martes, 23 de junio de 2015

Crítica: Insidious: Capítulo 3 - Insidious: Chapter 3

Título: Insidious: Capítulo 3 - Insidious: Chapter 3
Año: 2015
Género: Terror
Duración: 97 min.
Director: Leigh Whannell
Guión: Leigh Whannell
Música: Joseph Bishara
Interpretes: Dermot Mulroney, Stefanie Scott, Agnus Sampson, Leigh Whannell, Lin Shaye, Tate Berney, Michael Reid MacKay, Steve Coulter, Tom Fritzpatrick, Hayley Kiyoko, Jeris Poindexter
Nota: 5
Sinopsis: El dolor por la reciente muerte de su madre hará que Quinn Brenner intente contactar con ella. La suplica de la chica será escuchada por una malvada presencia  que se intentará apoderar de su alma.




Crítica:
James Wan se dio a conocer allá por el año 2004 cuando de la mano de su amigo Leigh Whannell convirtió en largometraje su corto "Saw". Tal fue el éxito de la cinta, una especie de versión todavía mas sádica del "Seven" de David Fincher (La película de Fincher parece no haber influido solo en la cinta que lanzó a la fama a Wan y por ende a Whannell. Michael Reid MacKay que interpretó a la victima de la pereza en "Seven" da vida, o mejor no-vida, al hombre que no puede respirar en "Insidious: Capítulo 3") que esta pequeña película dio origen a una de las sagas más prolíficas que últimamente hemos visto al menos en lo que al cine de terror se refiere (A día de hoy se han rodado ya 7 películas, a las que hay que sumar otras como "The Collector" y la segunda parte de esta "The Collection" de Marcus Dunstan conocido por muchos por haber escrito los guiones de la cuarta, quinta, sexta y séptima parte de "Saw". Aunque las cintas de Dunstan se alejan argumentalmente de las películas de Wan y Whannell, estas buscan impactar al espectador llevando la violencia y las torturas un paso mas allá, intentado superar a cada nueva película el nivel de sadismo de la anterior. Es conocido el caso de la sexta entrega de la saga "Saw VI" de Kevin Greutert que fue censurada en España clasificándola X, relegándola a ser proyectada en muy pocas salas. Lo que se convirtió en una brutal campaña de publicidad y al igual que ocurrió con "A Serbian Film" de Srdjan Spasojevic, la película levantó el interés del público aficionado al terror e hizo que esta se viera de una manera u otra. Puede que el problema con la cinta de Greutert no fuera la salvaje violencia de sus escenas -no hay nada que no hubiéramos visto ya antes en alguna otra cinta de la saga- si no que el espectador corría el riesgo de ponerse de lado del torturador, ya que recordemos las víctimas eran un grupo de personas que trabajaban para un seguro médico que habían negado cobertura a muchos enfermos. Sorprendentemente, "Saw VI" poseía una carga crítica que la alejaba del mero espectáculo vacuo y violento que muchos esperaban)


Pero el trabajo de Wan y la de Whannell como directores y guionistas se aleja diametralmente del camino que tomaron las diversas películas que acabaron formando parte de la saga de "Saw". Su siguiente película juntos, una mas que apreciable y recomendable cinta titulada "Silencio desde el Mal" ("Dead Silence") no consiguió levantar la simpatía de critica y público y por desgracia pasó con mas pena que gloria por los cines (El cine de terror donde un muñeco ha sido poseído por un terrible asesino ha dado mucho juego en el cine aunque con muy diversos resultados. Uno de los más conocidos es "Muñeco Diabólico" - "Child's Play" de Tom Holland, película de la que se han llegado a rodar varias secuelas incluyendo una película dedicada a su novia "Bridge of Chucky"-Resulta llamativo que "Insidious: Capítulo 3" y la por ahora última cinta protagonizada por Chucky, "La maldición de Chucky", "Curse of Chucky", compartan a unas protagonistas que necesitan de una silla de ruedas para moverse. "Silencio desde el Mal" y por supuesto "Annabelle" cinta surgida como especie de spin off precuela de "Expediente Warren", "The Conjuring" de James Wan son dos muestras recientes de la explotación de los muñecos poseídos en el cine de terror). Pero fue en el 2010 cuando el dúo presentó "Insidious" cinta que se convirtió en un gran éxito de taquilla y que ha dado lugar a una secuela "Insidious 2" ("Insidious: Chapter 2") y a la precuela "Insidious: Capítulo 3" ("Insidious: Chapter 3") . La cinta de Wan lastrada por unas imágenes del mas allá un tanto toscas y por la caracterización de algunos de los fantasmas que dejaban mucho que desear se beneficiaba de una primera parte donde el director iba creando una gran atmósfera opresiva y terrorífica de un modo pausado, de una manera muy clásica que hacia las delicias de muchos aficionados al género de terror. Por desgracia el éxito de la película nos dejó una muy decepcionante segunda parte dirigida por el propio Wan y escrita también por Whannell, cinta que es considerada por muchos como la película mas floja del director americano. "Insidious 2" es una gran ejemplo de como estirar el éxito, de como construir una historia sin mucho que contar, de como querer narrar algo sin saber muy bien a donde se quiere llegar dejándonos una cinta aburrida y pesada con una historia carente interés. (Menos mal que ese mismo año, Wan nos regaló "Expediente Warren" - "The Conjuring" una de las mejores cintas de terror de los últimos años y que al igual que "Insidious" tenía un ritmo lento que podía desesperar a mas de uno pero que a diferencia de la cinta que pareció convertir a Wan en poco menos que el renovador del género de terror, tenía una parte final realmente impresionante e impactante)


Ahora tras las decepciones que supusieron "Insidious 2" y "Annabelle" nos llega esta tercera parte en forma de precuela que se aleja de los sucesos que sufrió la familia Lambert para centrarse en los personajes de Elise Rainier (Una Lin Shaye que parece moverse como pez en el agua en el cine de terror y/o ciencia ficción. Si la actriz ya formó parte de las dos primeras cintas de la saga, esta también ha participado en la muy lamentable "Ouija" de Stiles White, la sorprendente y muy entretenida "La Señal" -"The Signal"- de William Eubank, "Big Ass Spider!" de Mike Mendez, etc, etc... Y cuya historia dentro de "Insidious: Capítulo 3" aún siendo necesaria para entender al personaje, acaba por no funcionar como sería necesario probablemente por lo típico de la historia en si misma y las ganas que muchos tenemos de prender fuego ese horroroso jersey), de Tucker (Un Angus Sampson que este año ha participado en esa maravilla dirigida por George Miller titulada "Mad Max: Furia en la carretera" -"Mad Max: Fury Road", cuyo papel en la cinta de Whannell resulta tremendamente simpático no solo por su pelo punk si no también por esa camiseta de "Masters del Universo" que con tanto amor defiende) y Specs (Papel interpretado por el propio Leigh Whannell que aquí se encarga no solo del guión de la película y de interpretar a uno de esos peculiares "cazafantasmas" si no que además esta cinta supone su debut como director). Por desgracia este "Insidious: Capítulo 3" esta mas cerca de lo mostrado por John R. Leonetti en "Annabelle" que de lo que hizo el propio Wan en la primera parte de la saga y que por supuesto esta a años luz de "Expediente Warren". La cinta de Whannell es una película leve, muy leve, sin mayor pretensión, al menos en el plano artístico, que la de hacer pasar un mal rato al espectador (A otros niveles está claro que estamos ante un producto preparado para arañar un pedazo de ese pastel que es la taquilla) y donde este tendrá la sensación tal y como ocurría con la cinta de Leonetti de que no pasa nada destacable, que no ofrece esa gran escena de terror que nos ponga los pelos de punta y que todos esperamos pero cuyo visionado se hace mas o menos ameno y se pasa rápido. Whannell en su faceta de guionista y director se mueve por caminos mil veces visto en este tipo de películas ofreciendo más de lo mismo sin ninguna novedad ni nada que pueda sorprender al espectador. Si algo tiene "Insidious: Capítulo 3" es su tremenda previsibilidad y ni todo el esfuerzo y el buen hacer por parte de Whannell para sacar a su película adelante consigue hacer que esta no deje de ser un producto para ver, disfrutar brevemente y olvidar.


Son claras las  referencias y los parecidos de "Insidious: Capítulo 3" con otras cintas. Las más claras pueden ser las existentes con la ya mencionada "Annabelle". No solo por ese tono similar que poseen ambas cintas si no también por el hecho de centrar la acción de la película en un edificio que casi podría ser considerado como un personaje mas dentro de la historia y donde ambos directores utilizan el ascensor del edificio como un elemento indispensable y fundamental para meter el miedo en el cuerpo del espectador (Momento que nos regala otro de esos tópicos en el cine de terror: El o la protagonista muerto de miedo apretará el botón del ascensor de forma insistente para que la puerta se cierre mas rápido...como si eso alguna vez hubiera funcionado). Tampoco debemos olvidar la obsesión que parecen compartir ambas cintas presentándonos a un personaje afroamericano, mujeres en los dos casos, que bien por un motivo u otro ayudaran o darán información fundamental a las protagonistas que otra vez vuelven a ser mujeres. Pero no hemos de quedarnos solo con la cinta de Leonetti, cualquier espectador al ver "Insidious: Capítulo 3" recordará cintas como "El Resplandor" ("The Shining") de Stanley Kubrick basada en la novela homónima de Stephen King. No solo Whannell plasma mediante una escena una especie de conexión entre la joven protagonista y la médium que nos recuerda a la existente entre Dick Hallorann (Scatman Crothers) y Danny Torrance (Danny Lloyd) en la que la segunda se despertará en medio de una terrible pesadilla al percibir que la chica se encuentra en peligro, del mismo modo en que Hallorann, acostado en su cama, percibe la situación en la que se encuentra Danny y su familia. En ambos casos esta escena servirá para que ambos personajes (Hallorann y Elise Rainier) se planteen ir a ayudar a los chicos. Pero las comparaciones no se quedan aquí, ese uso terrorífico de los pasillos, la moqueta que hay en ellos, la forma que tiene Quinn Brenner de recorrerlos en silla de ruedas que recuerda a la de Danny Torrance con su triciclo por el hotel "Overlook", sin olvidar como Brenner mira con terror la puerta abierta de su vecino de igual manera que hacia Danny Torrance al estar ante la habitación 237. Incluso "Déjame Entrar" ("Lat den rätte komma in") de Tomas Alfredson por la forma que tiene la protagonista de comunicarse con su vecino de la misma forma que hacían Oskar y Eli o ese espíritu que acompaña al hombre que no respira que parece extraído directamente de la bolsa que tiene la protagonista de "Audition" de Takashi Miike en su casa, sin olvidarnos por supuesto de "The Possession - El origen del mal" ("The possession") de Ole Bordenal y producida por Sam Raimi que posee al igual que la cinta de Whannell una inquietante visión espectral en el fondo de la garganta de la protagonista están presentes en "Insidious: Capítulo 3". Todas estas escenas hacen de esta película una de esas cintas que el espectador aficionado al terror se puede tomar casi como un juego para buscar similitudes con otras películas.







Hay varias cosas que nos deja claro este "Insidious: Capítulo 3". La primera de ellas es el peligroso giro que parece estar dando la carrera de Dermot Mulroney hacía productos tirando a mediocres (Solo "Agosto" -"August: Osage County" de John Wells y "Stoker" de Park Chan-Wook se salvan de la quema de las últimas cintas en las que ha colaborado el actor), la segunda de ellas es la forma de introducir a la familia Lambert dentro de la precuela. Tan forzada y metida con calzador que por momentos y si no fuera porque los edificios son distintos podríamos llegar a pensar que los protagonistas de "Annabelle" hubieran sido vecinos de los Quinn (Y si la crítica y el público no hubieran destrozado a la cinta de Leonetti es muy probable que hubiéramos visto un guiño de este tipo). Y la tercera es acerca de la caracterización de ese malvado espíritu, de ese hombre que no puede respirar cuya sola presencia resulta bastante inquietante que demuestra que Whannell ha aprendido de los errores de Wan pero... Por muy mal rollo que pueda dar una mascarilla de oxigeno... ¿es realmente necesario que un espíritu la siga llevando en el mas allá? (Y ya de paso hacemos una reflexión. Tanto que se habla de la vida de Elise Rainier ¿no podían haber profundizado un poco mas en la del hombre que no puede respirar?. Yo por lo menos lo hubiera agradecido). Y la cuarta y última de ellas es el gran negocio que Whannell nos insinúa en su película y ese no es otro que el de vender maquinas del niebla al mas allá... visto lo visto en "Insidious: Capítulo 3" ese es un negocio que no fracasará. Éxito seguro.


"Insidious: Capítulo 3" aún siendo mejor que su predecesora y que "Annabelle" resulta una cinta excesivamente leve que refuerza la idea de que la saga iniciada por Wan en el 2010 agoniza de manera preocupante. A la espera de ver lo que este vaya a hacer con "The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist" nos quedamos con la sensación de estar ante un género sobreexplotado, algo parecido a lo que ocurre con el found footage, al que es mejor dejar tranquilo y centrarse en otras cosas antes de acabar saturando al espectador. Con todo la cinta de Whannell se puede ver, se puede disfrutar y se olvida. Por desgracia de esta película esperábamos mucho, pero que mucho mas. Una lastima.



Lo mejor: Las imágenes del mas allá (Sin ningún dron, gracias a Dios!)
Lo peor: Lo previsible del conjunto. La sensación de haber visto ya esta película.

sábado, 20 de junio de 2015

Crítica: Jurassic World

Título: Jurassic World
Año: 2015
Género: Ciencia Ficción - Aventura - Acción
Duración: 124 min.
Director: Colin Trevorrow
Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver, Colin Trevorrow y Derek Connolly
Música: Michael Giacchino
Interpretes: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Vincent D'Onofrio, Ty Simpkins, Irrfan Khan, Nick Robinson, Jake Johnson, Omar Sy, BD Wong, Judy Greer, Lauren Lapkus, Katie McGrath
Nota: 6
Sinopsis: 22 años después de los hechos que ocurrieron en "Parque Jurásico", Isla Nublar posee un gran parque temático centrado en los dinosaurios. Pero cuando el número de visitas empieza a decaer el intento por sorprender al público con una nueva especie de dinosaurio convertirá el idílico lugar en una autentica pesadilla.




Crítica:
Creo que el mejor título para esta película sería "Jurassic World: Seguridad no garantizada". Una mezcla perfecta (y sobre todo honesta) con los títulos de las dos películas que ha dirigido Colin Trevorrow y que deja claro (Por si hubiera algún despistado en la sala) ante que tipo de película estamos. "Jurassic World" porque no dejamos de estar ante la cuarta entrega de la famosa saga iniciada por Steven Spielberg hace ya 22 años y "Seguridad no garantizada" ("Safety no Guaranteed". Cinta que participó en el Festival Internacional de cine Fantástico de Sitges en el 2012 y que utilizaba la excusa de los viajes en el tiempo para hablar sobre el amor que hacía de esta una típica bienintencionada y muy entretenida comedia romántica envuelta en un halo de cine fantástico) porque aunque estamos ante una película que no deja nada, absolutamente nada a la improvisación, a la sorpresa, a ofrecernos algo que no hayamos visto ya antes en alguna de las tres entregas anteriores, si que posee un cierto sentido del humor como el que ya nos mostró el director en la cinta que supuso su debut en la pantalla grande con un largo de ficción (De hecho el guionista de su opera prima "Seguridad no Garantizada", Derek Connolly colabora en el guión de este "Jurassic World" así que algo se tenía que notar) y consigue que contando con un personaje de un perfil claramente humorístico (Interpretado por Jake Johnson, uno de los protagonistas de la primera película de Trevorrow. El actor es recordado por muchos por su reciente trabajo en ese desvarío titulado "Vamos de polis" - "Let's be cop" o por haber interpretado brevemente a Jesucristo en "Dos colgados muy fumados en Navidad" - "A very Harold & Kumar 3D Christmas", cinta que forma parte de una de las mejores sagas de humor vistas últimamente y que por desgracia al menos en España no ha tenido el respaldo que se merece) no acaba por resultar pesado si saturar al espectador, algo que normalmente ocurre con este tipo de personajes y que nos deja uno de los mejores chistes de la película (Ojo!, hay que tener claro que "Jurassic World" no es una película de humor. Los chistes, lo momentos que pueden hacer que al espectador se le escape una sonrisa o una carcajada son escasos pero demuestran la misma frescura que mostró el director en "Seguridad no Garantizada" y conforme avanza la cinta, conforme esta le va dando al espectador lo que este espera de ella es cuando sorprendentemente Trevorrow se muestra mas confiado, mas tranquilo y nos deja alguna de estas pequeñas perlas, ese sello marca de la casa que hace que se nos escape en algún momento alguna pequeña sonrisa)


"Jurassic World" no deja de ser una simple actualización de todo aquello que Steven Spielberg contó en "Jurassic Park". No hay argumentalmente hablando nada que nos vaya a sorprender, todo lo relacionado con la historia, con los personajes (Otra vez nos encontramos con esos niños protagonistas que se perderán y tendrán que luchar por sobrevivir. Otra vez nos encontramos con ese niño -de los dos por supuesto que el pequeño- que resulta por momentos demasiado repelente y al que nos gustaría que algún dinosaurio le metiera un buen bocado. Trevorrow y el grupo de guionistas de la película se dan cuenta de ello y fuerzan la empatia del espectador para con el crío metiendo con calzador una escena que no viene a cuento, uno de esos momentos que podríamos definir como forzado para que este se ponga a llorar y hable de la separación de sus padres, algo que ni nos interesa ni tiene ningún tipo de importancia en la historia), otra vez tenemos a ese protagonista del todo negativo ante todo lo que se esta haciendo en el parque (Si en la película original este personaje estaba interpretado por Jeff Goldblum, aquí es Chris Pratt el encargado de mostrar tanta negatividad. Pratt actor que para muchos era un completo desconocido hasta que el verano pasado protagonizó "Guardianes de la Galaxia" - "Guardians of the Galaxy", parece que por momentos cree que sigue en la cinta dirigida por James Gunn ya que algunas caras, algunas poses de este parecen extraídas directamente de la cinta de Gunn. El tiempo dirá si Pratt tiene mas registros), otra vez la película empieza con una tediosa presentación de los personajes que sirve no solo para darnos a conocer a estos si no también para situarnos dentro de la historia del parque (Es de agradecer que aquí no tengamos ese aburridísimo vídeo de John Hammond -Richard Attenborough- donde nos cuenta el proceso de manipulación del adn que ha servido para clonar a los dinosaurios que pueblan el parque, si no que aquí Trevorrow se sirve de las imágenes de las diversas atracciones del parque, de los dinosaurios y ya de paso de toda una serie de marcas que ha pagado por salir en la película: Samsung, Starbucks, etc, etc... para introducirnos de alguna manera en la historia -Y seamos sinceros: Historia, lo que se dice historia mas bien poca...Si en el párrafo anterior hemos alabado el fino sentido del humor del que hace gala Trevorrow en "Jurassic World", aquí hemos de ser honestos y reconocer que no todos los chistes resultan redondos ni hacen gracia. Uno de los ejemplos mas claros de ello es ese vídeo a lo "El profesor Chiflado" interpretado por Jimmy Fallon, breve pero carente de toda gracia), otra vez nos encontramos con ese personaje conspiranoico que quiere sacar provecho personal del parque (¿Por qué en las dos cintas estos personajes interpretados por Wayne Knight y Vincent D'Onofrio tienen problemas de sobrepeso? ¿Esta Hollywood intentando que cada vez que vea a una persona obesa me ponga a temblar porque voy a pensar que esta tramando algo malo? Y sobre todo.. ¿Teniendo a un actor como D'Onofrio por qué no se le saca mas provecho, no se le da un personaje como mínimo interesante y con algún tipo de matiz?


Resulta sorprendente el efecto "Terminator 2: El juicio final" ("Terminator 2: Jugdment Day") que desprende la cinta. Si en el caso de la película de James Cameron teníamos que el robot asesino de la primera parte interpretado por Arnold Schwarzenegger pasaba intentar matar a Sarah Connor a defenderla en la segunda, Trevorrow realiza el mismo juego de prestidigitación con los velociraptores que de bestias salvajes pasan a ser unos simple perritos (De raza peligrosa eso si.. pero perritos al fin y al cabo). Pero no solo esta idea resulta sorprendente en "Jurassic World", también ciertas incoherencias que hay en la película llaman la atención: Ese personaje femenino fuerte, capaz de hacer cualquier cosa por salvar a sus sobrinos a los que hace años que no ve y de los que desconoce su edad (Otra vez la moralina acerca de la importancia de la familia que esta presente en muchas cintas dirigidas o producidas por el señor Spielberg vuelve a aparecer en todo su esplendor) recorre una salvaje isla de Costa Rica en tacones (Eso si.. la chica que vale un potosí se ajusta la blusa del vestido para ir mas cómoda... que le quede claro al espectador que si ha podido tratar con crueles inversores y ha podido sacar un parque adelante, unos bichitos y un poco de verde tampoco la van a parar) o esa ventana agrietada que en la siguiente visita de la protagonista al recinto de alta seguridad donde esta esa especie de dinosaurio-rana-calamar ya esta arreglada (Y si no siempre podemos decir que es un homenaje a la cinta original), o ¿Por qué anochece tan rápido?. ¿Esa especie de dinosaurio mágico capaz de camuflarse, de esconderse a los sensores térmicos es también capaz de hacer que anochezca tan rápido? o ¿Por qué las veintidós mil y pico personas que han de abandonar las atracciones después de hacer más de dos horas de fila con los críos y sabiendo los antecedentes del parque lo hacen de una forma tan tranquila y pacifica? ¿Por qué no cunde el pánico de manera descontrolada desde el minuto uno?. Son múltiples las dudas que nos vienen a la cabeza al ver la película de Trevorrow, cinta que funciona muy bien como espectáculo palomitero pero al que si se le pide un poco mas no aguanta el mas mínimo análisis.


Si esta crítica empezó con un posible título alternativo que sería mas correcto y adecuado, voy a acabar de la misma manera. Si no ha gustado el título propuesto siempre podríamos titular esta película como "El hombre que susurraba a los dinosaurios". Y es que si son múltiples las bromas surgidas en internet con la imagen de Chris Pratt ante los tres velociraptores, la escena de este acariciando a un dinosaurio moribundo tampoco se queda corta. Por muchas preguntas que haya expuesto, por muchas incoherencias que veo en la historia que Trevorrow nos cuenta, "Jurassic World" es un espectáculo palomitero y en el fondo divertido, que hace que el espectador pase dos horas entretenido gracias a las espectaculares imágenes y gracias sobre todo a algunas escenas de acción que consiguen que acabemos olvidando lo previsible que resulta el conjunto. Y seamos sinceros, esta cuarta parte no es una obra maestra pero tampoco lo eran "El mundo perdido" ("The Lost World: Jurassic World") y "Parque Jurasico III" ("Jurassic Park III") y tampoco pasa nada... ¿no?


Lo mejor: El momento tengo novio. La escena de la garra en la nieve
Lo peor: El ningún dinosaurio se zampe la niño pequeño.

miércoles, 17 de junio de 2015

Ciudades de Papel y las adaptaciones juveniles


Tras el gran éxito que supuso la adaptación a la pantalla grande de la novela de John Green "Bajo la misma estrella" ("The Fault in our stars") que se beneficiaba del gran momento que vivía su protagonista principal Shailene Woodley (Actriz que tras asombrar a medio mundo como hija de George Clooney en "Los Descencientes" - "The Descendants" de un para mi siempre sobrevalorado Alexander Payne se apuntó a la moda de los blockbusters juveniles con la serie "Divergente" - "Divergent" basada en las novelas de Veronica Roth. Si la primera película de la saga "Divergente" parecía que aunque siguiendo las lineas prefijadas de todo este tipo de cine iba a ofrecer algo fresco, la siguiente cinta "La saga Divergente: Insurgente" - "Insurgent" caía en todos los errores típicos de las películas de transición que no tienen nada que contar salvo hacer evolucionar a la historia hacía un desenlace mas o menos esperado y que por desgracia poseía una parte final demasiado similar a la muy decepcionante "El corredor del laberinto" - "The Maze Runner" novela de James Dashner adaptada a la pantalla grande por el novel Wes Ball. Woodley parece querer alejarse de su imagen de chica Disney y arriesgar con los papeles que interpreta, la muestra mas clara llega de la mano del siempre provocador Gregg Araki y su "Pájaro Blanco de la tormenta de nieve" - "White Bird in a Blizzard" cinta donde la actriz muestra su lado mas seductor y perverso) y del gran trabajo de Josh Boone tras la cámara que hacía de "Bajo la misma estrella" una fresca cinta, emotiva por momentos y cuyos fallos eran achacables no al trabajo del director o de los guionistas si no al propio escritor ya que muchas de las escenas o de los momentos que como espectadores nos podían chirriar o resultar forzados ya se encontraban en la novela original, nos llega ahora una nueva adaptación de una de sus novelas a la pantalla grande, en este caso la de "Ciudades de Papel" - "Paper Town". (Tal fue el éxito de "Bajo la misma estrella" en España que su estreno en cines ayudó a que "Ahora y Siempre" - "Now is good" tuviera un hueco en la cartelera. Por desgracia la distribuidora no supo explotar del todo el éxito de la cinta de Boone para promocionar la de Ol Parker que esta no encontró el respaldo del público)


Sería necesario hacer un breve comentario sobre la moda de adaptar a la pantalla grande ciertas novelas que en muchos de los casos forman parte de trilogías destinadas a un publico adolescente y donde amor, aventura y un protagonista que se rebelará contra el orden establecido se dan cita de forma casi obsesiva en ellas y que parecen mas destinadas a hacerse un hueco en la taquilla (Ahí esta la moda de dividir la última entrega en dos películas) que en ofrecer películas de calidad. Desde las novelas de Stephanie Meyers (Las mas famosas la saga "Crepúsculo" - "Twilight", la menos famosa "La huésped" - "The Host" especie de versión romántica de "La invasión de los ultracuerpos" de Jack Finney para adolescentes que no encontró el respaldo de la taquilla y que supuso un tremendo batacazo), pasando por Suzanne Collins y "Los juegos del hambre" ("The hunger games". Si en el caso de Meyers eran claros los paralelismos entre "The host" y la novela de Finney, en el de Collins es clara la influencia de la novela de Koushun Takami "Battle Royale"), por el ya mencionado James Dashner (Creo que de todos los nombres de escritores que se citan aquí este es el caso mas extraño de todos -Al menos para mi-. Si "El corredor del laberinto" resultó una pesada cinta de aventuras totalmente deudora de películas como "Cube" y de otras novelas como "El Señor de las moscas" - "Lord of the flies" de William Golding, la segunda parte de la trilogía que llegará a los cines "El corredor del Laberinto: Las pruebas" - "The maze runner: The scorch trials" posee, al menos la novela, no solo elementos comunes con películas como "Phantasm" de Don Coscarelli con esas bolas de metal que vuelan en un pasillo si no que ademas el desarrollo de la misma resulta demasiado similar a "El juego infinito" historia del propio Dashner que es inevitable leer sin que la película "Los sustitutos" - "Surrogates" de Jonathan Mostow nos venga a la cabeza), Lois Lowry y su "The Giver" (Cinta que se vuelve a mover en un futuro distopico como los casos de "The Host" de Meyers, las historias de Collins y de Dashner. La película de Phillip Noyce deudora en su estética del "Pleasantville" de Gary Ross y con un Jeff Bridges que parecía retomar su papel en "Tron: Legacy" acababa por desinflarse sumiendo al espectador en el mas absoluto sopor) o John Green (Autor de "Bajo la misma estrella" o "Ciudades de papel"). Puede que Green este mas cerca de Blue Jeans autor de novelas como "No sonrías que me enamoro", ¿Puedo soñar contigo? o "El club de los incomprendidos" especie de versión española de "El club de los cinco" ("The Breakfast club") que fue llevada a la pantalla grande por el director Carlos Sedes, que de los otros autores mencionados ya que en estos casos todos comenten el error de minusvalorar a su potencial público cogiendo ideas ya vistas y ofreciendolas como nuevas.


De la mano de Jake Scherier director de "Un amigo para Frank" ("Robot & Frank") premio del público en el Festival de cine Fantástico de Sitges en el 2010 y protagonizada por la modelo, actriz y cantante Cara Delevinge y que tras ver el trailer no parece que pueda ser esa Margo Roth Spiegelman arrebatadora que Green describe en las páginas de su libro (Aunque habrá que comprobarlo al ver la película, para seducir hace falta mas que ser guapa. Y es que aun siendo Roth Spiegleman un personaje secundario en la novela -al menos en lo que a su presencia física nos referimos- la obsesión del protagonista por ella raya la obsesión y es muy, demasiado fácil hacer chistes sobre el tema). "Ciudades de Papel" vuelve a caer en los errores que Green mostraba en "Bajo la misma estrella", en situaciones forzadas para hacer avanzar a la historia, en escenas similares (Los amigos jugando a videojuegos), en momentos vacíos pero lo que es peor, la novela de Green perdía interés con cada página que leíamos. Con un arranque prometedor donde el escritor nos narra las aventuras de Margo Roth Spiegelman y Quentin Jacobsen, la desaparición de esta y la obsesión de Jacobsen por encontrarla acaba por desesperar al lector mas entregado. Tal es la perdida de interés en lo que Green nos cuenta en su novela que puede resultar harto complicado llegar al final de la misma. Habrá que ver como Schrier supera o intenta superar el bajón que se produce en el texto original de Green, habrá que ver si Schrier consigue que su Margo Roth Spiegelman sea esa chica arrebatadora capaz de seducir a los nerds y calmar a la gente cool del instituto o si solo es la obsesión de un pajero adolescente, si como ocurre al leer la novela lo que realmente necesitan los protagonistas es tratamiento psicológico (Por no decir alguna barbaridad mas grande) o como trata Schrier toda esa obsesión por las "Ciudades de Papel" que dan título a la novela y a la película y sobre las que parece que se ha construido toda una historia alrededor que resulta demasiado forzada para acabar agonizando hacía un final que no parece llegar nunca. (Aunque lo que realmente me llama la atención es como se va a plasmar en pantalla todo eso que dice el protagonista acerca de que su coche es como una casa... momento que cualquier editor tendría que haber recomendado al autor haber dejado fuera) Es esa moralina, esa vuelta una y otra vez al concepto de las ciudades de papel lo que mas cansa al lector. Por desgracia la novela de Green queda muy lejos de "Las ventajas de ser un marginado" - "The perks of being a wallflower" de Stephen Chbosky retrato bastante verosímil de esa juventud perdida, de esa juventud que se enfrenta al instituto y que empiezan a darse cuenta de que hay que aprovechar el tiempo porque el futuro no es tan bonito como nos lo han vendido. (No solo recomiendo leer la novela original de Chbosky, si no que ademas recomiendo ver la película y sobre todo escuchar la magnifica banda sonora)


Si algo tienen las novelas de Green es una prosa sencilla y directa que hace que los libros por lo general se lean rápido (Cosa que con "Ciudades de Papel" a mi no me ocurrió). La última adaptación de una novela de Green se sabe destinada a un tipo de público muy especifico y desde su trailer hasta su banda sonora parecen destinados a vender el producto de una manera (todo hay que decirlo) muy pero que muy inteligente. La lista de canciones que formaran parte de la  banda sonora

1.- "Radio" de Santigold
2.- "To the Top" de Twin Shadow
3.- "Search Party" de Sam Bruno
4.- "Swingin Party" de Kidness
5.- "Great Summer" de Vance Joy
6.- "Taxi Cab" de Vampire Weekend
7.- "Lost it to Trying (Paper Towns mix)" de Son Lux
8.- "My Type" de Saint Motel
9.- "Runaway (U & I) (Svidden & Jarly Remix)" de Galantis
10.- "Falling" de Haim
11.- "No Drama Queen" de Grouplove
12.- "Moments" de De Lux
13.- "Be Mine" de Alice Boman
14.- "Used to Haunt" de The Mountains Goats
15.- "Burning" The War on Drugs
16 .- "Look Outside" de Natt Wolff & Alex Wolff

Aquí dejamos el trailer de la película a la espera de poder juzgar pronto si Schrier ha sido capaz de superar los grandes handicaps de la novela de Green o si este solo ha plasmado en imágenes la historia del escritor de forma automática sin intentar mejorar los bajones de interés que tiene esta.


domingo, 14 de junio de 2015

Crítica: Tomorrowland

Título:  Tomorrowland
Año: 2015
Género: Ciencia Ficción - Aventura - Distopía
Duración: 130 min.
Director: Brad Bird
Guión: Damon Lindelof, Brad Bird y Jeff Jensen
Música: Michael Giacchino
Interpretes: George Clooney, Hugh Laurie, Britt Robertson, Raffey Cassidy, Tim McGraw, Kathtryn Hanh, Thomas Robinson, Keegan-Michael Key, Matthew MacCaull
Nota: 3,5
Sinopsis: Una joven con curiosidad científica y poco respeto por la ley se unirá a un ex-niño prodigio para salvar a la Tierra de una terrible amenaza.





Crítica:
Brad Bird ha logrado aquello que parecía imposible: Rodar una película todavía más floja y ridícula que "El destino de Júpiter" ("Jupiter Ascending") de los otrora prometedores hermanos Wachowski. Creo que ya va siendo hora de que alguien impida a Damon Lindelof plasmar sus ideas en un papel en blanco, alguien debería impedir a Lindelof volver a escribir un guión, aconsejarle que sería recomendable que se apuntara a un curso de reciclaje profesional que le enseñara como escribir guiones con una mínima coherencia interna. El guionista que nos dejó el guión de "Prometheus" de Riddley Scott, historia que hacía aguas por todas partes (Ahí está si no el famoso trailer honesto de la película), que destrozó la gran novela de Max Brooks al adaptar a la pantalla grande "Guerra Mundial Z" ("World War Z") cinta que aunque pueda resultar mas o menos entretenida sacrificaba toda la carga crítica de la historia escrita por Brooks para hacer un producto destinado principalmente al lucimiento de su estrella principal, Brad Pitt, que a la postre era el productor de la cinta, que nos dejó también la muy lamentable "Cowboys & Aliens", sin olvidar en lo que acabó derivando la mítica serie "Lost", nos trae ahora esta muy decepcionante y aburrida "Tomorrowland" película que como ocurría con la ya citada "Prometheus" carece de la más mínima coherencia tanto en la historia como en la forma de desarrollar a los personajes y sus motivaciones haciendo de esta cinta algo que esta mas cerca de ser una especie de versión de "El destino de Júpiter" para críos y/o adolescentes que de la película que muchos esperábamos. (Aunque en defensa de Lindelof -espero no arrepentirme de esto- hay que decir que tanto los guiones de "Guerra Mundial Z", como el de "Tomorrowland", el de "Cowboys & Aliens" o el de "Prometheus" no fueron escritos solamente por el, gente de fama como Drew Goddard, Roberto Orci, Alex Kurtzman o el propio Brad Bird también colaboraron en los pésimos guiones de estas películas)


Si en "El destino de Júpiter" ("Jupiter Ascending") de los hermanos Wachowski nos encontrábamos ante una película llena de reminiscencias de otras cintas que resultaba del todo irregular y donde estos nos contaban la historia de una joven de llamada Jupiter Jones (Mila Kunis) que se veía envuelta en medio de una guerra familiar intergaláctica por el control de un sucedáneo de la especia melange (Podríamos decir que era algo así como la marca blanca de aquello que nos mostró Frank Herbert en sus novelas y David Lynch en su película, cinta a reivindicar como obra de culto desde ya) y donde esta se convertía en la única persona capaz de luchar por el destino de la humanidad, en "Tomorrowland" Bird nos presentará a la joven Casey Newton (Britt Robertson) -y la de paso a Frank Walker (George Clooney y Thomas Robinson)- una joven chica obsesionada con que no desmantelen la lanzadera de Cabo Cañaveral y evitar así que su padre se quede sin trabajo (Es inevitable pensar en el inicio de "Star Trek" de J.J. Abrams con ese rebelde capitán Kirk que se verá envuelto en mil y un problemas. Ese carácter salvaje es compartido por la protagonista de esta película y aunque el guión de la cinta de Abrams no estaba escrito por Lindelof si que estaba firmado por sus amigos Roberto Orci y Alex Kurtzman). Es claro que ambas cintas comparten no solo el hecho de que sus protagonistas sean mujeres si no que además estas no tengan ni un presente ni un futuro nada halagüeño (Si en "El destino de Júpiter", la protagonista se dedica a limpiar casas y se ve obligada a vender sus óvulos para conseguir dinero y así poder comprarse un telescopio, en "Tomorrowland" la sombra del despido del padre es una pesada losa para la protagonista) sumado a que en ambos casos hay una ausencia de uno de los padres, la figura materna en la cinta de Bird o la paterna en la de los Wachowski (Parece ser que para cierto tipo de cine, para poder desarrollar ciertos personajes es necesario encontrarnos ante una familia monoparental que parece justificar el carácter del o de la protagonista) sin olvidar que tanto el personaje interpretado por Mila Kunis como el interpretado por Britt Robertson comparten su obsesión por las estrellas, lo que nos lleva a pensar que la creación del personaje principal resulta bastante similar.


Pero las comparaciones entre ambas cintas no solo se quedan en este hecho que puede parecer meramente anecdótico. Tanto en "Tomorrowland" como en "El destino de Júpiter" las protagonistas serán elegidas por diversos motivos para una misión que decidirá el destino de la Tierra (Aquí no tenemos a un hombre cuyo ADN ha sido mezclado con el de un perro que ayudará a la protagonista si no que nos encontraremos con una niña robot que se dedica a reclutar a soñadores..si..si.. soñadores.. ¡Ay! Cuanto azúcar hay en esta película -como no podía ser menos viendo que la Disney esta detrás de ella- y que nos deja momentos harto ridículos. ¿De verdad me quieren decir que la niña-robot no quiere herir la sensibilidad del personaje interpretado por George Clooney cuando era pequeño diciéndole que es un robot? ¿Acaso ese niño genio/soñador no iba a notar en algún momento que la pobre niña no crecía mientras el si que lo hacía? ¿De verdad que diciendo que como ella es un conjunto de unos y ceros ya creen los guionistas que justifican todas las incoherencias? A todas estas preguntas hay que sumar la escena de amor entre un Frank Walker adulto -Clooney- y la niña robot que fracasa en su intento de emocionar al espectador. Ese rencor que guarda Walker hacia Athena -la niña robot- demuestran que los sentimientos de este siguen presentes lo que hacen de esta escena un muy incomodo momento para ver en una cinta producida por la Disney. Idea que ya fue mostrada de forma todavía mas perturbadora y consciente por Randy Moore en "Escape from Tomorrow" cinta que poseía unas ideas tremendamente interesantes pero del todo desaprovechadas por un desarrollo un tanto alargado que hacían que el clímax de la cinta tardara mucho en llegar.  La película de Moore es otro de esos ejemplos de una cinta que funcionaria mejor como cortometraje o mediometraje antes que como largo. Si "Escape from Tomorrow"fue publicitada de manera muy inteligente con eso de "La película que Disney no quiere que veas" es muy probable que la mejor campaña publicitaria posible para "Tomorrowland" hubiera sido exactamente la misma. O por lo menos la más justa para con el espectador)


Tampoco podemos dejar de lado la forma en la que las protagonistas (Jupiter Jones y Casey Newton) conocen a los personajes interpretados por Sean Bean en "El destino de Júpiter" y al de George Clooney en "Tomorrowland" donde ambos desterrados y obligados a vivir en la Tierra recibirán la incomoda visita de las chicas que acabará de forma "inesperada" siendo su casa (Aislada del mundo por supuesto) atacada por unos cazarecompensas o por unos "malvados" robots asesinos (Ay! Cuanto tienen que aprender el T-800). Tal y como ocurría en la cinta de los Wachowski aquí los malvados resultan del todo desaprovechados, no solo porque no acabamos de entender las motivaciones de estos ni las del gobernador de "Tomorrowland" acerca de esa niña robot y es que tal y como ocurría con "Prometheus" la cinta de Bird esta llena de incoherencias, de escenas que no se acaban de entender, de ideas inconexas que no se cierran de forma incorrecta. Al menos la película de Scott resultaba una muy entretenida cinta que ganaba en un segundo visionado gracias a todos esos errores cosa que no ocurre con "Tomorrowland" debido a su larga duración (Nos vamos hasta las dos horas y diez minutos) y a lo tedioso que resulta el conjunto.


Son esos malvados los que potencian la idea de no saber ante que tipo de película estamos, si va en serio o si simplemente es una broma perpetrada por los productores, guionistas y el director. Si "Los increíbles" ("The Incredibles") tenía dos partes excesivamente diferenciadas donde la primera resultada demasiado adulta para los niños y la segunda demasiado infantil para los adultos, esta "Tomorrowland" parece caer en los mismos errores: Por momentos la película posee un tono demasiado naïf, demasiado infantil (¿De verdad era necesario que esos malvados robots tuvieran esas expresiones tan antinaturales?) incluso hay momentos en los que el espíritu de "La montaña embrujada" ("Escape to Witch Mountain") parece estar presente junto con otros que alejan a esta cinta de su público potencial (Sirva de ejemplo de la escena de la protagonista machacando la cabeza de uno de esos robots asesinos, momento que parece la versión Disney de la escena protagonizada por Albert Dupontel en "Irreversible")


Incluso estéticamente "El destino de Júpiter" como "Tomorrowland" tienen sorprendentes coincidencias, ambas películas han sido rodadas en parte en España para recrear "otros universos". Si la cinta de los hermanos Wachowski grabó parte de su metraje en los exteriores del museo Guggenheim (Sin Puppy por supuesto), en el caso de la película de Bird este ha utilizado la Ciudad de las artes y las ciencias de Valencia para formar ese idílico futuro que muestra "Tomorrowland". La idea de ese futuro que muestra la cinta de Bird nos vuelve a plantear toda una serie de dudas acerca de la coherencia y en la historia que han escrito Lindelof, Bird y Jensen ¿De verdad es creíble que una panda de genios que viven en la maravillosa ciudad que muestra "Tomorrowland" están cabreados con los "humanos" por como tratamos el planeta? ¿Realmente no son conscientes de cómo han ido destruyendo la ciudad? Y no, el hecho de que "Tomorrowland" este en parte diseñada y construida por Santiago Calatrava no justifica el deterioro ni las baldosas reventadas que se ven en la película. (Que digo yo que estos supuestos sabios no serán tan sabios si viendo la cantidad de denuncias que tiene el famoso arquitecto por sus desastrosos diseños lo contratan para construir su hermosa ciudad. Aunque bueno, el hombre, soñador si que es...)


Puede que lo mas entretenido de toda la película sea la escena de la tienda a la que acude la protagonista, momento que parece un descarte de la saga de "Men in Black" cuya función parece ser la de ser un momento de autobombo para la Disney y para el propio director (Resulta bastante claro y visible todo el merchandising de "Star Wars" además de el de "El Gigante de Hierro" - "The Iron Giant" que es sin ningún tipo de dudas la mejor cinta del director, película por muchos desconocida porque esta pequeña maravilla no tuvo la brutal campaña publicitaria de otras cintas de director)


"Tomorrowland" es ante todo una muy aburrida cinta con un mas que injustificable metraje que hace que el público infantil y juvenil al que parece que va destinada esta película acabe por darle la espalda (Ahí están los resultados de taquilla al menos en España). Por desgracia esta mezcla de cine de ciencia ficción, aventuras y el mensaje distopico del que hace gala la película naufraga completamente por culpa de un guión muy flojo, incoherente e inconexo, sin la calidad suficiente no ya para que la Disney produzca su conversión en largometraje si no para que nadie confíe en una historia tan mal desarrollada. En definitiva "Tomorrowland" es una muy floja cinta condenada a pasar con mas pena que gloria por los cines. Totalmente prescindible.


Lo mejor: La escena de la tienda... por decir algo
Lo peor: Lo tedioso y aburrido que resulta el conjunto

sábado, 13 de junio de 2015

El ObuxoFest desvela el cartel de su próxima edición


La próxima edición del ObuxoFest ha desvelado su cartel. El dibujo de la artista Katixa Barriuso y el diseño de Empanadilla studio dejan las expectativas muy altas para la que será la edición número 15 del Festival que se desarrollará como viene siendo habitual en la localidad oscense de Javierrelatre del 28 al 30 de Agosto del 2015.

La convocatoria para la presentación de cortometrajes esta abierta hasta final de mes. Las obras se pueden enviar mediante la plataforma online movibeta, enviando un mail a cortos.obuxo@gmail.com con la información necesaria para poder ver el cortometraje así como los datos del equipo y una breve sinopsis del mismo o por correo enviando un dvd pal a Obuxo Fest C/Única s/n Javierrelatre (Huesca). Las bases del concurso se pueden consultar en la página web del festival www.obuxo.net. 

Os iremos informando de las novedades que se vayan produciendo. Si queréis estar al día aquí os dejamos su página de facebook Obuxo y su twitter @obuxofest