domingo, 18 de junio de 2017

Breve comentario acerca de 'Por trece razones' e 'Incendios'

Ante la constante búsqueda de respuestas por parte de Jeanne Marwal, se escucha decir a Nawal Marwal, su madre, que quiere situarla en medio del polígono, aquel polígono sobre el cual Jeanne ha hablado al principio de la obra de teatro, aquel polígono que sirve para explicar el lugar que ocupa esta en su familia. Tras la muerte de Nawal esta dejará un extraño encargo a sus dos hijos gemelos, tendrán que encontrar respectivamente a su padre y a su hermano. Una vez hecho esto, Jeanne y su hermano Simon deberán entregarles una carta a cada uno de ellos. Tras haber cumplido su promesa, en la lapida de Nawal podrá grabarse su nombre.
Puede resultar extraño que hable de 'Incendios' ('Incedies') y de 'Por trece razones' ('13 Reasons why') pero creo que hay ciertos paralelismos importantes entre ambas obras. Resulta imposible no pensar en que tanto Nawal como Hannah consiguen exactamente lo mismo: Situar tanto a Jeanne como a Clay en medio del polígono haciendo que estos vean las relaciones existentes entre los miembros de la familia de la primera o las personas relacionas con el suicidio de Hannah en la segunda. Note el lector que no me estoy refiriendo al gráfico dibujado por la protagonista de 'Por trece razones' -'13 Reasons why'- donde la posición central esta ocupada por otro personaje sino de la situación donde esta sitúa a Clay.
Si las palabras forman parte vital de las grabaciones de Hannah, los silencios lo son en las cintas que Antoine, enfermero de Nawal, grabó durante gran cantidad de noches (500 horas, 500 caras de una hora de duración cada una). Si las palabras de Hannah consiguen que el mundo perfecto de Clay se venga (todavía mas) abajo (Clay parece ser junto con Tony una de las pocas personas que verdaderamente siente la muerte de Hannah), la búsqueda de palabras entre los silencios de Nawal se convertirá en una obsesión para Jeanne para finalmente y una vez que las piezas del rompecabezas encajen dar consuelo y tranquilidad a Simon.
Tanto 'Por trece razones' ('13 reasons why') como 'Incendios' ('Incendies') juegan con el presente y el pasado fusionando ambos y saltando de uno a otro. Hay que reconocer que la forma en la que Mario Gas plasma en escena los diferentes tiempos y la relación existente entre ellos es simplemente soberbia y este consigue sacar el máximo provecho a una aparentemente sencilla escenografía (El espectador ira descubriendo poco a poco las múltiples funcionalidades de la misma), mientras que como ya se ha dicho en la anterior entrada de este blog, la forma elegida en 'Por trece razones' ('13 reasons why') mostrando una herida en la frente de Clay no deja de ser una forma de menospreciar al espectador (Por lo menos para la persona que escribe estas líneas)
Dos muertes, la de Nawal y la de Hannah, y dos formas distintas de dejar mensajes a ciertas personas (Sus hijos gemelos, las personas que de alguna manera estuvieron involucradas en las causas que la llevaron a suicidarse) con encargos que estos han de cumplir (Encontrar a su padre y a su hermano perdidos, escuchar las cintas y pasárselas a la siguiente persona) para así encontrar su lugar en la historia (La posición en la familia que su madre ha ocultado durante muchos años o el lugar en el que se encuentra en los motivos de tuvo Hannah para suicidarse). La imposibilidad de Nawal y de Hannah para encontrar consuelo (El silencio de una, los gritos ahogados que nadie escucha de la otra) En ambos casos el pasado resurge con fuerza para que el mundo de Jeanne, Simon y Clay se desmorone como un castillo de naipes.