que le interesan, los elementos que le convienen dejando de lado aquellos que le pueden suponer algún tipo de problema a la hora de lleva a su historia por donde el quiere.


Pero hay algo que llama mucho la atención en "The Pyramid" por lo menos a los aficionados del cine de terror de los años ochenta y eso no es otra cosa que el claro guiño que hace Levasseur a "Pesadilla en Elm Street" ("A Nightmare on Elm Street") cuando Anubis araña con sus garras la pared de la pirámide. "The Pyramid" es una cinta que a pesar de que se ve bien (Siempre es un acierto su escasa duración sobre todo cuando no hay mucho que contar) no funciona ni como película de terror, ni como cinta para asustar al personal (Los sustos son escasos y desde luego esta cinta queda muy lejos de películas como "The Descent" de Neil Marshall) ni como espectáculo gore (Otra vez volvemos a encontrarnos con el mismo mal de siempre que parece que se esta convirtiendo en epidemia: El uso de malos, muy malos efectos digitales que llaman demasiado la atención por forzados, por antinaturales y por que el ordenador canta demasiado. Este tipo de efectos digitales están matando la magia de los efectos artesanales que le dan a las películas un encanto muy especial). Levasseur fracasa estrepitosamente a la hora de rodar su cinta, en ningún momento consigue inquietar al espectador, no consigue que este se sienta incomodo en la butaca del cine. Y como ocurría en "El Exorcista" ("The Exorcist") volvemos a encontrarnos con una excavación en un país árabe donde se producirá un extraño descubrimiento. El francés parece acordarse de la obra maestra de Friedkin para volver a mostrarnos a un perro ladrando. Otro de esos momentos que están destinados a convertirse en un cliché y que recién empezada la película deja claro, por si alguien tenia algún tipo de duda, ante que tipo de cinta estamos.


Todo aquel que vea esta película porque esta producida por Alexandre Aja o como dice la publicidad de la misma por eso de estar producida por los mismos que hicieron el remake de "Las colinas tienen ojos" mejor que se abstenga. La cinta de Levasseur  es un muy flojo found footage que no ofende pero que ofrece lo que el espectador espera de una película de terror. Se puede ver pero se olvida con mucha, demasiada facilidad. Una lastima.



Lo mejor: Su escasa duración. Entretiene mas que "Así en la Tierra como en el Infierno"
Lo peor: Los horribles efectos digitales. La sensación de haber visto esta película mil veces antes.