domingo, 21 de mayo de 2017

Crítica: Sobre 'Fast & Furious 8' ('The Fate of the Furious')

Título: Fast & Furious 8 - The Fate of the Furious
Año: 2017
Género: Acción - Thriller - Drama
Duración: 136 min. 
Director: F. Gary Gray
Guión: Chris Morgan
Música: Brian Tyler
Interpretes: Vin Diesel, Jason Statham, Dwayne Johnson, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Ludacris, Charlize Theron, Kurt Russell, Nathalie Emmanuel, Elsa Pataky, Kristofer Hivju, Scott Eastwood
Nota: 5,5
Sinopsis: Una misteriosa mujer irrumpirá en la luna de miel de Toretto y Letizia haciendo que el primero haga aquello que nunca nadie llegó a imaginar: Traicionar a su tan querida familia.


Crítica:
Y no solo Imperator Furiosa se unió a la saga iniciada en el año 2001 con 'A todo gas' ('The fast and the furious') de Rob Cohen sino que además, la cinta de George Miller, 'Mad Max: Fury Road' es un claro referente para este 'Fast & Furious 8' ('The Fate of the Furious'). La película del director australiano es una de esas cintas que se convierten en un clásico desde el momento de su estreno. Solo era cuestión de tiempo que esta influyera en otras películas. Por desgracia no ha pasado el suficiente como para que el espectador se olvide de la cinta de Miller por lo que cualquier película que se compare con esta tiene todas las de perder.
Tras el exagerado y elefantiásico espectáculo rodado por James Wan en 'Fast & Furious 7' ('Furious Seven'), la saga de películas protagonizadas por Toretto y sus compañeros (Recordemos que en la segunda entrega, Vin Diesel no participó y en la tercera su presencia se limitó a un simple cameo) alcanzó el que parece su punto álgido. Wan no solo consiguió entender perfectamente la evolución de la saga (De un policía que se adentra en los bajos fondos y en el mundo de las carreras ilegales para capturar a unos ladrones a ese especie de 'grupo de élite' que trabaja para el gobierno de manera encubierta) sino que además ofreció a los espectadores todo lo que esperaban de una película como esta. Sin duda alguna y junto con la ya nombrada 'Mad Max: Fury Road', la cinta de James Wan fue una de las grandes películas de acción de la temporada.
Ahora, el mas que correcto F. Gary Gray, director de las muy entretenidas 'Un ciudadano ejemplar' ('Law Abiding citizen'), 'Negociador' ('The Negotiator') o el documental 'Straight outa compton' (Nominada al Oscar al mejor guión original) y que ya trabajó con Vin Diesel en 'Diablo' y con Dwane Johnson en 'Be Cool' (Innecesaria secuela de 'Como conquistar Hollywood' -'Get Shorty'-) se encarga de poner en imágenes la historia escrita por Chris Morgan, guionista de las seis últimas entregas de la saga (Él y Justin Lin como director fueron los responsables de cavar la fosa que parecía ser el final de la saga con 'A todo gas: Tokio Race' -'The fast and the furious: Tokio Drift'-. Cualquiera que dude de lo que supuso la tercera entrega puede observar como esta fue borrada de la línea temporal de saga para al final, reconciliarse con ella y situarla cronológicamente entre la sexta y la séptima película) o de cintas tan decepcionantes como 'Exorcismo en el Vaticano' ('The Vatican Tapes') y que no deja de ser un resumen de escenas y situaciones ya vistas en otras películas. 'Fast & Furious 8' ('The Fate of the Furious') es al cine de acción lo mismo que 'Scary Movie' a la comedia. 'Guardianes de la Galaxia' ('Guardians of the galaxy'), 'La leyenda de Barney Thompson' ('The legend of Barney Thompson'), 'Hitman: Agente 47' ('Hitman: Agent 47'), 'xXx: Reactivated' ('xXx: The Return of Xander Cage' - Quién habría pensado que la hermana menor de 'The fast and the furious: A todo gas' iba a ser tomada como referencia para la octava entrega de la famosa saga) y sobre todo 'Max Max: Fuy Road' son 'influencias' claramente identificables a la hora de ver la película de F. Gary Gray. Por lo menos todo ha sido mezclado con mayor o menor acierto y la presencia de un excesivo Jason Statham que nos deja los mejores momentos de la película hacen de esta un muy entretenido espectáculo para ver y disfrutar en pantalla grande.
A continuación y en lo que se puede definir como SPOILER vamos a hacer un pequeño resumen (Con la mayor ironía del mundo) de ''Fast & Furious 8' ('The Fate of the Furious') con escenas de las películas anteriormente citadas junto con alguna otra, seguro que a los lectores se les ocurrirán otras referencias, si es así, desde 'La soledad del perro guía' estaremos encantados de leerlas y  ampliar así este 'montaje alternativo'. Advertimos que si no deseas ver las imágenes o leer el texto que las acompaña por que se desvelan algunas partes de la historia, te recomendamos que no sigas leyendo.
Un tono mas propio de comedia infantil que de una película de acción es utilizado por F. Gary Gray para mostrarnos la actual situación de Hobbs lo que hace inevitable que el espectador se acuerde de cintas como 'Rompiedientes' (Tooth Fairy'), aunque en este caso la misión del rudo personaje interpretado por Dwane Johnson no es la de recolectar los dientes que los niños dejan debajo de sus almohadas y cumplir sus sueños, si no entrenar al equipo de su hija 'Las dragonas rojas' y que estas ganen la liga a 'Las mariposas rosas' ya que si no ganan este tendrá que pasar mucho tiempo escuchando música de Taylor Swift. Puede que este sea de verdad el mayor peligro al que se enfrenta Hobbs en esta película.
La idílica luna de miel de Toretto y Leti se ve bruscamente interrumpida cuando una extraña mujer muestra un misterioso vídeo al primero, lo que llevará a que este traicione a su familia. Igual que ocurría en 'xXx: Reactivated' ('xXx. The Return of Xander Cage'), el personaje interpretado por Vin Diesel se encuentra en un país centro o sudamericano alejado de su vida pasada, oculto y disfrutando de su anonimato. En ambos casos serán reclutados por peligrosas mujeres que se desplazan a todos los sitios en sus lujosos y superequipados aviones (Pero cuyas medidas de seguridad brillan por su ausencia) con la intención de que estos roben o bien la caja de Pandora, (No el ojo de Dios ni el ojete del Diablo) o una maquina de pulsos electromagnéticos. Son tan parecidas las evoluciones de las relaciones entre Xander Cage y Jane Marke, y Toretto y Cipher que la sensación de estar ante un refrito de ideas se hace claramente patente. No sabemos que fue antes, si el guión de 'xXx: Reactivated' ('xXx: The return of Xander Cage') o el de 'Fast & Furious 8' ('The Fate of the furious') pero las semejanzas entre ambas resultan del todo excesivas.

Tras el fallido golpe en Berlín (Muchos espectadores podrán pensar en que según se decía el montaje inicial de la película se iba hasta las casi tres horas al ver la manera tan brusca elegida por el director para situar la acción en la ciudad alemana), Hobbs será encerrado en la cárcel (De máxima seguridad, por supuesto). Tal y como ocurría con los protagonistas de  'Guardianes de la galaxia' ('Guardians of the Galaxy'), la mitad de los presos tienen cuentas pendientes con él, siendo su mayor anhelo poder vengarse de él. Pero hay un preso en especial que quiere enfrentarse a él, llevar la afrenta al terreno personal, en este caso Deckard (Jason Statham). La manera en la que Star Lord y sus compañeros escapan de la cárcel resulta bastante similar a la forma en la que lo hacen Deckard y Hobbs. Y si Kurt Russell pone todo y mas de su parte en ‘Guardianes de la Galaxia Vol 2' ('Guardians of the Galaxy Vol. 2'), en 'Fast & Furious 8' ('The fate of the furious') la apatía se apodera de su trabajo.

Un coche deportivo. Un cruce de calles. Ganchos que son lanzados contra el vehículo y que lo atrapan. Derrapes, acelerones, cualquier movimiento que pueda servir para escaparse de tan crítica situación. La escena de Toretto rodeado y atrapado por sus compañeros parece extraída directamente de 'Hitman: Agente 47' ('Hitman: Agent 47') decepcionante película que hace de la cinta de Xavier Gens prácticamente una obra maestra.
Nada peor que subestimar a un personaje interpretado por Vin Diesel, error que cometen tanto Cipher (No dejo de pensar que su nombre de pila será Lois) como Jane Mark. Un plan alternativo, enemigos que se unen y comienza la venganza. 'Fast & Furious 8' ('The Fate of the Furious') se aleja de la idea de sus predecesoras de contar con actores asiáticos (Tony Jaa, Joe Taslim) del mismo modo que 'xXx: Reactivated' ('xXx: The return of Xander Cage') hizo con Donnie Yen, Deepika Padukone y otra vez Tony Jaa). Una lastima, todavía tenemos la esperanza de ver a Iko Uwais o Yayan Ruhian dando lo mejor de si mismos y no en un simple cameo como en 'Star Wars: Episodio VII - El despertar de la fuerza' ('Star Wars: Episode VII - The force awakens')

Helen Mirren le debe y mucho al personaje que Emma Thompson interpretó en la película 'La leyenda de Barney Thompson' ('The legend of Barney Thompson') dirigida por Robert Carlyle y que supuso su debut en la pantalla grande. La cinta de Carlyle resultaba una irregular cinta con momentos hilarantes junto con otros que llevaban al espectador a pensar que la historia se estancaba, no avanzaba. La sola presencia de Emma Thompson y la forma en la que esta interpretaba a su personaje es motivo suficiente para ver esta película. Sería imposible no pensar en la Magdalene de Helen Mirren sin la Cemolina de Emma Thompson. En ambos casos los momentos en las que ambas están en pantalla resultan simplemente insuperables.
Pero si Helen Mirren parece que se divierte y mucho en 'Fast & Furious 8' ('The Fate of the Furious') hay otro actor que parece estar en su salsa y ese no es otro que un Jason Statham pasado de vueltas y que por momentos está mas cercano a lo que hizo en 'Crank' de Mark Neveldine y Brian Taylor que de la sobriedad del malvado que interpretó en la cinta de James Wan. Otra vez y al igual que ocurría en 'xXx: Reactivated' ('xXx: The return of Xander Cage') la venganza hace extraños compañeros y aquellos que eran enemigos encuentran un motivo para unir sus fuerzas. Si en la película de D.J Caruso todo resultaba demasiado forzado, ilógico e incoherente, sucede lo mismo en la de F. Gary Gray. Las motivaciones de Deckard Shawn no son mas que una burda manera de hacer de este uno mas de la familia, por desgracia la saga ha perdido a un malvado de altura porque por mucho que nos guste Charlize Theron, el Deckard de 'Fast & Furious 7' (Furious Seven') eclipsa a la Cipher de 'Fast & Furious 8' ('The fate and the furious')

Por mucho empeño que ponga Charlize Theron para sacar a su personaje adelante, este no es el único malvado que resulta desaprovechado (Son varias las ideas carentes de toda lógica que suceden alrededor de Cipher y de su inexpugnable fortaleza aérea). Kristofer Hivju conocido por muchos por interpretar a Tormund Giantsbane en la serie 'Juego de Tronos' ('Game of Thrones'. El actor también ha participado en la precuela de 'La Cosa' - 'The Thing'- o 'Fuerza Mayor' -'Force Majeure') tiene el dudoso honor de ser el actor mas desaprovechado de toda la película. Si con el cambio de Deckard Shanw se ha perdido un gran malvado, con el papel escrito para este actor se puede decir prácticamente lo mismo, la presencia física de Hivju hace de este un actor al que sacarle mucho juego, algo que por supuesto no sucede en este caso. Es la parte final de la película de F. Gary Gray la que deja patente lo que ha supuesto 'Mad Max: Fury Road' para el cine de acción (Habría que analizar la huella que han dejado las cintas de Jason Bourne dirigidas por Paul Greengrass, 'The Raid' de Gareth Evans y 'Mad Max: Fury Road' en lo que a la concepción de escenas de acción en el cine reciente se refiere). Cambiemos el desierto por el hielo, debió pensar Morgan. No tenemos un guitarrista ciego.. Cambiémoslo por un submarino.. y tampoco tenemos lanzadores, pues pongamos torpedos que se deslizan por encima del hielo. Es cierto que la escena final resulta realmente entretenida, pero también es cierto que la película de F. Gary Gray se queda muy, pero que muy lejos de lo que rodó George Miller.
'Fast & Furious 8' ('The fate of the furious') no aporta nada nuevo a la saga. Otra vez los protagonistas que conducen lujosos coches en frenéticas persecuciones hablan entre ellos con walkie-talkies, otra vez el personaje interpretado por Tyrese Gibson se ve relegado a ser el gracioso de la película lo que hace que este parezca cada vez mas tonto con cada nueva entrega, otra vez los guionistas de Hollywood creen que los hackers se dedican a decir todo tipo de tonterías rimbombantes para justificar lo que hacen y otra vez volvemos a encontrarnos con la idea de la familia que se vuelve cada vez mas cursi en cada nueva película. Por desgracia, el giro argumental parece alejar a la saga de las buenas ideas mostradas en la cinta dirigida por Wan desperdiciando a un malvado de altura. 'Fast & Furious 8' (The Fate of the furious') es una cinta transición mas que una película en si misma. A día de hoy, aún habiendo disfrutado mucho de esta película en pantalla grande, no recuerdo ninguna gran escena de acción, y eso hablando de una película protagonizada por Toretto y su 'familia' es una verdadera lastima.


Lo mejor: Jason Statham y Helen Mirren. Diversión en estado puro.
Lo peor: El guión parece un refrito de escenas y situaciones de otras películas.